Haciendo ajustes.

Varios/Otros


Los seres humanos somos puntos evolucionados y concentrados de conciencia superior esparcidos por todo el plano físico. Brillamos como luces brillantes dentro de un paisaje por demás resplandeciente, volviéndonos más radiantes y extendiendo nuestra luz a todos los que están en nuestra proximidad. De esta manera, los seres humanos estamos creciendo en conciencia y ayudando al resto del plano físico a ser más brillante también, incluso si no lo sabemos. El yo superior habita en nuestra percepción de nuestra propia conciencia, pero a menudo nos distraemos de este yo superior al enfocarnos en pensamientos, sentimientos y percepciones que buscan definir, explicar e interpretar nuestro entorno. En otras palabras, los humanos somos tan curiosos y estamos tan fascinados por lo que sucede en el mundo físico que olvidamos quiénes somos durante largos períodos de tiempo.

Comenzamos a identificarnos con nuestros cuerpos físicos y nuestras personalidades locales, proyectándole importancia a todo lo que parece fuera de nosotros y olvidando quiénes y qué somos en realidad. En una palabra, los humanos elegimos volvernos pequeños y comprimidos cuando en realidad somos espaciosos y trascendentes.

Cuando los humanos somos conscientes de nuestro yo superior, no hay nada que hacer, solamente ser. Después de todo, al nivel de la esencia, ¿qué se puede hacer de todos modos? Hacer solo tiene que ver con dónde se pueden hacer las cosas y eso es estrictamente en el plano físico. Hacer es mover moléculas y átomos para formar diferentes objetos que conducen a experiencias, percepciones, sentimientos, conclusiones, etc. Estas son las actividades de la mente dualista activamente involucrada en explicar, interpretar, luchar y tratar de hacer las cosas, algunas veces con éxito y otras no.

En todo momento, los seres humanos nos enfrentamos a un gran dilema: ser conscientes del Espíritu interior, ser radiantes y ser enormes o ser estrictamente físicos, enfocados de manera miope, y rebeldemente, independientemente, dolorosamente separados. En la superficie no parece una gran elección, pero en la práctica a menudo elegimos el sufrimiento horrible sobre la dicha porque somos muy obstinados. Más cerca de la verdad podemos tener lo mejor de ambos mundos al ser simultáneamente conscientes del Espíritu y también conscientes de nuestra fisicalidad humana. No están totalmente en conflicto entre sí a menos que pensemos que lo están.

A lo largo del tiempo, los chamanes y los místicos han desarrollado buenos mapas para comprender estas paradojas, tales como el árbol de la vida, la rueda de la medicina y varias formas geométricas. Uno de las mejores es el octaedro con tres ejes que lo atraviesan. En un octaedro hay un punto arriba y un punto abajo y si los conectamos con una línea tenemos un eje vertical. A mitad de camino hay cuatro puntos ubicados en las cuatro direcciones y si conectamos los puntos Norte y Sur junto con una línea y conectamos los puntos Este y Oeste junto con una línea tenemos dos ejes horizontales más. Entonces podemos colocarnos de pie dentro del octaedro. El eje vertical que va desde la coronilla hacia abajo, pasando por el corazón y el perineo, representa el ser.

Si estamos de cara al Norte, entonces la línea que conecta el Norte y el Sur pasando por nuestros corazones representa la línea de tiempo con el Sur a nuestras espaldas representando el pasado y el Norte hacia nuestro frente representando el futuro. Caminamos hacia el futuro y dejamos atrás el pasado, por así decirlo. La línea que conecta el Este y el Oeste atraviesa nuestros corazones de derecha a izquierda. Si estiramos los brazos y las manos horizontalmente, la línea va desde una mano y un brazo hasta la otra mano y el brazo y más allá. Esta línea es la línea de acción y representa el hacer. Nuestras manos y brazos son los hacedores simbólicos de nuestras vidas.

Ambas líneas horizontales se aplican a nuestros cuerpos y a los aspectos físicos de nosotros mismos que están ubicados en el tiempo y el espacio. La línea vertical se aplica a nuestra percepción consciente de la esencia y no necesita un marco de tiempo ni actividades de naturaleza física. Simplemente siempre es y está completamente contenta con "Estar siendo".

El lugar donde las líneas se intersectan, idealmente en la región del corazón, es nuestro punto de encaje que nos da tanto el ser como la identidad. Nos da coordenadas que nos dicen quiénes pensamos que somos, dónde pensamos que estamos y cuándo pensamos que estamos. Aunque para nuestra esencia estas identidades son ficticias, para el cuerpo son reales y necesarias para ser humano. No hay problema cuando, a nivel de la esencia, aceptamos la línea de la historia ficticia de nuestros cuerpos y al mismo tiempo nos damos cuenta de que en realidad es solo una historia temporal con el propósito de tener experiencias como humanos. Los problemas surgen cuando nos identificamos en exceso con el cuerpo y olvidamos o negamos que somos algo más que el hilo argumental. Este es el destino de la mayoría de los seres humanos en este momento. Al final, no es realmente un problema, pero conduce a una gran cantidad de sufrimiento innecesario y eso es lamentable, porque creemos que el sufrimiento es absolutamente inevitable.

A veces, el punto de encaje se vuelve metafóricamente demasiado rígido, se oxida en su lugar y no se mueve lo suficiente como para que se produzca el crecimiento y la esencia tiene que hacer arreglos para que algo lo suelte. Esto puede ser un accidente, un trauma, una enfermedad, un shock, una pérdida o ganancia repentina que sacude nuestra base lo suficiente como para cuestionar quiénes somos. Si el trauma es demasiado grande, podemos experimentar psicosis o perder la pista de nuestra identidad por completo. Luego perdemos nuestro camino por un tiempo hasta que podamos orientarnos nuevamente.

El punto de encaje puede moverse de varias formas. Puede haber un deslizamiento en el centro donde los tres ejes se encuentran, sea que un eje se deslice ligeramente hacia la izquierda o hacia la derecha, o hacia adelante o hacia atrás. A veces dos ejes se mueven en relación con el tercero o los tres pueden moverse de formas ligeramente diferentes. Entonces existe la posibilidad de que todo el punto de encaje se desplace en relación con el cuerpo. Puede moverse hacia atrás o hacia un hombro o por delante del pecho. El corazón o justo detrás del corazón es el lugar más óptimo para el punto de encaje en la mayoría de las personas. Sin embargo, algunas ubicaciones no son óptimas para nadie y deben trasladarse a la región del corazón para obtener mejores resultados, si es que saben cómo hacerlo. En realidad, es bastante fácil a través de la intención.

Las almas avanzadas pueden mover sus puntos de encaje sutilmente y a voluntad, por tanto no necesitan traumas o conmociones. Pueden hacer pequeños ajustes cuando sea necesario y lo hacen con bastante frecuencia. Puedes pensar en un músico que toca un instrumento musical como, por ejemplo, un saxofón, una trompeta o un violín, moviendo el instrumento para obtener diferentes sonidos o efectos. Llevar el punto de encaje al chakra de la corona brevemente puede tener el efecto de afinarlo y ajustarlo. Luego se devuelve a su lugar habitual si es lo óptimo, nuevamente simplemente con la intención.

Así como el cuerpo tiene su punto de encaje, también lo tienen la cultura, la sociedad, la subcultura, el país, la especie, etc. Imagina que grupos más grandes tales como estos también tienen sus puntos de encaje y están ubicados dentro de octaedros más grandes. Si una cultura, un país, una raza, una especie se vuelve demasiado rígida en su identidad, estos puntos de encaje pueden ser inducidos a moverse por elección colectiva a través de traumas masivos o cambios que afectan a todo el país o al mundo entero. Un terremoto masivo, una guerra, una pandemia y cosas por el estilo pueden alterar la identidad de millones de personas y, al hacerlo, imponer un cambio a un nivel masivo. El cambio de la masa hará que los puntos de encaje individuales cambien según sea necesario.

Algunos perderán la cabeza, otros quedarán paralizados por el miedo, otros simplemente morirán, sin embargo, muchos se adaptarán y usarán su creatividad para crecer de una manera que tal vez no hubieran crecido si el cambio no se hubiera producido. Obviamente, esto es lo que está sucediendo ahora a escala planetaria con la pandemia junto con el cambio climático y el colapso de sistemas viejos y obsoletos a los que la gente se ha acostumbrado pero que ya no les sirve. Los viejos modelos de atención médica, educación, negocios, transporte y economía, por nombrar sólo algunos, se están desmoronando por completo para dar paso a un mundo nuevo y diferente, una conciencia y un conjunto de identidades nuevos y diferentes.

Cuando suficientes personas se adaptan a los cambios, el punto de encaje se asienta en una posición nueva y algo diferente y comienza a sentirse como una nueva normalidad. La gente suele pensar en los días históricos anteriores al cambio como en los malos viejos tiempos o cuando la gente simplemente no sabía nada mejor. Las personas que vivieron entonces son consideradas pintorescas o increíblemente ignorantes y la gente a veces se ríe de su ingenuidad. Eso es exactamente lo que la gente en nuestro supuesto futuro dirá de nosotros. "Vaya, entonces eran estúpidos". Por supuesto, podrían muy bien tener razón. La pregunta es, ¿serán también ellos estúpidos o estarán más despiertos? Veremos. Al final eso no importa, ya que todo es una película para nuestro aprendizaje y experiencia. Descubriremos que teníamos las herramientas para realizarnos plenamente todo el tiempo. No tuvimos que ir a ningún lado ni hacer nada para lograrlo.

Pero parecería que nos dimos cuenta de que necesitábamos un cambio de punto de encaje de proporciones importantes para llamar nuestra atención y pasar de un enfoque externo a uno interno. Si me proyecto hacia adelante y miro hacia atrás, puedo ver que funcionó, por poco. Sería más interesante de esa manera, más aterrador y más emocionante.

¿Y qué hay de aquellos que habrían perdido la cabeza, se hubieran vuelto locos, se hubieran suicidado o hubieran muerto miserablemente? ¿Que será de ellos? No hay problema. Todos habrán aprendido mucho al ver los eventos desde otro punto de vista. Cuando las cosas se hayan calmado y los puntos de encaje hayan encontrado sus nuevos lugares, podrán comenzar a reencarnarse nuevamente y adaptarse a nuevas condiciones, nuevos programas, nuevas normas y florecerán como nunca antes, o luego, quizás no tan pronto.

En resumen, hay varias enseñanzas para llevarse de esta breve discusión. No es necesario que seas víctima de un cambio masivo del punto de encaje si asumes la responsabilidad de adaptarte y realizar los cambios adecuados que necesitas para tu propio crecimiento. Si toda la cultura decide tener un cambio masivo del punto de encaje para despertar y tu no necesitas este método rudo, puedes presenciar todo a tu alrededor, pero sin verte afectado personalmente. Eso no significa ignorar cruelmente el dolor de los demás, pero puede significar que tu permanezcas en paz y feliz con tus propios asuntos. Nunca eres víctima de nada, por lo que no hay nadie a quien culpar o juzgar por estos eventos. Simplemente manténte en tu propio carril y rol de otra manera.

Por último, un cambio de punto de encaje puede ser una herramienta muy eficaz para acelerar y puedes elegir una versión suave como método para progresar en algunas ocasiones.Una versión leve podría ser tropezar con un escalón, golpearte levemente la cabeza, dejar un trabajo que no te gustaba, ser sorprendido por un ruido fuerte, que te griten confundiéndote con otra persona, montar en una montaña rusa, etc. Estas situaciones no están destinadas a lastimarte, solamente a llamar tu atención de una manera repentina. En español, estos se llaman "Sustos": un miedo repentino, y se sacude tu punto de encaje soltándose de una manera que puede ser útil. Puedes limpiar sustos como estos con bastante facilidad de varias maneras, incluyendo el uso de un poco de humo ceremonial, ofreciendo algo de tabaco o harina de maíz, haciendo una limpieza con plumas o con una piedra medicinal como el citrino o la obsidiana, y haciendo la danza del esqueleto. Prepárate para sacudirlo y soltarlo. Puede ser muy útil.



por José L. Stevens
www.thepowerpath.com
17 de Agosto, 2021
Traducción: Marcela Borean
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Síguenos Por el Canal "Despertando Conciencia" de TELEGRAM: https://t.me/joinchat/UBJK3YvzA2iGn37s
Síguenos Por el Canal "El Manantial del Caduceo - Kryon" Únicamente KRYON: https://t.me/joinchat/VkhJDmSrCz0jwDxg
Síguenos Ahora en MeWe www.mewe.com/i/elmanantialdelcaduceo
Traducción: Marcela Borean
Oneness University Trainer
Terapeuta, Investigadora y Docente de Terapias Florales Nave Terra
Consultora en Decodificación Bioemocional y REORIxINS en Humano Puente
Facebook: Marcela Borean Decodificación Bioemocional
CONSULTAS ONLINE EN CASTELLANO E INGLÉS
Capilla del Monte, Córdoba, Argentina

152 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo