Proyecto. Banco del Parque. Entrenamiento para la mente.

Varios/Otros


Esta es la traducción de la convocatoria de Marzo.
A mí me parece una especie de gimnasio de entrenamiento para la mente, la energía, la percepción conciente.
Les envío la traducción en texto, y al final les agrego el enlace a la página de Mastering Alchemy donde pueden encontrar la grabación en audio.
Afectuosos saludos de Cris.

-.-.-

Proyecto: BANCO DEL PARQUE

¡Hola! ¡Bienvenidos! Qué lindo estar aquí, muy lindo estar aquí. Estos son tiempos muy excitantes que tenemos, aquí donde jugamos. Hoy vamos a hacer una sesión de trabajo así como también una sesión creativa. Cien por ciento se trata de ti, y cien por ciento de servicio. Pero ¿cómo se hace eso? ¿Cómo lo haces? ¿Cómo te manejas conscientemente a ti mismo cien por ciento? Y al mismo tiempo darte cuenta conscientemente de estar en servicio a otros.

De modo que aquí jugaremos con algunos conceptos. Conceptos, palabra realmente interesante. En la mayor parte, vivimos nuestra vida de tal manera que no consideramos conceptos alternativos de cómo vivir la vida. Oh, a veces pensamos “¿No sería bueno eso?” O bien “Qué lindo sería eso”. Pero ¿qué se requiere para cambiar desde donde ahora estás hacia donde te gustaría estar? Y luego manejarte desde donde te gustaría estar y ser capaz de tal irradiación de luz que otros empiecen a hacer, o a considerar, un concepto nuevo. Entonces veamos si podemos ir con esto hoy.

En el comienzo de este Proyecto del Banco del Parque dijimos que habría un montón de cambios, una transición; eso iba a suceder en este año de 2020 y toda esta década de los años 20. Entonces, ¿qué has notado hasta aquí con respecto a la transición, tanto externa como internamente? En tu mundo, mucho ha estado cambiando externamente, pero este cambio externo está en relación directa con el cambio interno. Sería justo decir, yo creo que hay un montón de transición en proceso, mientras nosotros jugamos en todo esto.

Así que el lugar donde me gustaría jugar hoy: conceptos. Una cosa que pasa es que, mayormente, cada uno de nosotros, lo que hacemos, cómo nos movemos, es inconscientes de estar inconscientes – en algún nivel. Ahora bien, muchos de ustedes que juegan aquí, se están volviendo más conscientes. Cada uno de nosotros está inconsciente de estar inconsciente en distintos niveles de consciencia. Entonces, ¿cómo navegas en tu mundo cotidiano? Quiero decir, ¿cómo sabes dónde pisar para el paso siguiente? Vas a la cocina, y te das vuelta. ¿Cuán consciente estás de dar ese próximo paso, pisar en el suelo, para ir a la cocina? Para la mayoría, eso es un hábito, o una creencia, o un proceso aprendido, pero en este caso es en gran medida una rutina inconsciente, no sé adónde estoy yendo – y seguimos yendo, encontramos la cocina. Pero en ese mismo proceso, está ese dicho que ya habrás oído, que si siempre se hace lo que siempre se hizo, siempre se obtiene lo que siempre se obtuvo.

Entonces, ¿cómo se sale de ese espacio de “este soy yo, así me manejo, así navego, esto es lo que hago, esta es mi vida, y eso es todo.”?

(N.T. en inglés existen dos palabras distintas, “consciousness” y “awareness”. En español solo tenemos una: “consciencia”. Para no confundir al lector, he traducido “consciousness” como consciencia – con sc – y “awareness” como “percepción conciente”. “Aware” es darse cuenta, estar enterado. “become aware” es “tomar conciencia, darse cuenta”.

Para todos ustedes hay en general una pregunta más grande: ¿cómo salgo de esto? ¿Cómo me vuelvo más consciente? ¿Cómo me vuelvo más capaz de crear lo que quiero y tener lo que deseo, ya sea ser más espiritual, o tener un auto nuevo, o hacer servicio? ¿Cómo creo ese espacio? Los hábitos, las creencias, los patrones, de cómo me conozco a mí mismo, prevalecen bastante en nuestro espacio. Entonces, ¿cómo interrumpes eso de estar inconsciente de andar inconsciente? Difícil encontrar alguna respuesta a eso. ¿Adónde voy a buscar la respuesta a eso?

En este espacio de conceptos, consideremos algunos conceptos nuevos. Uno de los conceptos con que jugaremos aquí es algo que se llama círculos concéntricos. Verás: todo está en capas, como capas de pensamiento: piensas en diferentes capas de ti mismo, percibes desde distintos puntos de referencia, pero en gran medida te mueves hacia adentro y hacia afuera de ti mismo. Te mueves más cerca o te alejas de ti mismo. Cuanto más te alejas menos te manejas, o sea que prestamos mucha más atención a las cosas externas. El ruido del mundo exterior. Empezamos a alejarnos de este punto de percepción conciente singular, y percibimos el mundo desde un punto singular de percepción conciente.

Pensar que un niño nace y en ese punto singular de percepción conciente, pueden verlo, justo en ese punto singular de percepción conciente, y luego crecen. Nacidos con el punto singular y luego crecen. Cuando jugamos en la percepción conciente, tenemos una tendencia a movernos hacia todo lo que está alrededor y lo percibimos desde un lugar que no es este punto singular de observación. Nosotros lo llevamos, lo recorremos alrededor, nos divertimos con él, le tenemos miedo, no nos gusta, nos encanta. Pero cada una de nuestras decisiones se toma en estos círculos concéntricos. Entenderte a ti mismo, resolverte, juntar información, participar en el mundo que te rodea. No estás hecho desde este punto singular de percepción conciente.

Pero donde jugamos, aquí mismo, la cuestión es “estoy inconsciente de estar inconsciente de la consciencia”. Siempre hablamos de que hay una 3ª dimensión, 4ª dimensión, 5ª dimensión, multidimensionalidad. ¿Qué significa eso? ¿Cómo accedo a eso? ¿Cómo voy a jugar allí, cómo sé cómo navegar en eso? 5s Toma una respiración.

¿Cómo exploro otras posibilidades? ¿Cómo encuentro la respuesta a esto? No es algo muy consciente para las personas. De modo que diré una palabra: coronavirus. ¿Adónde fuiste recién, para percibir esa palabra? ¿Instantáneamente tuviste una preocupación, esto es un problema? ¿Lo percibiste con miedo? ¿Lo estás mirando desde el conocimiento? ¿O neutral? Tan pronto oíste la palabra, ¿qué pasó? Ya ves, eso son los círculos concéntricos. Aquí estás, escuchando, presente, y luego una distracción, un concepto nuevo. Yo señalo hacia allá; ¿tú fuiste hacia allá? ¿Qué hiciste cuando fuiste allá? ¿Cómo percibiste? Una tontería, ya lo sé. Pero en esa fracción de segundo estabas separado de este punto singular de observación, ese “aquí estoy”. Muy a menudo decimos, “Si X, entonces Y. Dicen que así es como funciona”. ¿Examinaste quiénes “dicen”? ¿Quiénes son, o quiénes fueron? ¿O de dónde vinieron? ¿Cuál es su patrón de creencias? ¿Encaja con el tuyo? Sé que estoy haciéndolo realmente simple.

Pero en este proceso de entrar en esta percepción conciente multidimensional, la parte interesante es que estás consciente en estos puntos de percepción conciente. Tú conoces estas capas de consciencia multidimensionales. Pero estamos inconscientes de estar inconscientes para tener y traer esa información hacia nosotros. Otra respiración, si les parece.

Antes de que realmente empecemos, me gustaría jugar a un juego. De modo que, justo allí donde estás sentado, toma conciencia de cómo llegas al almacén, algo así como mirar el camino, voy a la esquina, giro a la izquierda, más o menos llévate hacia el almacén. No estar allí, sino cómo llegas allí. Y míralo. Y respiras mientras lo miras. ¿Te alejaste de ti mismo para mirarlo? Nótalo, sea como sea. Ahora toma otra respiración y simplemente mira a la calle que primero recorriste desde tu casa hasta tal vez la primera señal de detenerte. Simplemente mira eso, y ve qué aspecto tiene esa calle, qué ves cuando la recorres, esa sola parte de la calle. ¿Qué aspecto tiene cuando arrancas el auto y sales a la calle? Simplemente sales a la calle. ¿Cómo se ve, cómo se siente eso? ¿Qué sucede justo allí?

Y luego, con la próxima respiración, ponte a ti mismo allí, sin ir, toma conciencia de estar sentado en el asiento del volante de tu auto, mirando al tablero. ¿Dónde está la señal de giro? ¿Dónde está el cambio de transmisión automática? ¿Dónde está el medidor de combustible? ¿Dónde está el velocímetro? ¿Dónde está la puerta del acompañante? Puede ser muy sencillo. ¿Pero estás más presente sentado en tu punto de observación mirando al tablero que lo que estabas mirando el almacén? Lo que pasa en este ejemplo tonto es que empezamos a alejarnos de nosotros mismos y nos movemos hacia estos círculos concéntricos. Sucede un par de cosas: perdemos especificidad, damos por sentadas ciertas cosas, estamos claramente enfocados en los círculos concéntricos y apartándonos de nosotros mismos.

Y al ir a esos círculos concéntricos empiezas a chocarte con el ruido. No te estás manejando en observar desde ese punto singular de observación; te apartas del manejo de ti mismo, te apartas de ti mismo, empiezas a notar más ruido. La política, las finanzas, el mundo geográfico, los virus, una consciencia masiva que tiene opiniones, los filtros al moverse hacia afuera a los círculos concéntricos no manejan más ruido. Otra respiración.

Y luego toma conciencia de si hay alguien molesto para ti, y pon tu atención en esa persona molesta. Y al ponerle atención, hay un sentimiento que surge, referido al pensamiento de esa persona. ¿Qué piensa esa persona de ti? ¿Desde dónde estás mirando a esa persona? ¿Desde un punto de conciencia singular o probablemente allí afuera en los círculos concéntricos? Simplemente nota eso, quédate aquí mismo pero nótalo. Y toma otra respiración. Y mientras notabas eso, ¿perdiste el enfoque en el hecho de que estás sentado con otras 4.000 personas en un punto singular de consciencia? ¿O ese concepto se alejó cuando te fuiste a los círculos concéntricos? Ahora realmente toma otra respiración y elige estar bien consciente, justo aquí. Y reconoce que estás sentado con cuatro mil personas. Y luego tráete a una alineación con estas cuatro mil personas. Lleva tu chakra corona a esa luz verde dorada realmente bella, ese último 10% del ocaso, el primer 10% del amanecer, cuando esa pura luz da sobre las hojas de los árboles…

Es delicioso. Y lleva tu chakra corona a una combinación, a un acuerdo: “Estoy sentado con cuatro mil personas”. Y establece ese tono, ese tono de sonido, justo en el corazón, ese sonido de aaah, y sean uno en ese tono de sonido.

Y luego establece tu enfoque, tu alineación, en un sentimiento: encuentra “cómodo”. Toma una respiración y siéntete cómodo. Y a “cómodo” agrégale “curioso”. Curioso no te hace ir a ningún lado, simplemente curioso es “Me pregunto cómo funciona esto”. Conceptos, de eso hablamos; “curioso”. Y luego siente el sentimiento de “intencional”. Intencional, curioso, cómodo. Y toma conciencia de estar presente “aquí estoy”. Nota la alineación de la energía. Un momento atrás, en el auto, en el almacén, molesto con esa persona, no es allá donde estás sentado. Este soy yo, este soy yo empezando a estar consciente de ser yo, en mis términos, con mi intención establecida, mis pies firmes sobre el piso, estando consciente de establecer mi intención en dar este próximo paso, cualquiera sea ese paso, donde yo apoye mi pie, para encontrar la 5ª dimensión, la 6ª dimensión; cómo establezco mi intención en mi alineación para llegar allí.

Es lo mismo que poner tu pie en el suelo y seguir a tus pies hasta la cocina, no hay diferencia. Se trata del punto de inicio, y cuál es la intención, y ¿qué aspecto tiene esto? Esto no es un hábito; nunca estuve en la 6ª dimensión conscientemente. Si mi intención está en crear un camino, una puerta, para que la humanidad acceda a un nuevo estrato de consciencia, ¿cómo lo hago?

Entonces, consideremos un par de conceptos, tal vez dos. ¿Cómo hago esto? Pregunta. Sería diferente. Otra respiración. Mucho está sucediendo ahora. Curioso. Cómodo. Voy a encontrar una nueva puerta, una nueva plataforma, voy a ver si hay una estructura que me permita aproximarme a esto de modo distinto, para no obtener lo que obtuve siempre. Algunos de ustedes ya oyeron esto antes. Muchos de ustedes nunca en absoluto.

De modo que empecemos con las dimensiones. Un concepto realmente simple; un pedazo del concepto. Dimensiones. Entonces tomemos tres dimensiones: 3ª dimensión, 4ª dimensión, 5ª dimensión. Verás, entender que las dimensiones funcionan con reglas y estructuras es un punto de referencia útil. Y esta estructura tridimensional tiene reglas y estructuras muy específicas. En el espacio tridimensional, una de las estructuras es algo que la mayoría de los humanos nunca considera que pueda ser algo diferente de como uno percibe que es. Y eso es el tiempo. El tiempo es una de las construcciones más grandes dentro de la tercera dimensión. Y está estructurado de modo realmente interesante: es pasado, presente, futuro, y luego te mueres.

Otro concepto, u otra construcción en la 3ª dimensión, que realmente no empezó siendo parte de la 3ª dimensión, pero nosotros la creamos como controlador de la 3ª dimensión: el miedo. No era una intención, simplemente se volvió una, a raíz de la construcción del tiempo lineal: “Tuve esta experiencia antes una vez; espero que no me vuelva a suceder”. O bien: “me perturbó algo una vez, antes, me sorprendió, me dio en la cara, me volví inseguro; espero que nunca vuelva a suceder”. “Me dijeron que si hago esto, tendré éxito en el futuro”. En estas construcciones de tiempo lineal, el único aspecto singular del tiempo que es manejable es el tiempo presente. Pero nos hemos preocupado tanto por el pasado, que no se repita en el futuro, y” qué pasa si no lo hago bien,” y “me dijeron”, que pasamos muy poco tiempo en el presente, de hecho en la tercera dimensión el tiempo presente no es lo que tú conoces que es en el lugar donde estás sentado.

En la tercera dimensión, el tiempo presente es un presente reaccionario, o sea “Ay, Dios mío, esto no me tenía que pasar”. Reacción.

La tercera dimensión es condicional; no hay nada incondicional en la 3ª dimensión, y en la 3ª dimensión la palabra “equilibrio” no existe. Nada está equilibrado en la 3ª dimensión, la dualidad prevalece; bueno/malo, correcto/equivocado, debiera/no debiera, blanco/negro. La dualidad es la estructura. “Pero, espera; yo he estado en tiempo presente, he estado en equilibrio.” Si estás en tiempo presente y en equilibrio, no estás en la 3ª dimensión. Te estás experimentando en un estado de 4ª dimensión. La 4ª dimensión no es física; es un reino de pensamiento. “Tengo este pensamiento, estoy en tiempo presente, me siento presente y tengo bien claro que estoy aquí mismo.” Reino del pensamiento. Me estoy pensando a mí mismo en tiempo presente, y tienes razón; “estoy justo aquí, estoy en tiempo presente”, cuarta dimensión.

En la 3ª dimensión no tienes elección; la elección, igual que el equilibrio, no existe en la 3ª dimensión. Reacción. Pero en la 4ª dimensión tienes elección. En la 4ª dimensión tienes tiempo presente. Tienes una palabra maravillosa: “paradoja”. Simplemente significa: lo que era verdad hace un minuto, “él siempre será malo, ella nunca será honesta, yo nunca seré como ellos” – bastante rígido. En la 4ª dimensión, paradoja: lo que era verdad hace un momento, puede no serlo ahora mismo. Y lo que era falso hace un momento, puede no ser falso en tiempo presente ahora mismo. Paradoja; palabra maravillosa. Te da la oportunidad de salir de la condicionalidad de la 3ª dimensión. Ahora toma una respiración, porque estamos poniendo conceptos en su lugar.

La 5ª dimensión, lo haremos muy simple, tiene que ver con el bienestar. Y palabras como seguridad y confianza no existen en la 5ª dimensión; no hay nada inseguro y no hay nada de qué desconfiar. Si permaneces en la 5ª dimensión, nunca te echan de la 5ª dimensión, pero te caes de ella a menudo. Tan pronto como tu atención va a “no estoy bien”, “no merezco”, “oh, Dios mío, esto no está bien”. “qué pasa si ese virus me ataca”, te acabas de caer fuera de la 5ª dimensión. Conceptos.

Hay mucho más respecto a estas dimensiones, pero conservemos el concepto muy sencillo. Toma otra respiración, y permanece consciente, justo aquí. Ahora bien, existe un desafío para estos conceptos, porque la mente racional, “el pensador”, está muy orientado hacia esa realidad de 3ª dimensión. Toda su orientación, la de la mente racional, es que estés seguro y que encajes en la 3ª dimensión. “No quiero que no les gustes, de modo que haré que encajes”. Pero tan pronto como empiezas a tener un concepto nuevo, este trastorna al concepto viejo. Entonces, aquí mismo, nota si estás discutiendo con “oh, 3ª dimensión, es extraño, he estado en amor incondicional, y he vivido en la 3ª dimensión, así que estos no saben de qué hablan.” La mente racional; muy simple; la mente racional.

¿Qué tal si lo que acabamos de presentar es como un concepto, como que no has considerado esos puntos de referencia? Pero no sé cómo salir de esta caja en que me he metido, este espacio en que estoy. Soy una persona espiritual, busco estas realidades de dimensiones más elevadas, estar consciente de estar consciente. Verás eso es parte de la construcción del juego, en la 3ª dimensión estamos inconscientes de estar inconscientes. Y luego empezamos a crecer. Empezamos a ir a un maravilloso lugar, a volvernos conscientes de estar inconscientes. Empiezas a reconocer: “Pongo mi atención en el miedo, y no me gusta. Tengo estas creencias y tal vez no me sientan, no me siento bien, tengo dolores de estómago, úlceras. No me gusta esa gente allá, porque alguien me dijo, no sé quién era, pero alguien me dijo, y, y, no me siento bien dentro de mi cuerpo.” Otra respiración. Estamos yendo a algún lugar, todo esto conduce a algún lugar, tal vez no un lugar sino un concepto.

Conscientes de estar inconscientes. Y luego empezamos a estar conscientes de estar conscientes, aquí mismo, sentados aquí, conscientes de empezar a estar conscientes. Y luego empiezan a estar en ese lugar de estar conscientes de darse cuenta. “Empiezo a darme cuenta”, de algún modo es un concepto nuevo de conceptos de los que empiezo a darme cuenta. Tal vez considera un concepto de tener una nueva percepción conciente.

Y luego, es “me doy cuenta de que me estoy dando cuenta”, un espacio realmente bastante maravilloso. Pero luego hay un cambio. Consciente de la percepción conciente empieza a ser darse cuenta en la consciencia. Conjuntos simples de palabras. Darse cuenta en la consciencia, en esta consciencia multidimensional. ¿Cómo hago eso? Aquí viene otro concepto: no necesito trabajar duro, no necesito “ir a”, no necesito aprobación, no necesito que ellos me digan que estoy bien; no necesito hacer un test para saber que soy inteligente; eso es el juego tridimensional. “Si les gusto a ellos, estoy bien.” ¿Qué pasa si ellos ni siquiera son parte del juego, en la multidimensionalidad? ¿Qué pasa si ellos ni siquiera cuentan en cuanto a que yo necesite su aprobación?

¿Qué tal si…? Concepto. Por estar en tiempo presente, por estar aquí mismo, capaz de moverme a la capa de pensamiento donde el pensamiento empieza a ser pensado, de manera diferente – aún son palabras, pero funcionan de modo diferente; las oigo en mi cabeza pero operan de modo diferente. Verás, cuando empiezas a estar en este punto del tiempo presente y empiezas a estar en más quietud, y vas soltando mucho de ese “no estoy bien”, empieza a haber una progresión, sucede que empiezas a volverte consciente de estar consciente, empiezas a darte cuenta de que te das cuenta. Cuando entras en lo que nosotros simplemente rotulamos con un número, la quinta capa de pensamiento, el número no importa, empiezas a estar consciente sin mucho movimiento, y empiezas a estar consciente sin pensar como has pensado siempre: “estoy observando; no pensando”.

Y luego empieza a haber palabras; percepción conciente, solo percepción conciente en lugar de pensamiento. Aquí es donde tú y tu Yo Superior empiezan a fundirse, a volverse uno. Y desde ese punto del Yo Superior en ti, empiezas a darte cuenta de la consciencia en que el Yo Superior vive. Ese Yo Superior eres tú, pero ese Yo Superior dice sube más arriba de la nube y date cuenta de que hay algo asombroso aquí. Otra respiración, porque empiezas a recordar – por medio de conceptos.

Esto no para allí. Es donde esa percepción conciente empieza a percibirse, está esta construcción, la súper alma. La súper alma, el Yo Superior, tú, entrando en nuevos niveles de percepción conciente. Oh, y luego está el alma, y la súper alma crística, y el alma espíritu, todos aspectos tuyos. A medida que sucede esta fusión en estos aspectos tuyos, consciente, con percepción conciente, de estos aspectos de la consciencia. Otra respiración.

Realmente no hay nada por hacer aquí, excepto considerar el concepto; ni siquiera pensar en el concepto. Es interesante. ¿Y si eso es posible?

Entonces, ¿qué tal si eso es posible? ¿Qué pasa si puedo influir sobre mi propia realidad? Simplemente cambiando parte de mi sistema de creencia – no sé de dónde vino esa palabra – los hábitos; conceptos que actualmente trato como mi manera de navegar. ¿Qué tal si hubiera un concepto nuevo? Tal vez puedas hasta divertirte un poco con eso, ¿qué tal si hubiera un concepto nuevo? Toma una respiración y trata de estar aquí un poco más. Muy consciente, llévate a: “simplemente estoy sentado en una silla, cómodo, curioso, e intencional.”

¿Qué tal si yo pudiera cambiar intencionalmente mi percepción conciente para empezar a funcionar desde una nueva percepción conciente, un concepto? Ahora, allí donde estás sentado, toma conciencia de tu cocina. Está allá, tú estás aquí, está allá. Y luego muy intencionalmente observa, si fueras a salir – no a dejar tu cuerpo – si fueras a salir y entrar a tu cocina, ¿estarías consciente de dónde básicamente darías cada paso? Solo obsérvate a ti mismo, cómo navegarías conscientemente hacia tu cocina. No estás dejando el cuerpo; estás solo observando el camino. Y luego dar la vuelta y observar cómo regresarías a pararte frente a tu silla y sentarte en ella – aun cuando nunca dejaste la silla; solo estás observando cómo sucedería eso.

Y luego estás sentado aquí en tu silla, y ten la percepción conciente de – sin dejar tu cuerpo – simultáneamente estar sentado en el asiento delantero de tu auto. Tú sabes cómo se siente eso, qué aspecto tiene, solo toma conciencia de este punto de referencia. “En mi silla, y me doy cuenta de estar en el asiento delantero de mi auto.” Muy simple.

Y estoy sentado en mi silla, y estoy muy conciente de cómo sería si salgo con mi auto de mi garaje a la calle. Estoy aquí y me doy cuenta. En tu mente tienes la sensación de cómo se siente salir de tu garaje. Pero estoy en la silla, no estoy en el auto, y me doy cuenta – desde el auto.

Y luego cambia de dirección; sin ir al auto, siente que estás entrando en el garaje y te ves a ti mismo estacionando tu auto. Estoy en mi silla todavía, justo aquí, y estoy realmente ocupado conscientemente en esta acción de estacionar mi auto.

Luego nuevamente toma conciencia de estar sentado en tu silla, y de estar sentado en el asiento del conductor del auto. No pienses: solo nótalo. Verás, en términos sencillos, lo que estás haciendo es expandir este punto singular de “estoy aquí” hacia un círculo más grande. Y estoy justo aquí; estoy conciente en el asiento del conductor; estoy conciente en mi silla. Estoy dándome cuenta de mi consciencia estando consciente en mis alrededores.

Ahora, toma conciencia, justo aquí otra vez, sentado en la silla. Y luego toma conciencia otra vez de estar en presencia de esa persona que te molesta, ahora, en la presencia. Como esta persona está a la distancia de los brazos, estoy muy consciente de que está a esa distancia, y yo estoy sentado en mi silla. Ahora, toma conciencia de estar simplemente sentado en tu silla.

Y ahora traigamos esta palabra – y todo rota a su alrededor – equilibrio. Este concepto del equilibrio no existe en la 3ª dimensión, porque la 3ª dimensión tiene que ver con el desequilibrio, con la dualidad. Entonces, si el punto de equilibrio estuviera justo en el 50 en una escala del 0 al 100, pon la intención ahora mismo en llevarte al equilibrio. Tranquilo, presente, no enganchado; simplemente en equilibrio.

Verás, este espacio, “equilibrio” funciona desde el Corazón Sagrado, funciona desde esa alineación pura de “este es quien yo soy”, equilibrio. Puedes estar en el mundo de 3ª dimensión, pero no aquí, ser de ese mundo. Equilibrio. Eso realmente se mueve; estoy en quietud, curioso, tengo la intención de estar en equilibrio. Cómodo. Relajado.

Verán, el equilibrio es la puerta hacia todas las dimensiones, todos los reinos; es un espacio donde yo soy amo de mí mismo. Mi paso es elegido; puedo ir hacia la derecha desde el centro del círculo e ir en esa dirección sin ningún desequilibrio. O desde este punto central puedo ir hacia la izquierda. No necesito moverme desde un lugar allá lejos de regreso al equilibrio para ir allá lejos. Toma nota de ti mismo, porque esto es un concepto. Podrías decir, “Oh, yo conozco esto, conozco este concepto, lo he oído antes.” No desde este punto de referencia.

Esto es una apertura, es una expansión, una percepción conciente de la consciencia en la consciencia. No en la mente racional. Equilibrio. Ir hacia adelante o hacia atrás, a izquierda o derecha, arriba o abajo, es una elección simple que ocurre en el equilibrio. Otra respiración.

Nota esa sonrisa que está aquí mismo en el equilibrio, aquí en ese espacio del Corazón Sagrado. Aquí estoy, este es quien yo soy. Equilibrado. No hay pensamiento, pero hay sentimiento. Hay una fuerza, hay una alegría, esa belleza, esa sonrisa. En el equilibrio no hay nada que esté mal, no hay nada roto en el equilibrio. No hay bueno ni malo, correcto ni equivocado,

Otro concepto: ¿podrías absorberte a ti mismo en equilibrio? Absorber. No hay un lugar donde ir para encontrar equilibrio. Simplemente estar entero, ser uno con la Fuente.

Ahora bien, esas oleadas de luz, de las que hemos estado hablando durante meses, las oleadas de luz, tremendo conocimiento que es traído para ser absorbido. Se absorbe en equilibrio. No hay dónde ir para encontrarlo, viene a ti. Equilibrio.

Date cuenta de esa columna de luz desde arriba de ti, a través de ti, directo al centro de la Tierra. Los que saben de las triadas, tomen conciencia desde ese punto por encima de ustedes, de toda esa triada, la parte superior de esa triada, y pongan la intención de atraer ese código de color verde esmeralda de amor y al hacerlo hay conocimiento, sabiduría, conceptos, consciencia, que están dentro de los filamentos de la luz dentro de estas oleadas de luz. Feliz. Equilibrado.

Pon la intención de atraer ese código de color verde esmeralda de amor desde esa tercera triada de arriba de esa columna y tráela directamente hacia abajo a entrar en el Corazón Sagrado, a este punto de equilibrio. “Yo soy amor en equilibrio”.

Y toma una respiración, e inhálalo, y luego exhálalo hacia esa presencia esférica tuya, respirando adentro del corazón y hacia afuera al borde de la esfera que te rodea. Y luego respirarlo de vuelta hacia el corazón. Hay una belleza que acompaña a esto, asombrosa alegría en equilibrio. Desde este punto de equilibrio, todo es posible, todo. Miedo, amor, odio, ira, 5ª dimensión, reinos de consciencia, sentarse con la Fuente, hablar con los arcángeles, todas las posibilidades ilimitadas a partir del equilibrio.

Tercera dimensión; muy disponible porque es muy familiar, disponible desde el equilibrio. 10s Y hay una oportunidad para empezar a crear desde esta plataforma, permitiéndote entrar en este estrato de bienestar multidimensional; 5ª dimensión, 6ª, multidimensión. También está la oportunidad de regresar a la 3ª dimensión. Pero cuando eliges entrar en 3ª dimensión desde el equilibrio, sosteniendo este estrato de amor verde esmeralda, todo lo que está fuera de equilibrio no puede permanecer fuera de equilibrio. Digamos eso otra vez. En esta vibración de este aspecto verde esmeralda del amor, equilibrio. Cuando entras en un estado que está en desequilibrio, ese desequilibrio deja de existir.

Trae tu percepción conciente aquí mismo, nota cómo ese pensamiento estimuló la percepción conciente, te moviste levemente fuera de ti mismo pero no en desequilibrio. Toma conciencia de dónde estás; justo aquí. Hay una alegría, un equilibrio, hay una belleza, cómodo. Nada está fuera de equilibrio justo aquí. El desequilibrio existe allá, pero yo estoy aquí. Yo me doy cuenta del desequilibrio, pero yo no estoy en ese estado de desequilibrio.

Simplemente toma nota de ti mismo, al mando de tu presencia. No hay fuerza, no hay empujón; aquí estoy. Ahora, nuevamente, desde este estado de equilibrio, toma nota de esa persona que te es molesta. No estás yendo hacia esa molestia; o la molestia de la 3ª dimensión. Simplemente te das cuenta de tu presencia con esa persona.

Y desde este lugar, cuando la observas, la molestia, la irritación, la frustración, no es lo que se siente para observar. Simplemente sostén esta presencia verde esmeralda de amor. Nota cuáles fueron sus primeros pasos para llegar a este lugar. ¿Fue amada, fue apreciada? ¿Cometió errores y se la culpó? No es nada que tú tengas que reparar, pero simplemente sostener tu atención en esta presencia empieza a permitirle encontrar un equilibrio. No estás sanando ni reparando; simplemente estás sosteniendo un estado de presencia; equilibrio. En este estado verde esmeralda de amor equilibrado, todo se realinea con el equilibrio.

Aquí mismo, si es apropiado para ti, si eliges tener una intención de empezar a construir una puerta hacia ese estrato de multidimensionalidad y bienestar, para que todos puedan empezar a pasar por esa puerta. Construir una plataforma, 100% para ti, 100% servicio a otros. 5s Hay una alegría, pero no se inclina a la izquierda ni a la derecha. Está equilibrada; feliz, equilibrada.

Y luego simplemente siéntete cómodo, en equilibrio para ti mismo.

Crea otra intención de empezar a vivir en un bienestar equilibrado para ti mismo. Muy egoísta; esto es para ti. Eres el ser creador, dándote a ti. Equilibrado. Cien por ciento para mí, cien por ciento para servir a otros. A medida que yo encuentre mi equilibrio, otros se conocerán a sí mismos. ¿Puedes darte a ti mismo la intención de este estado de bienestar multidimensional en equilibrio?

Y aquí mismo, mira ese concepto “Yo me voy a dar equilibrio a mí mismo. Voy a vivir en equilibrio”. Cuando esto empieza a ser sostenido como una elección, esos filamentos de luz empiezan a reconstruir el estado natural de tu existencia, para ser vividos desde este punto singular de equilibrio. ¿Te caerás de allí? ¡Sí! ¿Importa? ¡No! Empiezas a darte cuenta de que te estás dando cuenta. Consciente de estar consciente. Y conciente de la consciencia en tus términos.

¿Puedes sentirte complacido contigo mismo? Gusta de ti mismo. Alegre contigo mismo. Feliz, aquí mismo, contigo.

Nosotros sugerimos que te sientes aquí por unos momentos más, y explores la belleza dentro del corazón, que recién se ha vuelto consciente. Algo que no has visto durante muchos, muchos eones de tiempo

Apreciamos mucho, a ti y a tu contribución. Siéntate y disfruta. Permítenos dar un paso atrás. Pero no nos vamos. Bendiciones.




Jim Self - Mastering Alchemy
www.masteringalchemy.com
8 de Marzo de 2020
https://masteringalchemy.com/content/proyecto-banco-del-parque (disponible en texto y en audio)
Transcripción y traducción: M.Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

204 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo