Proyecto. Banco del Parque. 2

Varios/Otros


¡Hola! Bienvenidos. Es muy lindo estar aquí. Estamos muy excitados, yo estoy muy excitado con lo que estamos haciendo. Este proceso de jugar en este banco del parque ha tenido algunos desarrollos interesantes, durante el mes pasado, todo directamente debido a ustedes. Entonces esta fascinante experiencia que estamos teniendo, parte de esto es una reunión, es un proceso que como consciencia colectiva, como consciencia singular, yo, tú, juntos yo y tú, pone en movimiento una oportunidad. De eso se trata todo esto. Es muy excitante desde el punto de vista de que en la sesión anterior tuvimos 3.200 personas participando, y ahora superan las 4.000.

Es en ese espacio donde se juntan "dos o más" que las cosas suceden, y en este espacio hay mucha atención puesta en esta creación, en la dirección en que va esto. Este proceso en que estamos jugando es muy excitante por un número de razones, pero la razón fundamental es que se trata 100% de ti, y se trata 100% de ti y de mí estando en servicio a. No se trata de 50 y 50; es totalmente acerca de ti y totalmente acerca de estar en servicio a otros.

Realmente la magia de eso está en el momento en que - en el ejemplo sencillo que he usado muchas veces - sostengo la puerta abierta para alguien con las manos cargadas de compras y me dice "Oh, muchas gracias" y uno sonríe: "Bienvenido. Es un placer para mí". 100%. Me siento bien y hago un servicio. De modo que de eso se trata todo este proyecto, es 100% acerca de ti, y 100% acerca del servicio, por partes iguales.

Muchos están en esta convocatoria, desde el punto de vista de que la pasión está en el 100% de servicio. "Quiero ayudar al mundo. Quiero ayudar a la humanidad. Quiero ayudar a los animales. Quiero ayudar a la Tierra. Vine aquí para ayudar." ¡Sí! Lo hiciste. Pero viniste para ser el director, el creador, el facilitador, el actor, el protagonista de tu propia obra de teatro. Para disfrutar. Abres la puerta, dices "Bienvenido". De modo que toma una respiración, si te parece.

Este proyecto es un desarrollo. Recibí un e-mail que decía "¿Cuándo crees que esto sucederá?" (se ríe). Está sucediendo, y está en evolución. Esta parte del proyecto es un desarrollo. Ha requerido eones y más eones de tiempo llegar a este lugar, y ahora en gran medida estás desenmarañando este lugar y entrando de nuevo en quién tú eres, qué sabemos, recordarnos, conocernos a nosotros mismos. Para eso vinimos aquí. Vinimos aquí para desenmarañar lo que se había creado. Realmente una aventura excitante, pero muchos de nosotros nos perdimos en la aventura. Nos desorientamos por toda clase de razones.

Pero en este proceso de estar en servicio a los demás, "Quiero ser de ayuda para los demás", nos ponemos a nosotros mismos un paso más atrás. "Me ocuparé de mí cuando pueda lograrlo". Realmente, la interesante entrelínea de eso es "Cuando puedo hacer servicio me siento bien, de modo que si hago servicio me sentiré bien", pero ese aspecto de empezar desde ti a sentirte bien, experimentarte, gustar de ti, es un lugar donde el servicio a otros es muy fácil. Entonces, el espacio de reconocer: 100% soy yo, 100% es el servicio, es parte de este espacio fundacional en que estamos entrando. Estamos creando un entorno, estamos creando un marco de referencia, casi se podría decir que estamos creando una película, y si piensas en grandes productores, tipo Steven Spielberg, están íntimamente involucrados en su película, controlando el sonido, creando el guión, sosteniendo la visión; están disfrutando el proceso de integrarlo todo. Es 100% el director, 100% la película. Toma una respiración. Recuéstate en tu asiento, disfruta un momento.

Considera el concepto: piensa en tu historia en el número de momentos en que tuviste entusiasmo, alegría. Fue en servicio a, en la creación de un proyecto, participando con otros. Pero el entusiasmo estaba dentro de ti. La pasión de crear, de dar, de hacer que algo suceda... evoca un momento así.

Una cosa que hace que sea exitosa la creación con otros, es que siempre existe un acuerdo. ¿Puedes estar en un acuerdo? Y suele suceder que cuando las creaciones tienen desafíos es porque no existe un acuerdo. "Yo pienso que deberíamos ir en esta dirección" - "Bueno, yo pienso que deberíamos ir en la otra dirección." - "Bueno, lo haremos a tu manera." Pero no hay un acuerdo. Hay una vacilación; si se hiciera de esta manera sería mejor. Acuerdo

Entonces, lo que hace tan excitante este proyecto es que no hay una puerta; hay una oportunidad para agregar valor, creatividad, pasión, entusiasmo, oportunidad, brillo, excitación, desde cuatro mil puntos de vista diferentes. Pero si hay un acuerdo, estamos yendo en esta dirección de estar 100% en servicio a otros, y un 100% de disfrute para mí. Luego el color, la forma, el sonido, el resultado, no necesitan ser la dirección mía y que todos los demás tengan que conformarse a lo que yo pienso. Este es un proceso en evolución y la tuya es una brillante pieza de rompecabezas para el tapiz que estamos tejiendo.

En ese tapiz, la capacidad de ser educado en cuanto a qué más es posible, cuán brillante puede ser esto, "nunca se me ocurrió eso", empieza a sumar a mi sendero, agregar a mi creación, "nunca lo pensé de ese modo, esto es brillante, podría ser realmente excitante, estoy entusiasmado, podría tener esto para mí y compartirlo con otros." Otra respiración, si les parece.

Este proyecto no tiene un final, se trata de una evolución, se trata aquí de crear un marco, una estructura. Una parte excitante es que cada aspecto de ese marco está agregándome a mí, agregando a mi percepción conciente, a mi entusiasmo, es como "Oh, ¿viste lo que hizo? ¡Es asombroso!" No hay competencia. Esto se mueve en esta dirección.

Y cuando te sientas en ese banco del parque, de muchas maneras ese banco del parque es una metáfora, es una realidad. Te sientas en ese banco del parque y sostienes un sentimiento, sostienes una sensación de belleza, en esa sonrisa... Realmente, realmente muy fuerte, con los ojos abiertos, simplemente mirando qué asombroso es esto, así como se despliega. Y otros se sentarán contigo en el banco del parque y dirán "¿qué estás mirando?". Y tú dices "La belleza; la puesta de sol." Y ellos empezarán a ver. ¡No es trabajar! Es solo compartir esa belleza en el banco del parque. Algo así como abrir la puerta.

Pero mucho más que eso es que tú eres el banco del parque; tú eres la puerta; eso es lo que estamos creando. Este espacio donde puedes ser un John Lennon que tiene una idea: "formemos una banda, podemos hacer algo nuevo". De eso sale una evolución, una transformación, un brillo. Eso es quién eres. Otra respiración.

Entonces empecemos con un acuerdo, muy, muy simple. Crear algo sin limitaciones, sin competencia, permitiendo posibilidades, empezar a crear un marco, una estructura, una especie de puerta para que otros empiecen a ver, su propio brillo, su propia sensación de 100% para mí y 100% de servicio a otros. Ser capaz de salir de las limitaciones. Háganlo muy simple. ¿Es aceptable? ¿Podría ser una parte sencilla de este acuerdo? Si esa es una dirección cómoda, una cosa de gran valor es establecer tu chakra coronario en el acuerdo, en este caso, si puedes encontrar por un momento - mira primero, actúa en segundo lugar - un verde esmeralda realmente encantador, entretejido con dorado. ¿Qué aspecto tendría?

Luego, ¿podrías tocarlo? ¿sentirlo? Muy radiante, calmo, tiene una irradiación, tiene un sentimiento. ¿Puedes establecer tu chakra corona en ese dorado y verde esmeralda? Aquí es donde se juntan "dos o más". Estamos yendo en esta dirección; puedo estar de acuerdo. El acuerdo no es rígido, no es fijo, no es permanente; es simplemente "sí".

Luego nuevamente recuéstate en tu asiento, toma una respiración, permite al cuerpo relajarse. Y siéntete feliz, gusta de ti mismo; realmente simple. ¿Puedes darte para ti, en este momento? ¿Puedes tener para ti? Me gusto; no necesito una segunda opinión. Estoy sentado con cuatro mil amigos, en un acuerdo, creando una estructura, para ir a casa. Para construir un marco, para que otros empiecen a ver sus verdades, sus oportunidades; para recordarse a sí mismos. Puedo estar de acuerdo con eso.

En estos procesos creativos hay una verdadera simplicidad. Entonces, mientras estás en tu asiento, ten una sensación de estar en una habitación. Oh, sí, estás en una habitación. Pero una habitación que es como un gran cubo, que tiene su largo, su ancho y su alto todos iguales. Simplemente una habitación cómoda. No demasiado estrecha, no demasiado lejana. Simplemente un espacio; este es mi espacio para crear.

Piénsalo. Entrar en este cubo y decir: "Computadora, fabrícame un banco de parque). Esta es mi habitación creativa". ¿Puedes poseerla como tuya? "Esto es mío". Es algo así como mi espacio personal. "Me gusto." Permite al cuerpo que se relaje un poquito más. "Cómodo conmigo mismo." Aquí no necesitas permiso de nadie más. "Me gusto" A medida que empiezas a sentarte en este espacio, empieza a tener una sensación de tuyo, una percepción conciente, una calma.

En esa sensación de gustar de ti mismo, "me gusto", en esa calma, hay una belleza. Siente esa palabra, belleza. A medida que pones tu percepción conciente en la belleza, eso hace que se genere una sonrisa. La sensación de belleza en esa sonrisa se encuentra dentro de ti. Se encuentra dentro del corazón sagrado, se encuentra dentro de tu santuario personal; uno con el Creador. Siempre ha estado allí. Hay una sensación de reverencia, una irradiación de luz, vibración de quietud y belleza. Sentado en esta habitación.

Rodeando a esta habitación, está Todo lo que Es. Completamente disponible; siempre ha estado disponible. Toma conciencia de una respiración, una linda inhalación,... y una exhalación. Hay una alineación, una columna de luz, por así decir, que se extiende desde arriba de ti, baja a través del centro de ti, y se extiende hacia adentro de la Tierra misma.

Hay un nivel de luz, es una luz muy indiferenciada, luz pura de la Fuente. No se autodefine, no dice qué hacer con ella, está realmente disponible para el ser creador.

Ten una sensación de la próxima respiración, y suave y cómodamente atrae esa respiración desde arriba, y baja por esa columna, entra al corazón y luego una exhalación simple, permitiendo a esa luz que se instale en el corazón. Haz lo mismo con la próxima respiración, trayendo esa luz hacia adentro de tu corazón y luego exhala.

Y luego en la próxima respiración, tráela desde la Tierra, ten esta sensación de atraerla hacia arriba directamente a esta habitación, directamente dentro de ti, directo dentro del corazón. Y en la exhalación general, tomando esa luz de la Tierra, uno con la Tierra, uno con la Fuente.

Luego en la próxima respiración, tráela desde arriba y también desde abajo, hacia adentro del corazón, y al exhalar ten la sensación de que se irradia hacia afuera en todas direcciones. Luego otra inhalación hacia adentro, Otra vez esa irradiación de luz, esta vez al exhalar de manera esférica se mueve hacia afuera, y con la próxima inhalación trae esa luz de regreso desde esa esfera hacia adentro del corazón. En todas las direcciones, inhalando hacia adentro del corazón. Permite una respiración general llenando esa esfera. Esa esfera rodea a este cubo, esta habitación, y toca todas las ocho puntas de la habitación (N.T. vértices del cubo). Es en esa esfera que existen todas las cosas. Posibilidad ilimitada. Tan simple como la inhalación y la exhalación. Uno con la Tierra, uno con la Fuente... este es quien yo soy; un ser creador. Es 100% de mí, dándome a mí; 100% de servicio a otros. Posibilidades ilimitadas disponibles para mí.

Y entonces estamos construyendo un marco, una estructura, en multidimensionalidad. Un marco que en gran medida nunca antes se pensó; una configuración de posibilidades, oportunidades, sostenidas en vibraciones de pensamiento, configuraciones de sentimientos y sensaciones componiendo la experiencia. Llegamos a entender palabras; tonos de sonido, pero palabras. En gran medida las palabras son sumamente poderosas, y son sumamente eludidoras. Verás, antes de que hubiera palabras, había algo más suelto, conceptos. Conceptos. ¿Sería posible que consideráramos este concepto no como algo rígido? Pero en gran medida hemos tomado palabras, y las palabras nos ayudan a navegar nuestro día, usamos palabras para hacer cosas, usamos palabras para movernos a través del día, para sacar cosas fuera de nuestro camino, para mover cosas hacia donde las queremos... Palabras. A veces las palabras se convierten en limitaciones. Restricciones. Pueden quedar fijadas como creencias, algo así como "esto es todo lo que soy".

Otra respiración. A veces esas palabras empiezan a actuar como construcciones que impiden crear. Verás: eres el director de tu película; eres el creador de esta estructura, estás cocreándolo con otros, cientos, millones. Estás cocreando con los Arcángeles, los Señores de la Luz, los Maestros Ascendidos, todos muy enfocados en ti, el creador; todos dispuestos, todos plenamente disponibles para ayudar en tu creación.

A veces se estructura la creación en palabras y se vuelve rígida, se ubica dentro del tiempo lineal como una verdad. Otro día hablaremos del tiempo. Luego, la limitación, cuando se establece en tu estructura, en mi estructura de percepción, de crear una libertad, suele crear limitaciones. "Pero aquí te doy permiso," realmente. Esa es una de las limitaciones primarias. Ya ven, hemos tomado palabras, las establecimos, y luego hemos dudado de nosotros mismos y hemos entregado nuestra autoridad a algún otro para que nos dé un permiso.

Suele haber una sensación de algo positivo cuando alguien nos dice "te doy permiso". Pero el sentimiento positivo proviene de una verdad mucho más grande: tu verdad. Nadie te da permiso; tú posees permiso. El permiso es tuyo: "Yo tengo permiso". Te fue otorgado como ser creador. El Creador dijo: "Yo te doy mi permiso para crear. Ve y crea." Pero cuando está estructurado en palabras, dentro de la tercera dimensión en que jugamos, nosotros entregamos nuestro permiso a alguien más para que nos dé permiso. Toma una respiración. Considera asumir, poseer permiso. Tú tienes permiso; siempre has tenido permiso. Es parte de eta alineación contigo y la Fuente, uno con el Creador. Permiso. No te lo dan otros; es tuyo. Siempre ha sido tuyo. "Tengo permiso". No hay limitaciones para tu permiso; eres un ser creador.

De modo que aquí estás, creando, desde este banco del parque, sin limitaciones. "Tengo permiso. Yo soy mi permiso". Nada de instrucciones, nada de limitaciones. Nadie para darte permiso. Considera poseer esta palabra, "permiso". "Tengo permiso". "Un ser creador, eso soy." Sin restricciones; sin limitaciones. Más bien que una palabra, expándelo para que sea un concepto, permiso. Para moverse, libremente, para navegar.

Con el permiso vienen otras vibraciones. Permitir se convierte en un concepto. No es que tú permitas a otros. Es simplemente que permites a otros. Si no le das a otros permiso, no les permites navegar a tu alrededor. Tú tienes permiso; ellos tienen permiso. Pero permiso de permitir a otros crear. Pero es permitirme yo tener permiso. Considera esto como un concepto, no una palabra. Permitir tu propio permiso, expresándose desde tu propia libertad de permiso.

Estamos construyendo una estructura. Pero si no me puedo dar a mí 100%, si no me doy permiso, tendré una limitación en mi capacidad de servir a otros, y de hacer servicio a mí mismo. Toma una respiración. Considera esta palabra, permitirme a mí mismo, permiso, inhala el concepto y luego exhálalo hasta los bordes de la esfera. Y con la inhalación, date permiso. Y luego otra respiración: ¡permiso para respirar hasta el borde de la esfera! Permiso para darme a mí mismo. Permítete esa sonrisa, una sensación de belleza, en el fluir del permiso.

En la próxima respiración, simplemente quédate en silencio, siéntate en quietud, en comodidad, por un momento.

En este espacio del corazón hay un altar, y sobre el altar hay una única llama de luz. En esa llama hay una calma, hay una cocreación dentro de esta llama: Tú y el Creador son uno en esta llama. En esta llama está la voluntad del Creador. Dentro de ti hay una voluntad, una sensación de identidad, "este es quien yo soy" Y algunos saben que este es el 1er. Rayo de la Creación, la voluntad del Creador.

Aquí, en permiso, permitiendo, ten muy en claro que la voluntad del Creador y mi voluntad se fusionan en una sola. El Creador y yo somos uno. Hay una fortaleza de alineación en esta unicidad, en este permiso para tener permiso de crear. Puedo permitir a otros, y puedo permitirme yo; empezar a construir la estructura en la que ocurre la creación.

Desde aquí, mira hacia afuera y ve a otros que tienen permiso, sin restricciones. ¿Puedes permitirles a ellos tener su propio permiso para crear? Mientras yo me doy permiso mucho está ocurriendo en este momento, recreándote a ti mismo en tu propia imagen, a imagen del Creador.

Es el espacio en que te preparas para hacer la construcción, reúnes todas las materias primas, empiezas a poner en su lugar los planos, todo antes de martillar el primer clavo. Pero antes de los planos, me voy a vestir adecuadamente como creador de este proyecto, el director, cocreando hoy aquí con otros cuatro mil creadores. Estoy en un acuerdo.

Hay otros cocreadores contigo, a quienes les gustaría tu permiso para estar contenidos dentro de ti, para poder sentarse a la mesa contigo. En este espacio del corazón hay una mesa; la mesa te pertenece. Esta es tu habitación, esta es tu mesa. Si tú te permites a ti mismo, si te das permiso para permitir a otros unirse a ti en esta mesa, hay muchos. En este día, hay uno en particular. Toma conciencia de la presencia del Arcángel Miguel. Si así lo eliges, si puedes permitirte a ti mismo la presencia de Miguel, simplemente invita a Miguel a sentarse contigo a esta mesa.

Hay un regalo que Miguel trae a esta mesa. Es una percepción conciente; esta percepción es que tú eres grande, que eres significativo, y que eres importante. Nunca has sido menos que eso. ¿Puedes darte permiso, permitir que este regalo te sea dado, y recibirlo?

Y cuando se convierte en un concepto, no en una palabra, el concepto es el respeto. Respeto. Permitir a otros ser quienes son, así como yo me permito ser quien yo soy. Puedo permitirles su permiso para conocerse a sí mismos, así como yo me doy permiso para conocerme a mí mismo. Esta palabra, respeto, este concepto, respeto, es muy pleno como concepto, no tiene limitaciones. En el respeto hay posibilidad ilimitada. En el respeto hay permiso; en el respeto hay dar y recibir; en el respeto hay cocreación para crear esa estructura que permite a todos en la experiencia tridimensional que se recuerden a sí mismos.

Tomen otra respiración, atrayendo esa luz indiferenciada desde la Fuente hacia este espacio del corazón, y exhala esa respiración hacia los bordes de la esfera. Y con la próxima inhalación, atrae hacia adentro las plantillas que siempre estuvieron disponibles para ti, como ser creador con permiso de crear. Da a ti mismo lo que es tuyo para ser recuperado, las plantillas para crear, la oportunidad multidimensional y hay mucha belleza que no ha sido vista, y está llegando a ti.

Toma otra respiración. Toma conciencia de la respiración, una inhalación y una exhalación. Tres inhalaciones, tres exhalaciones. Suaves, silenciosas. Complacido contigo mismo.

Lleva tu atención a esa llama que está en el altar. Uno con la voluntad del Creador. El Creador y yo somos uno. Hay una fortaleza, hay aquí un tremendo poder. No hay espada, no hay fuerza. A nadie se le empuja a un lado. Pero hay una esencia creativa que es ilimitada en posibilidades, una fuente que fluye sin cesar,

Otra respiración. Hay una sensación de certeza, hay una calma, si permites que esa fortaleza y ese poder para crear simplemente fluyan dentro de ti. Lo ves, eres el arquitecto de un nuevo reino de consciencia, nunca antes configurado en el formato que estás en proceso de crear.

Si permites esta relación en la mesa con el Arcángel Miguel, Metatrón, Melquisedec, Uriel, con Jesús, María, Ana, Magdalena y todos los otros grandes seres que están comprometidos con tu creación, este viaje será magnífico.

100% sobre ti, y 100% de servicio. Dos caras de la misma moneda en el sendero para ir a casa. ¿Puedes darte a ti mismo, de modo que puedas dar a otros?

En los meses próximos, siéntate en ese banco del parque. Conviértete en ese banco del parque. Sostén este nivel de permiso, respeto, empieza a llevarlo, hazlo tuyo. En este formato de permiso, de permitir, muchos conceptos llegarán a ti. Muchas oportunidades de cocreación se volverán disponibles.

Estamos muy entusiasmados de participar contigo en esta posibilidad largamente sostenida que ahora está llegando a la fisicalidad. Daremos un paso atrás en este momento pero no nos iremos, y estamos excitados de sentarnos contigo a tu mesa.

Muchas bendiciones en este viaje. Y nos reuniremos nuevamente en momentos venideros. Siéntate por un rato y absorbe. Mucho está en proceso de volverse disponible. Permítenos dar un paso atrás. Estamos muy complacidos de participar contigo.

Bendiciones.



Proyecto: BANCO DEL PARQUE
Jim Self - Mastering Alchemy
8 de Diciembre de 2019
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
audio en Mastering Alchemy: https://masteringalchemy.com/content/proyecto-banco-del-parque

938 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo