Un mensaje de esperanza.

Varios/Otros


Y cuando aquellos días vengan habrá quien diga cosas y quien diga que las cosas así serán, como las están diciendo y habrá quien las escuche y quien las esté oyendo también.

Hermanos que las estén escuchando, séan ustedes os que les digan a los hermanos que no las estén oyendo que escucharlas es por fuera, nada más; mientras que oírlas será por dentro también y mejor es estar sordo que oír, cuando este oír no es más que ruido que ensordece. Y no se ensordezcan c los ruidos les lleguen y sepan escuchar lo que hay que escuchar. nada más, eso es lo que tendrán que oír y escuchar.

Me preguntan: ¿Qué es entonces lo que hay que oír? ¿Qué es lo verdadero y qué será lo falso?

Les contestar preguntando también; hermanos, ¿qué es lo que llaman verdad y qué es lo que llaman falsedad? Las cosas son según como se ven, muchas veces las cosas aparecen como verdad y verdad no son, porque aparecieron allá donde materia y circunstancias las aprisionan y allá como verdad aparecen, pero verdad, quizás únicamente, son allá, y más allá, algo más de la verdad ellas serían, así como todavía no serían verdad, si todavía no se hubiese llegado a ese allá que tendría que ser el punto y sitio exacto. Pero se ha dicho que tal punto es el presente y se ha dicho que antes de él hay el pasado y después de él el futuro, pero también se ha dicho que no hay tal pasado y tal futuro, se ha dicho que sólo hay un presente eterno y único que se desplaza, es la conciencia.

Entonces, ese será el elemento para con frontar cosas ciertas con las inciertas, cosas del pasado y del porvenir y si a veces las cosas se les aparecen como verdad y verdad no son, será porque sus conciencias no están en la verdad, a lo mejor creen estar en la verdad y ella la verdad, verdad no es. Y eso es porque es su conciencia la que sugiere, tentativamente, y no es la conciencia universal, que está en ustedes ciertamente, como siempre ella está en todo.

Pero como siempre es necesario llegar a ustedes en el lenguaje de su dimensión, entonces: Desconfíen de quienes les hablen de dinero y del valor material de las cosas, acuérdense que los verdaderos valores no se concretan en sumas y bienes terrenales. Ya una vez se desconfió cuando fue menester organizar equipos para una recepción de radio, entonces hubo quien dijo: ¿“Y con qué compraré tales equipos?” Se contestó que tales equipos habrían llegado ofrecidos por quien tendría que ofrecerlos y así llegaron y no fue necesario buscar sumas para adquisiciones. Y quizás. ese fue el valor principal del mensaje que entonces sí llegó.

Asi que, utilicen su dinero para sus necesidades humanas, gánenlo según las leyes de su tierra, porque se ha dicho que hay que respetar estas leyes, pero nó utilicen éste para solucionar problemas que no son de la tierra. Nadie jamás podrá sugerir desde las estrellas que por medio de dinero y organizaciones que en lo material se inspiran, se alcanzarán logros que las estrellas y únicamente ellas, están sugiriendo y necesitando.

No quiere decir eso que, quienes le temen a la muerte, no busquen escaparse a ella y humano es desear saber cuáles serán los lugares adonde el volcán no se desahogue, el mar no inunde y la tierra no se estremezca ¡humano es! Pero, ¿quién dirá cuándo y cómo eso será, si eso, únicamente lo sabe Dios? Y El llegará como ladrón en la noche allá adonde puede que eso pase, puede también que allá alguien muera, así como morir significa para los de la tierra, pero, ¿qué es morir? También puede ser que allá adonde aparentemente se muere empiece la vida, así como puede ser que allá adonde alguien se salvó, no haya tal salvación aunque así parezca ser, así como puede ser que antes de que allá se muera, las naves les inviten a viajar, a los que con las naves estén. La misión de Sao no es decirles en qué parte de su tierra habrá lo que ustedes llaman cataclismos, la misión no es alertar horrorizadas ilusiones para que los temerosos busquen hipotéticas salvaciones en islas de seguridad, compradas con dinero y organizaciones.

No existen tales islas porque la salvación verdadera, y física además, está en el viaje largo, en las naves y este pasaje no se cobra con precio, así como ustedes lo en tienden; no busquen vivir más de lo que está escrito, si por vivir entienden este lapso que se les ha concedido en su tierra, busquen vivir mejor, pierdan el miedo a esa muerte que muerte no es en absoluto. Purifíquense, vístanse de blanco, sean los escogidos ya que lo que se necesita para el traslado no serán valores materiales y albergues en Sitios escogidos, lo que hará más falta, será escoger el sitio que los albergue donde la materia valor no será. A quien les hable y les diga que hace falta dinero para adquirir prerrogativas y ventajas, escúchenlos pero sin oírlos, no los desprecien porque también puede ser que estén guiados y obren de buena fe, pero ínfima misión será la de ellos silos logros han de ser por medio de precio y de dinero. Serán los que llevan el numero 666 en su piel, porque esto también está escrito y escrito está lo que ese número comprende de incertidumbre y tinieblas y está escrito que en aquellos días habrá con fusiones y falsos profetas. Falsos serán, se vuelve a decir, los que les hablen de terror, de dinero, de castigo, de muerte, de fugas, de planes astrales con sus yo terrenales y sus yo siderales.

Yo Sao les digo y les hablo de tranquilidad y sonrisa, de amor en lugar de dinero, de perdón en lugar de castigo, de vida en lugar de muerte, de permanencia en lugar de fugas, de un solo y único plan astral, de un gran nosotros en lugar de estos pequeños yo perdidos en los planes de arriba y de abajo, un nosotros total en el abrazo universal del amor y de la fe. Y sea fe esperar lo que los hermanos de las Pléyades están tejiendo con sus hilos de plata en los cielos. Hermanos, muchos de ustedes ya están con nosotros, más faltan y poco a poco allá se les llevará a todos los escogidos, así como está escrito. ¿Quieren saber adonde está este allá? Bueno, sea: este allá está aquí, ahora, en este mismo instante... y todo esto lleno de amor está.




Extracto de:
SAO ME HA DICHO…
Coloquio Con Un Ser De Las Estrellas
FUNDACION SAO A.C.

7748 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo