Respiración transformadora.

Varios/Otros


Una vez que el estudiante, al inhalar, introduce en su sistema átomos Aspirantes, inicia otra clase de respiración para atraer átomos de mayor voltaje, conocidos como átomos Transformadores.

Estos completarán el Escudo de Plata, que todos tienen en embrión; aunque son muy raros los que lo desarrollan y lo traen a la manifestación consciente.

El primer ejercicio consiste en aspirar al Intimo (pues los átomos Transformadores son de la naturaleza de Este, y los átomos Constructores de cuerpo mental, lo mismo que los átomos Aspirantes, pertenecen al cuerpo físico), inhalando por la ventana derecha de la nariz y exhalando por la izquierda; luego, inhalando por la izquierda y exhalando por la derecha.

Esta respiración alternativa pone las corrientes solares en oposición con las lunares; y la oposición, por ser la ley oculta de atracción, hace que estas dos corrientes atraigan al campo magnético de la nariz a estos átomos Transformadores de protección y seguridad. Con el tiempo, esta clase de respiración forma una rejilla o resguardo en la entrada de las fosas nasales, o sea, una masa giratoria de átomos que oscilan alternativamente de derecha a izquierda y rechazan a los átomos impuros y a la suciedad que, naturalmente, inhalamos, dejando entrar, únicamente, a los átomos que poseen las cualidades del Intimo y de los estados más elevados de la energía atómica. Este filtro nasal se percibe y se siente, fácilmente, una vez formado; porque tiene la tendencia a hacernos levantar la nariz cuando funciona. Con el tiempo, desarrollaremos también el poder, que poseen los salvajes, de sentir cosas, mediante rápidas inhalaciones de aliento, al entrar en la atmósfera de cualquier persona y “olerla”; así, conoceremos su posición por las densidades de materia que la envuelven y, de esta manera, reconoceremos sus cualidades. El estudiante percibirá, también, el olor que se desprende de los flúidos astrales de personas desencarnadas; podrá sentir entidades y apreciar la condición de las mismas, sin emplear la clarividencia.


- PRACTICA

Siéntese con el cuerpo erguido, la barba y el pecho hacia adelante; las manos descansando, naturalmente, en los muslos; las palmas hacia arriba; el pulgar y el índice en forma de arco.

Al principio, será necesario apretar con el dedo medio la ventana correspondiente de la nariz, al cambiar la inhalación. Después el pulgar y el índice se han de mantener cerrados durante todo el ejercicio. Después de la sexta inhalación, retenga la respiración, sin esfuerzo, y aspire a obtener la aprobación del Intimo para esta nueva actividad. Trate de escuchar, de sentir una atmósfera atómica dentro, y registre en la mente las impresiones que ella refleja. Después que se haya formado la rejilla, lo cual ha de ser fácil, el estudiante no ha de emplear, al principio, más de cinco minutos en este ejercicio. Hágase naturalmente y en actitud alerta; no se fuerce ni se agote, en ningún sentido, al hacer esto. Después de completar el ejercicio, aspire y escriba las impresiones recibidas. Con el tiempo, deberá recibir una frase corta, que ha de aprenderse de memoria, para repetirla constantemente, antes de practicar; porque es un mantram secreto, que el Intimo revelará al estudiante sincero, y que éste no deberá darlo a conocer a nadie. Es una posesión preciosa, que no será revelada al buscador, hasta que haya desarrollado la rejilla nasal.

Después de cada práctica, el estudiante deberá limpiar su cerebro. Esto se hace arrodillándose y colocando las palmas de las manos contra el suelo, con los pulgares tocándose; luego se apoya la frente sobre el respaldo de las manos. Esto lava las células del cerebro de sus impurezas. El estudiante más joven debiera aprender a descansar sobre la parte posterior de los hombros, y mantener el cuerpo erguido. Esto eliminará las impurezas del tubo digestivo y limpiará las glándulas.


Extracto de DIOSES ATOMICOS (LA AURORA DE LA JUVENTUD)

5684 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo