Despertando su poder para regular la longevidad...

Varios/Otros


Despertando su poder para regular la longevidad, la intuición profunda, la resiliencia y la sanación - Gregg Braden

Despertando su poder para autorregular la longevidad, la intuición profunda, la resiliencia y la sanación: Nuevos descubrimientos que fortalecen su cuerpo y su vida

Gregg Braden

Seminario Acelerando su evolución a través de la ciencia – Humanity’s Team

(Esta conferencia promociona un programa de seis semanas en 24 videos con la participación de Gregg Braden, Bruce Lipton y Deborah Rozman y Howard Martin de HeartMath).

Steve Farrell: Les doy la bienvenida a todos. Estoy realmente emocionado de estar aquí para este programa de 60 minutos llamado Despertando tu poder para autorregular la longevidad, la intuición profunda, la resiliencia y la sanación: Nuevos descubrimientos que fortalecen tu cuerpo y tu vida. Soy Steve Farrell, el director ejecutivo mundial de Humanity's Team con nuestro invitado especial, el best seller, científico y visionario Gregg Braden. Este programa forma parte de una serie de seminarios on-line denominada Acelerando su evolución a través de la ciencia: Nuevos descubrimientos fundamentales que mejorarán cada área de su vida y el mundo. Muchas gracias por acompañarnos. Por empezar, quiero darle a Gregg una introducción adecuada.

Gregg Braden es el autor cinco veces más vendido del New York Times y es reconocido internacionalmente como un pionero en conectar la ciencia, la espiritualidad y el potencial humano. Desde 1979 hasta 1990, Gregg trabajó para compañías Fortune 500 como Cisco Systems, Phillips Petroleum y Mark Marotta Aerospace como solucionador de problemas en tiempos de crisis. Él continúa resolviendo problemas hoy en día mientras recorre la ciencia moderna y la sabiduría preservada en monasterios remotos y textos olvidados en busca de soluciones para el mundo real. Sus descubrimientos han llevado a doce libros galardonados, publicados en más de 40 idiomas. Gregg se ha presentado en las Naciones Unidas, las compañías Fortune 500 y las Fuerzas Armadas de los EE. UU. Y ahora aparece como especialista en los medios de comunicación y en las principales redes del mundo entero.

El Watkins Journal del Reino Unido incluye a Gregg entre las 100 "personas vivas más influyentes espiritualmente " por quinto año consecutivo y fue nominado en 2017 y ahora en 2019 para el prestigioso Premio Templeton. Este premio está diseñado para un candidato vivo que haya hecho una contribución excepcional más allá del ámbito de la ciencia material para afirmar la dimensión espiritual de la vida. Gregg, déjame darte la bienvenida. Es genial tenerte conmigo.

Gregg: Muchas gracias, Steve. Me entusiasma mucho ser parte de este curso. Me siento muy honrado de compartirlo con queridos amigos y colegas. Al Dr. Bruce Lipton lo conozco desde hace tanto tiempo que perdí noción. En más de 20 años, hemos viajado juntos por todo el mundo. También hice una gira con Howard Martin y la Dra. Deborah Rozman del Instituto HeartMath. Me siento honrado no solo de trabajar con estas personas, sino por llamarlas mis amigos. Y lo que exponemos es muy diferente. Todos estamos trabajando con un mismo fin: ayudarnos a convertirnos en mejores personas y crear un mundo mejor. Por eso quiero agradecerte a ti y a Humanity’s Team por su visión al organizar algo así. No es fácil hacer un programa como este y pasar por toda la planificación, la logística y el riesgo de hacerlo. Ustedes se han puesto a la altura y estoy muy agradecido y realmente entusiasmado porque es un programa diferente a otros programas que hemos hecho antes.

Steve: Gracias. Te agradezco que estés con nosotros. Para los que no lo saben, Gregg tiene una agenda muy ajustada, ya que viaja por todo el mundo compartiendo su increíble sabiduría. Y si no tienen su nuevo libro, deberían comprarlo. Humano por Diseño contiene una sabiduría increíble. Gregg, ¿cómo apoyamos tu propio mecanismo de longevidad construido al trabajar la forma en que envejeces y siguiendo los procedimientos que liberan los telómeros de las enzimas que extienden la vida en tu cuerpo?

Gregg: Voy a decir esto como prefacio a todas las respuestas que daré. Todo lo que voy a compartir en este programa se basa en ciencia auditada por pares. Para quienes no estén familiarizados con lo que eso significa, quiere decir que es más que una teoría o hipótesis que alguien sube a YouTube o a alguna sala de chat. La ciencia revisada por pares es el trabajo, la investigación académica de científicos, muchos de ellos multidisciplinarios. Cuando hacen un descubrimiento y creen comprender algo en mayor medida que en el pasado, lo hacen circular entre sus colegas para que ser revisado por sus pares, quienes aprovechan la oportunidad para refutar esa idea y encontrar dónde están las falencias, o para apoyarla porque se basa en cosas que ellos también encuentran verdaderas. Así que compartiré descubrimientos basados en la ciencia revisada por pares que cambiará la forma en que pensamos sobre nosotros mismos, nuestras relaciones con nuestro mundo o con nuestros propios cuerpos.

Estos descubrimientos se publican en revistas revisadas por pares. Muchas de ellas son poco conocidas y pocas personas pueden verlas. Muchos científicos simplemente no tienen la plataforma que tú y yo estamos creando en este momento, no tienen manera de compartir esta información, por lo que la mayoría de esto no lo encontrarán disponible para el público en general, en las aulas convencionales, los libros de texto convencionales, los documentales convencionales. Y por otro lado, esto cambia la forma en que pensamos, en que nos sanamos, en que vivimos, en que resolvemos nuestros problemas. Creo que es importante tenerlo en cuenta a medida que avancemos en estas discusiones porque la gente va a decir: ¿Por qué no me enteré? Si lo busco con Google u otro buscador, no lo voy a encontrar.

Steve: Los científicos dicen que, por supuesto, ellos lo saben, pero esta información no se da a conocer. Mientras los científicos lo entienden en el laboratorio, hay una falta de conocimiento y sabiduría en la gente común y por eso estamos presentando este programa.

Gregg: Y lo aprecio mucho, porque en muchos casos hay renuencia para compartir algunos de estos descubrimientos debido a que cambian la historia y nos hacen pensar de manera diferente respecto a lo que nos han enseñado y, en algunos casos, según mi experiencia personal, hay resistencia, especialmente cuando se trata de grandes temas como la evolución humana y el papel que desempeña el ADN en la evolución. Voy a hablar de todas estas cosas en la serie, así que solo quiero presentarlas y ahora voy a responder específicamente a las preguntas.

En el 2009, no hace mucho tiempo atrás, se otorgó el Premio Nobel de Fisiología de la Ciencia y la Medicina por el descubrimiento de una enzima que reside en nuestro cuerpo. Esto no está relegado solo a monjes, monjas, yoguis y místicos que viven en la cima de una montaña o en un monasterio en el fin del mundo. Todos tenemos una enzima muy específica en nuestro cuerpo cuyo único propósito es sanar, reparar y rejuvenecer las porciones de ADN que se utilizan como marcador biológico para determinar el envejecimiento humano. En los extremos de nuestros cromosomas hay porciones especializadas de ADN llamadas telómeros. Son partes especializadas del ADN cuya única función es proteger al ADN cuando la célula se divide. Cuando la célula se divide, esos cromosomas se dividen, de modo que tenemos el mismo complemento del cromosoma en cada una de las nuevas células.

El problema es que cuando ocurre esa división, la misma no se completa a lo largo del eje de todo el cromosoma y la naturaleza se adapta a la creación de esta parte especializada del ADN, de modo que si una parte del ADN no se copia, no es la información vital en el interior, sino estos telómeros en los extremos. Cuando nacemos tenemos un complemento completo de estos telómeros. A los 45 años, tenemos aproximadamente la mitad de los que teníamos al nacer y a los 60, generalmente se han reducido a menos de un tercio. Y aquí están las buenas noticias, Steve. El descubrimiento de 2009 es el de una enzima que puede activarse en cualquier momento de nuestras vidas para hacer tres cosas. Número uno: reparar cualquier daño que les haya ocurrido a los telómeros. Número dos: detener la degradación de estos telómeros. Número tres: construirlos realmente, para agregar nueva información a los extremos de estos telómeros, de modo que, en efecto, cuando examinamos el ADN, según el marcador biológico, rejuvenecemos.

Los científicos las conocían, pero no sabían exactamente qué hacían y fueron Karl Richter y su equipo de investigación en la Universidad de Stanford los que comenzaron a observar dónde se encuentra esta enzima y se dieron cuenta de que la enzima se halla cerca del final de los telómeros y pensaron que tal vez había una correlación allí. Su trabajo los llevó a comprender que la función del telómero es detener la degradación, sanar, reparar y luego reconstruir o rejuvenecer esos telómeros. De modo que, efectivamente, nuestras células pueden rejuvenecer de acuerdo con estos marcadores biológicos, independientemente de nuestra edad cronológica. Y es relativamente fácil activar estas enzimas de longevidad, así como otros factores a través de cosas, algunas muy familiares como nuestro estilo de vida, sin duda la nutrición, ciertamente el movimiento, todo tipo de ejercicios, pero se trata del ambiente interno y externo.

Cuando hablamos de ambiente interno estamos hablando de percepciones, pensamientos, sentimientos, emociones y creencias. Eso se relaciona con el trabajo de uno de mis colegas que estará en esta serie, el Dr. Bruce Lipton, así como con la gente de HeartMath. Por lo tanto, hay muchos lugares en los que veremos esa combinación. Es una hermosa unión, una sinergia del trabajo, porque creo que cuando algo es cierto, se mostrará de muchos modos en muchos lugares diferentes. Es por eso que este equipo se ha unido para brindarles esto a ti y a nuestros televidentes de maneras que normalmente no ven. Es una respuesta larga a una pregunta corta, Steve. Se trata de activar los telómeros y permitir que esa enzima haga lo que está diseñada para hacer: dar nueva vida y sanar el ADN que está en el centro de nuestra existencia.

Steve: Entonces, ¿cómo utilizamos las técnicas de los maestros antiguos, quienes emplean las neuronas especulares para catapultar a los estudiantes más allá de sus limitaciones percibidas?

Gregg: Ese es otro de esos descubrimientos. Estamos en 2018 hablando de descubrimientos que se hicieron entre 2001 y 2009, por lo que son relativamente nuevos cuando del cuerpo humano se trata. La ciencia y los científicos, específicamente la ciencia médica, han estado haciendo trasplantes y cirugías muy complejas con éxito durante mucho tiempo. El pensamiento ha sido que estos éxitos son como son porque entendemos prácticamente todo lo que hay que saber sobre el cuerpo humano. Así que ver estos nuevos descubrimientos tan tarde en el juego es emocionante para mí, es poderoso, es controvertido y, nuevamente, los medios de comunicación no los están difundiendo. Respecto a lo que me preguntaste, científicos italianos en 2004 descubrieron una neurona especializada en lugares específicos del cerebro humano. El nombre común para esto es neuronas especulares. Ahora bien, esto es muy, muy controvertido, así que permíteme compartir la ciencia e ir más allá de la ciencia.

Mi opinión no es necesariamente una revisión por pares, aunque comienza con la información de la revisión por pares. Lo que la ciencia nos dice ahora es que estas neuronas se activarán cuando tengamos una experiencia. Por ejemplo, soy músico y cuando toco la guitarra, mis neuronas especulares se disparan. Yo practicaba artes marciales cuando era más joven, era gimnasta, era un corredor. Cuando veo que la gente hace esas cosas y cuando tengo la experiencia al correr, practicar artes marciales, gimnasia, mis neuronas especulares se disparan y no me sorprende. Lo interesante es que la ciencia descubrió que nuestras neuronas especulares se activan tanto cuando tenemos la experiencia como cuando presenciamos que alguien más la tiene, incluso cuando no la tenemos nosotros. Es por eso que podemos estar en un sillón toda la tarde del domingo viendo un partido de fútbol.

Estamos recostados allí, inmóviles, supuestamente relajados, y cuando algo sucede en el partido, nuestro corazón comienza a acelerarse, podemos comenzar a transpirar, nuestros músculos se tensan.

Cuando lo piensas bien, tal vez sepas que es cierto, pero piensa en los mecanismos de por qué sucede eso, simplemente estamos tirados ahí, no estamos en el partido. Lo que ocurre es que las neuronas especulares no conocen la diferencia entre tener la experiencia y presenciar la experiencia. Y esa es una capacidad que tenemos todos, extraordinaria, poderosa y, en mi opinión, tremendamente subestimada. Preguntaste sobre los místicos y cómo las usan. Aquí es donde se pone realmente interesante. En mis estudios de las antiguas tradiciones indígenas, de los pueblos indígenas del mundo, los maestros les enseñaban a sus alumnos algo que los empujaba, que los catapultaba más allá de los límites de aquello que los habían condicionado a creer sobre sí mismos. Lo que los maestros hacían era mostrar una hazaña extraordinaria. Quien practica artes marciales puede romper una pila de ladrillos.

Hemos visto a personas caminar sobre el fuego, a los yoguis en el Tíbet meter sus manos en la roca de la cueva y continuar empujando como si la roca no estuviera allí. Y todo lo que sucede es que cuando los estudiantes ven todo esto, tienen que cambiar su forma de pensar para adaptarse a lo que han visto. Las neuronas especulares no conocen la diferencia entre presenciar y experimentar. Lo que significa que cuando se trata de nuestra sanación personal, por ejemplo, cuando cerramos los ojos y entramos en esos estados meditativos profundos o nos enfocamos en el malestar o la enfermedad, o nos enfocamos en la sanación que sabemos que es posible, las neuronas especulares no notan la diferencia y envían señales al cerebro y al corazón para producir los químicos que coincidan con lo que están viendo. Solo estoy encarándolo superficialmente; es un módulo completo que me entusiasma mucho compartir.

En mi opinión, es un potencial tremendamente subestimado que todos tenemos y va más allá de lo que podamos decir en este breve espacio.

Steve: Entonces, hablamos de catapultar a las personas más allá de sus limitaciones percibidas. Ya hemos hablado de dos cosas y son impresionantes. Llevamos meses trabajando en un nuevo programa en el que se profundizará en estas cosas. Pero vayamos a la tercera cosa, es un trabajo genial, y es acceder a las células especializadas del corazón humano para despertar habilidades extraordinarias que antes solo estaban disponibles para los monjes, yoguis y místicos.

Gregg: Absolutamente. Y ese es uno de los lugares donde mencioné la superposición entre mis colegas y yo. Existe una tremenda superposición entre lo que estoy compartiendo y lo que están haciendo en el Instituto HeartMath, aunque lo hacemos de maneras muy distintas y únicas. Y es por eso que todos aprenden de manera diferente, Steve. Y esto es 2018, este es el trigésimo cuarto año en que hago ese trabajo de una forma u otra y no sé adónde se fue el tiempo. Pero una de las cosas que descubrí es que todos aprenden de manera diferente. Algunas personas utilizan mucho más el hemisferio cerebral izquierdo y otras el hemisferio cerebral derecho; a algunas les gusta la ciencia, otras simplemente dicen Solo dime qué hacer, y por eso diseñamos este curso, y la coincidencia en algunos de estos descubrimientos se debe a los diferentes enfoques y a cómo vamos atrás haciendo esto, y este descubrimiento es uno de estos.

Esto es relativamente reciente. En 1991, los científicos descubrieron aproximadamente 40,000 células especializadas en el corazón humano. Se llaman neuritas sensoriales. Esencialmente parecen células cerebrales, pero no están en el cerebro craneal, están en el corazón, pero funcionan con una capacidad muy similar a las neuronas del cerebro. Estas neuritas sensoriales en el corazón piensan independientemente del cerebro craneal, sienten independientemente del cerebro craneal y -esto es algo grande- recuerdan independientemente del cerebro craneal. Todos nosotros hemos experimentado alguna forma de trauma en nuestras vidas, consciente o inconscientemente: en el útero, después del nacimiento, en nuestra infancia o incluso siendo adultos. En algún momento sucede algo cuando no tenemos las herramientas para encararlo y nuestro cuerpo lo interpreta como un trauma.

Al no tener las herramientas para lidiar con eso, lo ponemos de lado de manera ideal hasta tener las herramientas para abordarlo; pero algunas personas nunca lo encaran, por lo que los problemas se van a manifestar en el cuerpo de otras formas. Y todos los que hemos pasado por terapia, counseling, conversaciones con amigos o seres queridos que nos ayudan a lidiar con estas cosas, con terapia formal o informal, a menudo lo hacemos desde la mente y llegamos hasta donde podemos con ese tipo de terapia mental, ya sea hablando con amigos o amantes, esposos, o consejeros y terapeutas entrenados para hacer esto. Y ustedes dicen: He llegado tan lejos como puedo, pero parece faltar algo. Este descubrimiento nos dice dónde puede estar lo que falta, porque abordamos los recuerdos en la mente, pero ¿qué pasa con los recuerdos en el corazón? Estas 40,000 células especializadas se concentran en el pequeño cerebro del corazón como lo llaman los científicos. El cerebro azul en el corazón.

Así que al ir a reconciliar y resolver las experiencias del pasado que quizá actualmente tienen un impacto en nuestras vidas, si las experiencias no nos molestan, tal vez no sea necesario verlas, pero esos traumas tienen una forma de aparecer más adelante en la vida en formas inesperadas. Y si han llevado sus sanaciones tan lejos como pudieron a través de su mente y de los métodos tradicionales y sienten que falta algo, esta puede ser la pieza faltante, porque nuestro corazón tiene una memoria que rara vez se reconoce, y cuando comenzamos a admitir esa memoria, es como un interruptor que se dispara y hace toda la diferencia del mundo en términos de la resolución del dolor del pasado y, nos guste o no, todos hemos experimentado ese dolor que nos hace quiénes somos hoy.

Me gustaría decir mucho más, Steve, sé que tenemos un límite de tiempo, por lo que voy a dejarlo ahí y decir que el descubrimiento de estas 40,000 neuritas sensoriales y la forma en que podemos armonizar estas células en nuestro corazón y estas células en nuestro cerebro para crear un estado óptimo de conciencia se llama coherencia corazón-cerebro. Aprendí eso de los indígenas, los místicos, los curanderos, los chamanes desde Tíbet y Nepal e India hasta Yucatán, los Andes del sur, hasta el suroeste de los EE.UU. La gente de HeartMath ha llevado eso a un laboratorio para validar qué está sucediendo y apuntar a las cosas que funcionan para que las hagamos más y hagamos menos cosas que no funcionan. Reuniremos todo esto para cubrir este tema.

Steve: ¡Fabuloso! Tenemos que dejar de pensar que el corazón es solo una bomba. Traes este cuerpo de trabajo que has desarrollado en tu investigación y también mencionaste la investigación de HeartMath. Bueno, el corazón claramente es mucho más que una bomba, ¿no?

Gregg: En la primera parte del siglo XIX se creía que el corazón era solo una bomba y todos sabemos que el corazón bombea muy bien, pero se puede construir una máquina para hacer eso. Y lo que estos nuevos descubrimientos nos están diciendo es que la acción de bombear del corazón quizás sea lo menos que hacen nuestros corazones. Todos hemos escuchado que el cerebro es el órgano principal del cuerpo. Lo que muestran los nuevos estudios es que si bien el cerebro es importante y le envía señales al resto del cuerpo para que nos diga qué hacer, el cerebro recibe muchas de sus instrucciones del corazón y esas instrucciones están basadas en nuestras percepciones, pensamientos, sentimientos, emociones y creencias. De pronto, nos ubica en el asiento del conductor y ahí es donde entra la autorregulación. Es realmente emocionante.

Steve: Déjenme decirles que esta es una de las grandes dimensiones en las que entrará realmente este nuevo programa. Tal vez lo que decimos ahora sea una noción algo abstracta, pero dejará de serlo si ven este programa en el que participan Gregg, Bruce y la gente de HeartMath, donde se entra en una función totalmente nueva de cómo vivir más en el corazón, y aprender a volvernos conscientes para que nuestras emociones mentalizadas se dejen llevar por eso, lo que pasa muy a menudo en estos días en el mundo moderno. Decimos: Ah, está sucediendo de nuevo, y creamos estos procesos para volver a esta sabiduría del corazón, a este vivir y respirar desde el corazón. Ahora permítame ir a la pregunta número 4 respecto a cómo distinguir entre el instinto y la intuición y comprender el lenguaje más profundo de la intuición dentro del propio cuerpo.

Gregg: Me apasiona poder compartir estos descubrimientos porque cambian la forma en que vivimos día tras día. Y creo que todos sabemos que nuestro mundo está cambiando y los motivos de ese cambio los he mencionado en otros programas, las conversiones de los ciclos que están cambiando nuestra sociedad, que están cambiando la manera que tenemos de resolver nuestros problemas. Tenemos que pensar de otra manera y no como alguna vez lo hicimos. Y debido a que el contexto del mundo ha cambiado, la manera en que siempre resolvimos los problemas en el pasado también debe cambiar. Lo que estamos haciendo es ofrecer claves basadas en ciencia revisada por pares que nos ayuden a hacer eso precisamente, a darnos una razón para pensar de manera diferente sobre nosotros mismos.

Instinto contra intuición. Me hacen esta pregunta muy a menudo, y muchos creen que instinto e intuición son lo mismo, pero me gustaría decir que si bien están estrechamente relacionados, son dos cosas diferentes. El instinto es una respuesta que está cableada en nuestro interior, en nuestra conciencia, en nuestra psiquis, en última instancia en nuestro sistema nervioso, en tanto la intuición no está cableada. La intuición tiene en cuenta muchos factores presentes simultáneos, incluido el instinto. Les doy un ejemplo. Instinto: a lo largo del curso de la existencia humana, la mayoría de las veces, desafortunadamente, es cierto que no es algo seguro que una mujer camine por una calle sin iluminación en una ciudad extraña, sola, a altas horas de la noche. ¿Dirías que es una aseveración justa?

Steve: Así es, por desgracia.

Gregg: Desafortunadamente, sobre todo cuando piensas en unos 200.000 años de existencia humana. Y esto también es cierto tanto para los hombres como para las mujeres. Tenemos formas muy diferentes de responder según tengamos la oportunidad de caminar por una calle iluminada o a oscuras, al aire libre o por un callejón, tarde de noche o a plena luz del día, por una ciudad conocida o desconocida. Aquí es donde se pone interesante si lo piensas realmente.

Podemos estar en una ciudad extraña a altas horas de la noche, en un callejón oscuro, tomando un atajo hacia el hotel y nuestra lógica nos dice que estaremos en el hotel mucho más rápido si vamos por ese callejón oscuro, porque el hotel está justo allí. Incluso si nosotros, personalmente, nunca hemos tenido una mala experiencia, nuestro instinto nos dice que no es buena idea porque estamos recurriendo a la experiencia colectiva acumulada, a la psiquis subconsciente que se infiltra y se transmite a través del ADN según lo que pensamos sobre nosotros mismos Así que estamos aceptando experiencias de todo lo que nos ha llegado, aunque personalmente nunca hayamos tenido una mala experiencia. Ese instinto está programado para mantenernos a salvo.

La intuición ciertamente puede tomar en cuenta el instinto, pero también tiene en cuenta las señales de la calle, la energía, el ambiente en el momento. Esas 40.000 células especializadas en el corazón humano están sintonizadas en un campo, y hemos aprendido a honrar ese campo y confiar en él. Ese campo siempre nos informa qué es verdad en el momento para nosotros, no lo que ha sido verdad colectivamente durante cientos de miles de años para otras personas en el pasado. Así que la intuición podría decir: Está bien, hay un callejón oscuro, un atajo al hotel, la mayoría de la gente probablemente no iría por ahí, pero en este caso puedo ver la luz del día al otro lado, no hay nadie más en ese callejón y SIENTO que está bien en este momento. La intuición nos dirá que está bien tomar ese atajo para regresar al hotel un poco más rápido. Así que la intuición funciona inconscientemente.

Nuestro subconsciente es mucho más rápido que nuestra mente consciente. Así que la intuición subconscientemente evalúa nuestro entorno, evalúa la situación y también considera el instinto del pasado como uno de los muchos factores. Y podríamos seguir y seguir sobre eso. La pregunta es ¿cómo lo sabes? ¿Cómo escuchas a tu corazón? ¿Y cómo sabes cuando tu corazón te está hablando con sinceridad, directamente? ¿Cómo sabes que la voz que escuchas proviene de tu corazón o de otra parte? ¿Es la voz de tus padres? Subconscientemente ¿es la voz de tu guía espiritual que te dice que no hagas algo? ¿Es la voz de tu ego? ¿Es la voz del miedo? Todas buenas preguntas, todas relacionadas y todo se reduce a cómo interpretamos los mensajes de nuestro corazón y eso es lo que vamos a abordar en este curso.

Steve: Ciertamente estamos obteniendo algo de sabiduría craneal aquí, al menos en términos de la ciencia revisada por pares que está surgiendo en todo esto. Es realmente extraordinario.

Gregg: Antes que nada, debo decir que soy un científico, diplomado en geología, tengo una sólida formación en ciencias biológicas: biología molecular, química molecular, biología marina. Y lo aclaro porque en primer lugar, muchas de las cosas que presento difieren mucho de las que me enseñaron a aceptar como científico. Soy el primero en admitirlo. Y es nuestro deber preguntarnos, nos debemos a nosotros mismos la diligencia debida, y les daré referencias sobre el origen de esta investigación para que puedan corroborarlas. Si les digo algo y ustedes dicen: ¡De ninguna manera! ¿Cómo es que no sé sobre eso? voy a darles la referencia para que puedan ir y comprobarlo. Y si tienen un problema con la información, no es conmigo, es con la ciencia, porque eso es lo que dice. Número uno: Es muy diferente de lo que me enseñaron. Número dos: Lo único que quiero decir es que la ciencia solo puede darnos los elementos básicos de cómo funciona algo y eso es todo para lo que está diseñada.

En cuanto a la forma en que aplicamos ese algo en nuestras vidas, ahí es donde recurrimos a la sabiduría, la experiencia humana de nuestros antepasados, los 5.000 años de historia registrada en los que han tenido la oportunidad de aplicar estas cosas. Cómo las apliquemos, depende de nosotros. ¿Cómo se aplican a mí, personalmente, además de la ciencia que me dice que son ciertas?

Steve: No puedo esperar a llegar a eso. Déjame primero compartir un par de cosas. En primer lugar, Darwin era un geólogo y Gregg también, así que cuando Gregg habla sobre ciencia revisada por pares, la mayoría de la gente quiere ir atrás y hablar del trabajo de Darwin. Sugeriría que ahora esto es más importante. Este trabajo contemporáneo está combinando la resolución de los problemas con la ciencia; es extraordinario, porque cuando hablamos de catapultarnos más allá de las creencias limitantes, podría parecer jerga de marketing, pero no lo es, es real. También quiero decir otra cosa. Gregg, lo que aprecio mucho de ti es que tienes a todos estos amigos en la comunidad científica y hablas sobre este puente que nunca existió entre mamíferos y hombres y en realidad lo profundizas al hablar de la ciencia y de cómo es muy diferente y lo ha sido durante 2000 años y que no hay puente, no hay conexión.

Tienes valor para haber hecho ese trabajo y mantener el contacto con los científicos que, como mencionaste en tu libro, se apartaron de ti cuando lo compartiste. Vamos a hablar de lo que es cierto. Quiero agradecerte, realmente te aplaudo por eso, porque esta ciencia es muy necesaria ahora que tenemos todos estos desafíos individual y colectivamente y creo que has creado una salida muy sólida a través de la ciencia y todo el trabajo que has realizado.

Gregg: Gracias, Steve. Se trata de una pregunta fundamental que me hice hace más de 30 años, y fue esta: Nuestro mundo está cambiando, ¿cómo podemos aceptar ese cambio de una manera saludable si no somos honestos con nosotros mismos respecto al cambio, a nuestro origen, a nuestra historia, a nuestro pasado? A menos que seamos honestos con lo que nos dice la evidencia, ¿cómo podemos aceptar este cambio? Y no para sobrevivir, sino para prosperar. Esa es la clave. ¿Cómo prosperamos en este nuevo mundo de una manera realmente saludable? Y mi respuesta a esa pregunta es lo que estamos haciendo aquí, ser honestos con lo que la ciencia comparte con nosotros. Y cuando me desvíe de eso, cuando diga: Está bien, aquí está la ciencia y ahora está lo que creo que significa para mí, seré muy directo con ustedes, seré muy sincero respecto a dónde separo mis opiniones de la ciencia para que puedan hacer esas delimitaciones por su cuenta. Así que gracias por reconocerlo, Steve. Te lo agradezco mucho.

Steve: Eso es lo bueno del programa de hoy y del curso del que vamos a hablar. Es una ciencia subyacente, una base sólida, que realmente está creando un camino de empoderamiento increíble para nosotros individual y colectivamente. Déjame hacerte la última pregunta. Cuando te acercas a la vida, sabes que tu cuerpo está diseñado para repararse, rejuvenecer y sanarse constantemente, creando una química en tus células que refleje esa conciencia; lo mencionaste un poco antes, pero podemos volver y profundizarlo.

Gregg: Hay una diferencia fundamental entre la forma en que se nos han enseñado a pensar sobre nosotros mismos y lo que la ciencia nos está diciendo sobre la forma en que realmente funcionamos. Por lo tanto, todo lo que voy a hacer en este curso responderá a esta pregunta, todo se reduce a esta diferencia fundamental. Permíteme exponer esta forma de pensar primero, Steve. Hay dos modelos muy diferentes. Nos han enseñado que venimos a este mundo como un recipiente que tiene x cantidad de vida, y no sabemos cuánta, y vivimos nuestras vidas día tras día tras día, y cada día agotamos un poco esa vida hasta que llegamos a un punto en el que hemos agotado el recipiente y ya no podemos mantenernos y lo llamamos senescencia y, en última instancia, muerte. Y ese es el modelo estándar, la forma convencional de pensar. Pero lo que la ciencia nos está mostrando ahora es que hay otro modelo que nos brinda un sentido muy diferente de nuestra existencia.

Se ve así: Venimos al mundo como un recipiente con una cantidad de vida x y comenzamos a vivir, y aquí está la diferencia. En lugar de usar esa fuerza vital poco a poco hasta que la agotemos en una fecha no especificada, lo que la ciencia nos está mostrando es que la vida es cíclica y eso es cierto dentro de nuestros cuerpos, podemos rejuvenecer y regenerar la vida en nuestros cuerpos en lugar de agotarla. Eso no es lo mismo en un modelo lineal que en un modelo cíclico. Entonces, en el modelo cíclico, estamos reabasteciendo constantemente el recipiente y hay muchas maneras de reponerlo y voy a hablar de ello en el curso. Pongamos como ejemplo el ADN. Sabemos que el ADN se repara y rejuvenece cada dos semanas. Sabemos que el cerebro rejuvenece en alrededor de 365 días. Todas las células se regeneran realmente en ese período de tiempo. Los músculos de nuestros cuerpos, nuestros huesos, cada órgano, tiene un período cíclico diferente.

Lo que la ciencia nos está mostrando es que cada órgano en el cuerpo humano ahora ha sido documentado con su capacidad para repararse y sanarse a sí mismo. Incluso los órganos que nos han dicho que no pueden hacerlo, como el tejido de la médula espinal, el pancreático, el cardíaco, el cerebral. La clave es que se les debe proporcionar el ambiente adecuado para que se produzca la reparación cíclica y la reconstrucción. Ahora bien, cuando digo ambiente, ¿qué quiero decir? Podría ser el ambiente externo, así es como suele pensar la gente y eso es importante, ya sabes, el aire fresco, el agua con la que nos bañamos y que bebemos, todo lo que introducimos en nuestros cuerpos, eso es importante. Hay un ambiente nutricional. ¿Qué utilizamos para nutrir nuestra comida? Esta es una pregunta clave. Cuando nos sentamos a comer, ¿comemos para dejar de tener hambre o para proporcionarnos la más alta calidad de nutrición disponible en ese momento?

Esa es una pregunta fundamental que todos nosotros nos debemos hacer. Y la forma en que la respondemos determina esa parte de nuestro ambiente interno: percepciones, pensamientos, sentimientos, emociones y creencias, el entorno energético. Hay muchas maneras diferentes de pensar en el ambiente, el punto es que, en lugar de aceptar esta forma lineal de pensar sobre la vida en la que perdemos parte de esa vida todos los días y cada año tenemos cada vez menos componentes de vida, podemos empezar a pensar en términos de la naturaleza cíclica del ambiente, y son realmente buenas noticias. Si les está sucediendo algo en su cuerpo que no les gusta, pueden reprogramar su ADN. La ciencia que lo sostiene se llama Epigenética.

Ahora bien, lo que estoy compartiendo va más allá de lo que un científico en la ciencia de la epigenética puede decir, porque observan placas de Petri y ambientes controlados de laboratorio. Yo estoy trabajando con chamanes, curanderos, místicos, que han utilizado estos principios durante los 5.000 años de historia humana registrada. No conocen la ciencia, pero saben cómo aplicar estos principios en sus vidas y cómo adoptar estas verdades profundas de la existencia humana. Estamos viviendo una época en la que el mundo está cambiando muy rápido. Nos debemos a nosotros mismos aprovechar cada partícula de información que sea honesta. Esta es la clave. Información veraz, honesta, objetiva. Nos debemos a nosotros mismos aprovechar todo lo que tenemos, cruzar los límites tradicionales entre la ciencia y la espiritualidad, la sabiduría y el misticismo indígenas, donde tiene sentido cruzarlos porque en la naturaleza esos límites no existen.

La naturaleza no conoce la diferencia entre biología, geología, química y física. La naturaleza no conoce la diferencia entre la sanación posible y la sanación que existe, porque todo es parte de un continuo. Entonces, cuando comenzamos a pensar de otra manera, y volveré a esto, el punto central de este programa para mí son los descubrimientos fácticos, honestos, veraces, la información que nos ayuda, que nos da motivo para pensar de otra manera sobre nosotros mismos y nuestra relación con el mundo. Y una vez que sabemos que está ahí, podemos aprovecharla cuando la necesitamos.

Debo advertirles que una vez que han visto los nuevos descubrimientos, la nueva información, ya no pueden ignorarlos. Al ver estos programas, esta serie, hacen nuevos descubrimientos sobre sí mismos y ahí es donde comienza su tarea, porque en ese momento tienen que descartar lo que digo o dejar lugar para lo que yo escuché en mi vida. Voy a cambiar la forma en que pienso de mí mismo, mis relaciones, mi relación con el dinero, mi relación con mi cuerpo, mi relación más íntima y romántica. Todo se reduce a la forma en que pensamos sobre nosotros mismos y el modo en que resolvemos nuestros problemas. Estamos ofreciendo el conjunto más inteligente de nuevas herramientas para poder hacerlo y creo que este es uno de los lugares en los que ahora todo comienza a tener relevancia en nuestras vidas. No pueden separar su vida actual de lo que está sucediendo en el mundo allá afuera. Está todo relacionado. Y a medida que adoptamos las nuevas herramientas que nos cambian, no se ve tan aterrador.

Cuanto más nos conocemos, mejor equipados estamos para enfrentar lo que nos trae la vida, y ese es el propósito.

Steve: Gracias, eso fue fantástico. Felicidades nuevamente por Humano por Diseño. Es un libro poderoso e importante. Hablemos de este curso de seis semanas que hemos creado. Se llama La ciencia del autoempoderamiento, la conciencia celular, la inteligencia del corazón y la historia humana no contada. Para mí, es un mapa basado en la revisión científica para este viaje individual y colectivo en el que nos encontramos y es muy importante en la Tierra en este momento, y no es solo un mapa y un viaje, sino que Gregg, Bruce Lipton, Deborah Rozman y Howard Martin son nuestros sherpas y nos están llevando a la cima de esta montaña donde realmente podemos vivir de una manera empoderada y súper satisfactoria.

Gregg: Me han llamado muchas cosas, pero nunca sherpa y me gusta, porque me encanta escalar montañas y cuanto más altas, mejor, por lo que me siento muy honrado de ser un sherpa entre los sherpas.

Steve: Esta ha sido realmente una colaboración de muchos meses con Gregg, trabajando con Bruce Lipton y también con los líderes de HeartMath; además, ellos ayudaron a perfeccionar el título: La ciencia del autoempoderamiento, la conciencia celular (Bruce), la inteligencia del corazón (Deborah y Howard) y la historia humana no contada (Gregg). Y esto es exactamente de lo que trata este programa. Gregg, háblanos de tu propia sabiduría e intuición y las cosas que surgen para guiarte.

Gregg: Me coloco en el lugar de la comunidad porque soy uno de ustedes, soy un estudiante de la vida, de los nuevos descubrimientos, y si fuera ustedes, sentados allí delante de la computadora, y viese que se ofrece este curso, lo primero que vería es el título. ¿Qué significa ese título para mí? Y lo que realmente me viene a la mente, personalmente, es que estoy acostumbrado a hacer cursos yo solo, cursos de varias semanas, y Lipton y HeartMath también. Lo que lo hace algo distinto es que no es un curso de Gregg o un curso de Lipton o un curso de HeartMath. Es una convergencia de Gregg y Bruce y Deborah y Howard y descubrimos que traemos nuestros propios segmentos, pero estamos colaborando para traer una historia, y es una nueva historia humana que estamos compartiendo y creo que esto es muy poderoso. Scott Turrell, un autor estadounidense dijo: ¿Quiénes somos sino las historias que nos contamos sobre nosotros mismos y que creemos? Esa es la clave.

¿Cuál es la historia que se cuentan sobre quiénes son, su relación con su cuerpo, con la Tierra, con el pasado, con el futuro, con el Cosmos, con un poder superior? Consciente e inconscientemente, ¿qué historia se cuentan de su comunidad, de su familia, de su religión, de su formación académica, de los libros de texto, de la ciencia, la misma ciencia de la que estamos hablando en este momento, los nuevos descubrimientos que han revertido 150 años de pensamiento científico? Eso por un lado. Por el otro, nuestra sociedad todavía les está enseñando ciencia obsoleta a los jóvenes en el aula. Estamos dejando un mundo de cambios a los jóvenes y les estamos pidiendo que los resuelvan mediante el mismo pensamiento que llevó a los problemas que estamos viendo actualmente. No tiene ningún sentido. El título es sincero respecto a lo que haremos cada uno de nosotros, pero nos da libertad para cubrir un montón de terreno nuevo.

Entre el momento en que tú y yo comenzamos a hablar de esto y mientras estoy grabando estos módulos y los estás viendo, salen a la luz más descubrimientos y, debido a la forma en que creamos el título, incorporamos estos nuevos descubrimientos para honrar el título.

Una de las cosas que he descubierto en los 34 años que he estado haciendo este trabajo de una forma u otra, es que todos aprenden de manera diferente, pero una de las cosas que he aprendido es que el público se ha vuelto mucho más sofisticado que años atrás y por eso tengo la sensación de que no tengo que empezar desde cero y volver a explicar todo lo que hacemos. Y también descubrí que podemos ser mucho más concisos. Por eso, el formato en que se presenta este programa es de 15 minutos de exploraciones visuales de los descubrimientos muy concisas, impactantes, muy convincentes, y luego mi oportunidad de compartir lo que estos descubrimientos han significado en mi vida y cómo los aplico en ella. Así que nuestros espectadores pueden decir: Bueno, si Gregg los aplicó en su vida de esta manera, tal vez signifiquen algo similar para mí en la mía.

Estos son segmentos de paquetes de información de 15 minutos; se trata de meditaciones y sanaciones, de súper aprendizaje, de súper resiliencia, de todas las cosas de las que vamos a hablar. Voy a hablar más allá de la historia de Darwin sobre la evolución humana. Cuando la gente escuche esto, pensará: Gregg, Darwin, 1859, la supervivencia de los más fuertes, tal vez se equivocó, ¿qué diferencia hay? Muchas personas se sorprenden. Los problemas más grandes, los problemas sociales que están desgarrando el tejido trama de nuestras familias, nuestras relaciones, nuestra sociedad y nuestra nación, están basados en las cosas que se supone que debemos pensar sobre nosotros mismos. Y eso proviene de las teorías de Darwin, de lo que propuso hace 150 años. Nos dice que la naturaleza se basa en el conflicto, la lucha, la escasez y la competencia. Ahora sabemos que no es así.

En realidad, la naturaleza se basa en la cooperación y la ayuda mutua, y cuanta más lucha y competencia se ve, eso nos dice cuán lejos estamos del verdadero modelo que nos ofrece la naturaleza. Los nuevos descubrimientos han rechazado el concepto de que somos parte de la idea de la evolución darwiniana. Los estudios de ADN nos muestran que los seres humanos aparecieron repentinamente en la Tierra hace 200.000 años. No evolucionamos lentamente, gradualmente, durante largos períodos de tiempo. Esto es lo que nos dice el ADN y es muy distinto de lo que me enseñaron a creer. La evolución es un hecho en la naturaleza; se desmorona cuando se trata de los seres humanos. En el segundo módulo, voy a hablar sobre el potencial humano. Estamos aprovechando solo una fracción del potencial que está disponible para nosotros a medida que aprendemos a armonizar y traer coherencia a los sistemas de nuestro cuerpo.

Cuando pasamos por la vida, podemos funcionar en piloto automático y salir adelante, o podemos aprovechar la capacidad que ninguna otra forma de vida puede adoptar. Se llama autorregulación. Somos la única forma de vida que puede sentarse en un momento del tiempo y decir: En este instante elijo mejorar mis enzimas de longevidad, elijo aumentar mi resiliencia, crear una tremenda resiliencia para cambiar mi vida, elijo aceptar mis profundos estados de intuición, mi súper aprendizaje, mi capacidad de súper aprender todas estas cosas.

Ahora hay un nuevo estado del cerebro más allá de los que aprendimos en nuestros libros de texto: El estado cerebral gamma que nos permite aprovechar un gran potencial cerebral de maneras que suenan a ciencia ficción, pero son un hecho científico. Science fiction, science fact, estoy creando nuevas palabras a medida que avanzamos aquí, Steve. Lo que no dije es que estamos armonizándonos con los sistemas naturales que son buenos para el planeta, para las comunidades, para nuestras sociedades. Eso trae paz, cooperación, y si podemos usarlo alguna vez, no puedo pensar en un mejor momento que ahora.

Steve: Gracias hermano. Fue fabuloso pasar la hora contigo. Gracias por pasar tiempo con nosotros. Cuídense todos. Namaste.



https://programs.humanitysteam.org/science-program-webinar/
Título en inglés: Awakening your power to self regulate longevity, deep intuition, resilience and healing
Traducción: Susana Peralta

280 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo