¿Cómo dominas la alquimia?. 3

Varios/Otros


La tercera parte del Seminario sobre cómo dominar la alquimia: Aplicar los Elementos del Amor.
En esta parte Jim Self anuncia su Proyecto Banco del Parque, una convocatoria transmitida por los Arcángeles, Maestros Ascendidos y Señores de la Luz.
Afectuosos saludos de Cris
-----

Parte 3 - Aplicar los Elementos del Amor

¡Hola, bienvenidos! Qué bueno estar aquí, me entusiasma esta oportunidad de hacer esto. Déjenme dar la bienvenida a muchos de ustedes, me marea la idea de tantas personas conectándose con esto, hay más de 1.600 personas en esta convocatoria, ¡de modo que bienvenidos!

Voy a hablar de la Parte 3 de una serie: ¿Cómo Dominar la Alquimia? Y es muy interesante, porque la primera parte es una aplicación, cómo cambias, cómo manejas la frecuencia del pensamiento; la segunda parte es cómo cambias los armónicos de la materia, pero esta tercera parte es aplicar los elementos del amor para crear un resultado deseado. Lo interesante de esto es cómo se entretejen las tres juntas. Realmente no se puede hacer una sin las otras.

Al empezar a jugar en este espacio, eso les permite hacer cosas diferentes, pero uno de los aspectos de esto es la capacidad de jugar con la energía desde un estado consciente, en cierto modo ¿trabajas para la energía? ¿o usas la energía? Para poder realmente empezar a contestar a esa pregunta, para poder incluso empezar a tener una discusión sobre las frecuencias del pensamiento, los armónicos de la materia, y qué es el amor, porque el amor es mucho más grande, es un aspecto de ti que es enorme, pero cuando lo utilizas, permite que todo suceda, en un equilibrio, realmente de una manera ridículamente simple. Pero parte de la cuestión es si trabajas para la energía o si trabajas con la energía. Y cada uno tiene su historia, de modo que ¿cuál es tu historia? ¿Cómo te mueves por la vida? ¿Cómo juegas en este juego? Todos lo hacemos desde un sentido de percepción de trabajar para la energía o trabajar con la energía.

Y cuando empiezas a estar más consciente, a darte cuenta, tienes mucho potencial que se vuelve disponible, pero no está disponible con la cabeza baja, más o menos, trabajando para la energía.

De modo que realmente tienes disponibles posibilidades ilimitadas, que para la persona común que pasa por la calle pasan desapercibidas. La potencial de posibilidad pasa desapercibida. La elección del potencial de posibilidad no se ve.

Entonces, en cierto modo, para armar esto y llegar al amor, parte de la pregunta que hago es ¿cuál es tu historia? ¿Cómo se desenvuelve tu historia? Es interesante, porque en el mundo hay siete mil millones de historias. En realidad eso no es verdad. Los insectos tienen una historia, el conejo tiene una, toda cosa viviente tiene una historia. No es de la misma consciencia que tú y yo pensamos, o expresamos, o jugamos, pero está en la consciencia de Todo lo que Es. Y en esta consciencia empiezas a tener potencial ilimitado disponible, en términos de utilizar la energía. Es cierto, es simple. ¡Todo esto es simple! Ridículamente simple. Sin embargo, simple no es fácil cuando estás trabajando para la energía.

Lo que hacemos muchos de nosotros, y no hay culpa ni defecto en ello, es comprar la historia del padre/madre/maestra/sacerdote en nuestra vida, que dicen "Así son las cosas". Y nosotros decimos "Está bien" y vivimos ese libreto. Una cosa que se está volviendo muy interesante y realmente asombrosa si una persona puede dar un paso atrás y verlo, es cuál es la historia de muchos otros. Y en esta época tan particular en el planeta, en el sistema solar, y en todo, porque todo está en proceso de pasar por cambios muy significativos, y los cambios van sucediendo cada vez más rápido, pero estos cambios empiezan a crear segmentaciones - no separaciones; segmentaciones. Donde solíamos tener una creencia en una historia, y la historia se desplegaba y te movías con la historia, trabajabas para la energía de la historia. "Así son las cosas, esto es lo que hacemos, este es mi trabajo, esta es mi relación, voy a casa, me voy a dormir, me levanto, hago todo otra vez."

Pero si solo das un paso atrás en tiempo presente y observas las historias, sin poner el dedo en el enchufe de cada una de esas historias, empiezas a ver las segmentaciones. Empiezas a ver las historias - están muy disponibles para ser vistas. Y entonces, ¿cuál es tu historia? Eso sería parte de esta pregunta.

Pero cuando empiezas a reconocer "Ya no soy parte de aquella historia", aunque la historia es interesante y genera mucha emoción, mucho movimiento, no es mi historia.

Ahora toma una respiración, porque estamos empezando a jugar en llegar a un lugar simple. Y este lugar de "simple" es a donde diriges la energía. Y en este lugar donde es simple, en este lugar de ser consciente de la frecuencia del pensamiento, los armónicos de tus emociones en la materia, y simplemente disfrutar del amor, todo viene a ti. Sin trabajo, sin esfuerzo, sin desafíos, empieza a ser un espacio de elección: ¿qué elijo? Y cuando empiezas a permitir que se vea el potencial, se exprese la posibilidad, las opciones se vuelven asombrosas. Lo que pasa con las opciones es que empiezas a permitir que todas las otras historias sean simplemente las otras historias. Hay personas que quieren discutir por esto. Terrífico. Habrá alguno que defenderá eso. Hay personas que quieren construir esto, hay quienes quieren oponerse a aquello. Todas esas son historias que han creado el flujo de energía para la que en general hemos trabajado, sentados dentro de la historia, siguiendo el hilo de la historia.

Pero cuando empiezas a reconocer este espacio en que estamos jugando, consigues dar un paso atrás, consigues estar en tiempo presente en lugar de en tiempo lineal, consigues observar si deseas engancharte en esto o eliges no engancharte en aquello, las historias empiezan a cambiar.

Cosa interesante, se hizo un test en la escuela secundaria, el instructor dijo: Van a tener una prueba. Lean aquí las instrucciones y síganlas. Y las instrucciones eran realmente breves. Pero mucha gente no lee las instrucciones. Las instrucciones decían: lean las instrucciones y tengan un lindo día, la instrucción es que te detengas ahora, has terminado la prueba. Y se oyó a la gente reír, y dejaron sus lapiceras, pero había gente trabajando en la historia. Y cuando empezaban a contestar todas las preguntas que venían después de "Detente ahora, has terminado la prueba", la cosa se ponía más y más desafiante, y había un límite de tiempo: "Solo tienen cinco minutos". Y la gente se volvía más frustrada, más desafiada, se alteraban, y los otros se reían. ¿Trabajas para la energía o trabajas con la energía?

Al empezar a jugar en este aspecto de la percepción conciente, ¿Cómo dominas la alquimia? Para quienes no han seguido la conversación que sostuvimos sobre esto, la alquimia es una manera de vivir. En las dimensiones más altas, la alquimia es "cómo funciona todo". La capacidad de ser tú mismo como ser creador, eligiendo trabajar con la energía, y volviéndote más consciente a medida que empiezas a jugar con las posibilidades. Nunca se detiene, es interminable. Tú eres interminable. Solo que aquí estamos jugando en una historia, es solo uno de los juegos, es casi como una película, déjame decir: llamémoslo una película, también llamémoslo tu película. Esta es tu obra de teatro, eres el actor/actriz estrella de tu drama. Y todos los otros de la historia son solamente la utilería, y la escenografía, y el telón de fondo para una aventura. Puede no ser tu aventura.

Y en tu vida tienes un número de personas que vienen y se van, las llamas amigos, o las llamas enemigos, o gente que te gusta o no te gusta, pero todos están desempeñando un papel en tu obra de teatro. Son actores y actrices secundarios que desempeñan su papel para que tú seas la estrella de la obra.

Ellos son también estrellas de sus propias obras, donde tú serías el actor secundario. Lo que pasa es que nos olvidamos de quién es la obra en que estamos actuando. Toma otra respiración, si te parece.

De modo que esta segmentación que está en marcha en el mundo realmente es bastante terrible. Por un lado, si lees las instrucciones simplemente te detienes ahora y observas, pero hay muchos que no leen las instrucciones y pelean otro día más, discuten otro día más, cavan en su montaña otro día más. Entonces empiezan a ser la utilería de tu obra, pero tu obra empieza a tomar una dirección diferente. Cuando empiezas a considerar que esta cosa de la alquimia existe, y hay patrones de este nivel que te permiten elegir potenciales de modo distinto, elegir posibilidades distintas, iluminar el potencial de manera ilimitada, simplemente requiere dar un paso atrás y tomar una respiración.

En esa primera parte, alterar las frecuencias del pensamiento, realmente hay un aspecto en que al observar el juego y reconocer "No necesito meter el dedo en ese enchufe" eso empieza a ser una opción. Pero también al empezar a reconocer la ira, el resentimiento, la furia, los celos, el juicio, eso no se siente muy bueno en el cuerpo. Sin embargo el bienestar, la belleza, el respeto y la dignidad se sienten muy bien en el cuerpo. ¿Qué eliges? Ves, eso es una elección. Pero en gran medida, trabajar en la historia, la tuya y la de todos los demás, no ha sido una elección consciente. A medida que el mundo cambia, y a medida que esta percepción conciente se presenta, cambiar las frecuencias del pensamiento.

Hay una cuestión interesante: los pensamientos son eléctricos, y las emociones son magnéticas. Es una gran cuestión, es muy simple pero es muy grande. Entonces al empezar a tener estos pensamientos, aquí hay otra cuestión, aquí mismo. La gente se confunde: ¿qué es emoción y qué es sentimiento? Esto no es pura verdad, esto es algo a qué prestar atención, hacerlo funcionar para ti, pero cuando sientes, tienes una sensación o una percepción conciente que llamamos sentimiento, y es una emoción, es un enojo, un resentimiento, furia, o celos, - o llena ese espacio en blanco con lo que quieras - notarás que las vibraciones son incómodas porque tienen aristas, filos en las vibraciones. Es errático, no es parejo, no es limpio, no se siente bien. Es una arista. Si empiezas a notar, las emociones tienen aristas. Los sentimientos: belleza, aprecio, gratitud, dignidad, bienestar, no tienen aristas. Así, puedes notar ¿estoy en una emoción o estoy en un sentimiento?

También empiezas a notar que hay un pensamiento generalmente adherido a la emoción o al sentimiento. El pensamiento es "Qué hermoso es esto", y hay un sentimiento. "Esto me enoja mucho" y hay un sentimiento. Los pensamientos que generalmente son incómodos, que pelean o empujan contra algo, confunden, inciertos, pensamientos de "no estoy bien" generalmente vienen acompañados de una emoción. Los pensamientos son eléctricos, las emociones son magnéticas.

Entonces una persona empieza a reconocer que hay un conjunto de opciones, un conjunto de aplicaciones, de herramientas, que pueden ser usadas en términos de ¿Cómo elijo mi pensamiento? y luego cómo sostengo esa alineación de pensamiento en situaciones que típicamente traen una emoción anexa, un desequilibrio.

Cuando puedes empezar a jugar en un pensamiento alternativo, suele venir acompañado de un sentimiento o emoción alternativos. En este espacio donde jugamos, este juego tridimensional pentadimensional, en el aspecto de lo llamado tridimensional es físico. No es tanto el árbol, el sofá, la silla, la ventana; eso es físico pero es forma; es la utilería y la escenografía que permiten jugar el juego. Pero en el juego de 3ªD y 5ªD hay muchas de estas cosas físicas, la utilería, que existen. El árbol existe pero el árbol es una forma para que básicamente uses en crear tu experiencia física. En el aspecto de la fisicalidad, en 3 y 5 dimensiones, tienes que tener una geometría. La geometría existe en la fisicalidad, lo más simple en la geometría es el triángulo equilátero. Cuando armas un triángulo equilátero, brinda una fuerza tremenda; permite el equilibrio; no se rompe fácilmente.

De modo que si fueras a pensar en palabras que te gustaría sentir, pensamientos que te gustaría experimentar, mi observación de muchas personas sería que si te dieran opción de sentirte terrible, miserable, celoso, indignado, escandalizado, o bien feliz, risueño, en bienestar, ¿cuál elegirías? No hay muchas dudas. Sin embargo, ¿cuál eliges realmente? Y en ese contexto de "vivo mi vida porque estoy enganchado en la historia", si tuvieras la oportunidad de reestructurar tu historia, ¿lo harías?

Una de las maneras de empezar a tener percepción conciente de este estado más alto de bienestar, este estado de alquimia en que los Maestros Ascendidos, Señores de la Luz, Arcángeles dicen "Así es como vivimos"

En la 3ª dimensión es una historia por sí misma, un juego, un lugar al que vinimos a jugar, y lograr mucha más maestría, pero en ese juego de la 3ª dimensión, el modo en que se crean las reglas y las estructuras, se crean de tal modo que opciones como miedo, ira, resentimiento y celos están todas muy disponibles bajo la forma de emociones. Pero cuando juegas en la 5ª dimensión, no puedes llevarte ese equipaje contigo. Al empezar a jugar en el espacio de 5ª dimensión, de bienestar y belleza, feliz, y gracia, y risas, y me gusto, empiezas a tener una alineación muy diferente en la estabilidad de cómo te ves a ti mismo y juegas el juego. Cuando juegas en 5ªD de un modo más consciente para ti, sucede una cosa: la ira, la furia, el resentimiento no pueden existir en la 5ªD - de modo que no puedes llevar tu equipaje en este tren.

La 5ªD está a la distancia de una respiración, es esa risa, es ese lugar donde me siento bien y disfruto. Nunca te echan de la 5ªD, no monitorean bueno o malo en la 5ªD, excepto tú, y es un lugar donde entras de pronto en una emoción, una resistencia, un resentimiento o un enojo y entonces hay una especie de campo emocional magnético. De algún modo notarás que estar enamorado, o reírte de las mariposas, o ver belleza es realmente maravilloso en el momento, porque es solo en el momento. Pero luego tú cambias la atención un poco hacia "Oh, me olvidé de ocuparme de tal cosa" y ya no estás en el momento; estás de regreso al tiempo lineal y a la 3ª dimensión. Pero cuando tienes emociones o alteraciones, ¿has notado que permanecen mucho más tiempo? Se quedan, y se quedan. Ese es el poder de los armónicos de la materia. Verás, la materia no es sólida, la materia está hecha de frecuencias de sonido.

La silla en que te sientas; si cambias la resonancia de los armónicos de esa silla simplemente te caes al suelo. Todas las cosas están hechas de vibraciones, y estas vibraciones, en el campo emocional, son filosas, tienen aristas, y esas emociones filosas son muy pegajosas, cosa del electromagnetismo, son muy magnéticas. "¡Cómo odio a esta persona!" ¿Cómo se siente eso en el cuerpo? ¿Y puedes soltarlo instantáneamente? No es tan fácil soltarlo cuando tienes un pensamiento que genera esa clase de emoción magnética.

Pero cuando empiezas a jugar en una frecuencia de pensamiento alterada, - no un estado alterado, sino una frecuencia alterada, cambiada - "Podría enojarme mucho por esto, sin embargo voy a elegir verlo y dejarlo pasar. No voy a meter mi dedo ahí", empiezas a descubrir que en el cambio de la consciencia la capacidad de reconocer "me gusto", reconocer "ya no elijo esa energía para ir en contra ni para trabajar con ella," empiezas a encontrar palabras como seguro, capaz, misericordioso, feliz, como aspectos de pensamiento que se convierten en una plataforma de opción. ¿Has notado que eres mucho más creativo, más afectuoso, más feliz, cuando estás en un lugar que no tiene un montón de enredos? Cuando este proceso de la alquimia - la capacidad de alterar la frecuencia del pensamiento, es observada y elegida, ese campo magnético que estaba allí hace un minuto, sostenido rígidamente en "odio a esa persona" es cuestión de "cómo salgo de eso".

¿Realmente la odias o es que estás muy enojado con esa persona? Bueno, disminuye, "sí, estoy muy enojado con ella". Bueno, ¿es que estás realmente enojado o es que te frustra? "Sí, realmente me frustra." ¿Estás realmente molesto con esta persona, o solo desilusionado porque sucede que es tu cónyuge y no se está portando como tú crees que debería? "Y, sí". ¿Puedes oír la energía de la emoción disminuyendo al cambiar el pensamiento? Ahora toma otra respiración, porque estamos muy enganchados en esto.

Pero en esto hay una pieza particular que empieza a ser el desafío. Es aquella en que muchos de nosotros estamos muy comprometidos con el bienestar. Muchos estamos comprometidos con ver el mundo como un lugar perfecto, un lugar maravilloso, donde esas palabras lindas como respeto y aprecio, gratitud, felicidad, risas, es realmente un estado de ser. Y muchos de nosotros estamos muy comprometidos en obtener ese resultado. Sin embargo no necesariamente estamos dispuestos a prestar atención a hacer "me gusto" y "estoy bien", "¿puedo darme a mí?, ¿puedo tener para mí? Ya conoces ese lugar de la enseñanza cristiana que dice que es mejor dar que recibir. ¡No lo es! Porque si das, y das, y das, no te queda nada más para dar, y estás completamente agotado.

Pero donde empiezas a entrar en este espacio de 5ªD, donde cambias los armónicos de la materia, cambias las frecuencias del pensamiento, se vuelve muy disponible la posibilidad, el potencial ilimitado. Pero todo gira alrededor de mí. No el mí egoísta que pisa la cabeza ajena. El mí que soy yo, que tengo para mí, la parte de mí que me permite respetarme a mí, apreciarme a mí, amarme a mí, gustar de mí, disfrutar de mí, ser capaz de crear y luego estar entusiasmado con mi creación. Y lo asombroso es que la abundancia parece fluir cuando yo gusto de mí.

Toma otra respiración, porque estamos trabajando mucho ahora. Me gusto. No es una cosa egoísta, y no es a costa de nadie más. Simplemente empieza a ser una sensación de fortaleza, de presencia, una sensación de capacidad, de posibilidad. Cambiar las frecuencias del pensamiento, alterar los armónicos de la materia.

Aquí viene el elemento del amor para crear el resultado deseado. ¿Qué te gustaría darte para ti? ¿Cómo te va, ser creador que viniste aquí para ser un ser creador, cómo te va siendo un ser creador? Si realmente lo piensas, en los momentos en que podías disfrutar de estar al servicio de otros, era un lugar donde algo tan simple como mantener abierta la puerta del almacén para alguien que venía cargado de productos, y dijo "Gracias, qué amable de su parte, gracias." ¿Y qué hiciste, dijiste "No, no es nada"? No. En tu interior, ¿qué hiciste? Te sentiste bien. "Es un placer, me encanta sostener la puerta para usted." Ser útil para otros. Y tener para mí: recibí una sonrisa, me sentí bien de hacer un servicio a otro. Pero yo gusté de mí sosteniendo la puerta para alguien que no podía o le costaba salir por esa puerta. ¿Recuerdas esos momentos en que diste a otros y te sentiste bien por eso?

Verás: no es realmente que sea mejor dar que recibir, es un espacio en que el dar y el recibir son 100% iguales. En ese momento sosteniendo la puerta recibiste la sonrisa, 100% en servicio, 100% en darme a mí.

Alterar la frecuencia del pensamiento. Qué tal si pudieras darte cuenta de los pensamientos que sostienes, y simplemente dices ¿hay una emoción adherida? ¿O es un sentimiento? ¿Me gusto en este pensamiento? ¿O ni siquiera presto atención mientras me muevo por mi historia?

Es en los elementos del amor, es en la alteración de las frecuencias del pensamiento, en cambiar la frecuencia del pensamiento, en elegir un pensamiento que se sienta bien, que sucede algo absolutamente asombroso. Crea una nueva historia. Creas una nueva opción dentro de la historia.

Lo que pasa es que cuando trabajas para la energía, es como cuando trabajas en un trabajo y solo te van a pagar hasta tanto en este trabajo. No importa si trabajas ahí cuarenta años o cuarenta días; eso es todo lo que vales en ese trabajo. ¿Y eso es de veras todo lo que vales? ¡No lo creo! Pero nos quedamos en ese trabajo, nos quedamos en esa energía, nos quedamos en ese matrimonio, nos quedamos en la creencia de "no estoy bien". Porque trabajamos para la energía, seguimos la historia.

Pero hay muchas historias. Hay una historia que tú tienes. Cuando alteras esa vibración del pensamiento, "y yo me gusto", tienes un pensamiento "me gusto" y hay un sentimiento que lo acompaña. Es un lugar al que tal vez tengas que ir encerrándote en el armario y sentándote a simplemente estar solo. O hagámoslo así: entrando en tu corazón, realmente. A veces es confuso.

Pero "me gusto", no se lo digo a nadie; "estoy bien", ¿por qué no tienes ese pensamiento y el sentimiento de "estoy bien, me gusto"? Lo que sucede es que empiezas a volverte consciente, a tener una percepción conciente en tu consciencia; empiezas a recordarte a ti mismo, a reconocer "me gusta este sentimiento, yo me gusto". Es en ese lugar donde empiezas a estar dispuesto a dar a ti mismo, que la capacidad de influir y servir a otros se hace muy disponible.

Y en este momento particular, en estos tiempos, en el despliegue de estos próximos años, ser capaz de darte para ti mismo y de estar en servicio hacia otros, es una oportunidad espectacular que la mayoría hemos venido a experimentar aquí.

Simplemente "me gusto"; "puedo tener para mí", "puedo cómodamente dar a otros parte de lo que yo tengo", esto empieza a crear una alineación en la consciencia: "me vuelvo más consciente, empiezo a ver una historia diferente que siempre estuvo disponible pero que mayormente no vi, demasiado ocupado con la otra historia."

Tomen otra respiración. Entonces juguemos un poco con esto, veamos si lo que se ha dicho tiene alguna realidad...


Parte Práctica.

Recuéstate en tu asiento, si no lo has hecho ya (se ríe) y considera hacer un ligero cambio, ya que este es un concepto nuevo. En este espacio en que nos vamos a sentar, por favor disponte a permitir sentirte bien - me gusto - que esto aparezca en tu realidad. Lo gracioso es que esto no es magia; ya existe allí. En nuestra historia estuvimos tan ocupados trabajando para la energía que no prestamos atención a la historia de quien verdaderamente somos. Recuéstate por un momento.

Inicia esta historia decidiendo que vas a experimentar con la historia. No hay razón para creer en la historia; no hay razón para seguir esta línea y esperar un resultado, sino simplemente jugar con la historia.

Toma un par de respiraciones y considera la palabra "jugar". No trabajar; jugar. Solo voy a jugar, como el niñito viene a jugar. En este espacio vamos a jugar, y una cosa útil es reconocer que no lo puedes hacer mal; es imposible cometer un error. Entonces: simplemente jugar. Realmente como ese niño pequeño, como los niños que no saben qué no pueden hacer, ¡simplemente juegan!

¿Qué tal si tuvieras permiso para tener una sensación de fortaleza? Es un permiso maravilloso. Toma una respiración y ten la sensación de tu fortaleza. No se trata de levantar pesas. Es la sensación de fuerza, "soy capaz".

Y nota esa palabra "capaz". Soy capaz, muy simple, casi tonto, ¿soy capaz de abrir la puerta? Sí, soy capaz. No es un desafío, no es si puedes construir un cohete a la luna; probablemente no, no sea capaz de hacer eso, al menos sentado en esta silla. Pero no me interesa esa vibración tampoco. Simplemente soy capaz de estar sentado en la silla sin caerme. ¿Tienes éxito? Siente la sensación de ser capaz. Respira en ese "capaz".

Otra palabra con la que puedes permitirte considerar jugar aquí - vamos a hacer esto por un rato - vamos a interrumpir tu historia, cualquiera sea, y vamos a permitir "capaz". Y luego de permitir "capaz" una respiración y luego "aquí estoy", la sensación de estar presente. Y capaz.

Nota si estás permitiendo ese sentimiento; capaz es un sentimiento. Puedes mirar al otro lado de eso: "no soy capaz". Hay una incomodidad que acompaña a eso de "no soy capaz". No tiene mucha fuerza eso de "no soy capaz, no puedo hacer eso".

Aquí mismo: soy capaz; puedo abrir la puerta, sentarme en esta silla sin caerme. Solo estamos jugando; obviamente es un concepto tonto, pero estamos jugando. ¿Eres exitoso?

Y luego ten la sensación de estar presente, como en "aquí estoy". Estoy sentado en esta silla, soy capaz, y estoy justo aquí. Como si te arrancaras fuera del pasado y fuera del futuro, "estoy aquí mismo, capaz, sentado en la silla"

Ahora, intenta con una palabra que no se usa a menudo, valídate a ti mismo, es muy simple estar jugando, "soy exitoso, estoy sentado en una silla, puedo abrir una puerta, soy capaz" Me estoy validando, "soy capaz". ¡Juega con eso! Podrías descubrir una sensación de estar más presente, más cómodo. Y luego, en este estado de comodidad, facilidad, capaz, ¿podrías tener la sensación, podrías recordar un momento en que estabas feliz? Sin una buena razón, solo suelta el recuerdo y, sentado en la silla, feliz.

Cuando empiezas a estar en este estado, cómodo, feliz, presente, validándome, no se necesita realmente hacer cosas; simplemente estoy aquí. Lo que pasa es que empiezas a estar mucho más alineado con el estado natural de quién eres. Y quién eres: eres feliz, eres seguro, capaz; quién eres es una plataforma de frecuencia alterada con respecto a ese mundo tridimensional donde no estás bien. ¿Dónde estoy? Aquí mismo, feliz, cómodo, jugando, me gusto. ¿Puedes notar ese conjunto de palabras, me gusto? ¿Puedes hacer eso, aquí mismo sentado en la silla, "me gusto"?

Entonces cuando te enganchas en este "me gusto" empiezas a experimentar la disponibilidad de posibilidades ilimitadas, potenciales sin fin, y opción. En esos potenciales sin fin, yo podría no gustar de mí, podría ser infeliz, estar enojado o resentido, como he estado en diferentes ocasiones en mi vida. Eso no sirve para estar aquí mismo. Otra respiración; me gusto.

¿Qué tal si este espacio fuera para andar por ahí, si pudieras llevarlo a tus relaciones, a tu lugar de trabajo, o al ir a caminar al aire libre? Nada más está sucediendo, y yo simplemente me gusto. Y luego notar si estoy cómodo en gustar de mí. Oh, no estamos buscando la respuesta a "¿Por qué no me gusto?" Es ¿estoy cómodo de estar justo aquí, solo, me gusto?

Lo que pasa es que empiezas construir esta geometría, porque estás en lo físico, y empiezas a tener esta sensación de capaz, nota otra vez ese sentimiento, el pensamiento "capaz" genera un sentimiento. Y ten la percepción conciente de estar cómodo, y nota que es un sentimiento, no tiene aristas. Y ese pensamiento "me gusto", ¿puedes notar el sentimiento de "me gusto"? No estamos buscando el "por qué no me gusto"; solo estamos aquí construyendo una plataforma que permita que el elemento del amor se exprese en este espacio. Muy simple.

Otra vez, valídate a ti mismo. Muy simple. Sentado en la silla, me gusto. Ahora permite que el "me gusto" tenga más volumen, suene más fuerte por un momento. Y algo pasa cuando permites que el me gusto tenga más volumen: me gusto, soy muy, muy bueno, me gusto; empieza a haber un sentimiento, una sonrisa que tal vez no se vea en tu cara pero se genera en tu corazón. Encuentra esa sonrisa, y permítela. Me gusto.

Lleva esto un poco más arriba, y siéntete seguro, cierto, aquí mismo, fuerte, me gusto. Permite la sonrisa. Lo que estamos haciendo es cambiar los armónicos de la materia. ¿Alguna vez notaste la densidad de "estoy enojado, resentido, esto me pone furioso, estoy asustado, tengo mucho miedo"? Eso es una forma de pensamiento que se vuelve muy densa en ese campo magnético; es muy difícil moverse en eso, es muy rígido en tu espacio. Pero aquí es donde ocurre un cambio, es en esto de estar jugando en esa sonrisa, me gusto, seguro, solo estoy jugando. La sonrisa está allí. Es en esta sonrisa que cualquier cosa que no se le parezca, en el espacio de "me gusto" cualquier cosa que no se parezca a me gusto, que no tenga la vibración de estar en el corazón, me gusto, empieza a desprenderse. Simplemente desaparece. Realmente empiezas a soltarlo, directamente fuera de tu sistema de memoria, porque la mayor parte de eso no tiene nada que ver contigo en absoluto. Es simplemente la sonrisa y el me gusto, Muy simple; ¿cómo se siente?

¿Podrías encontrar otro sentimiento para agregarlo a la sonrisa? Algo realmente de 5ªD. ¿Qué tal "disfruto de mí, me gusta reír"? Permite aumentar esta especie de tontería en que estamos jugando. Siéntelo: me gusto. Nota que cuando lo permites, se vuelve más silencioso, y esa fortaleza se hace más presente en tu espacio, mucho más. Fortaleza tranquila. Y luego esa palabra, "capaz", solo nótala, cómo se siente "capaz" cuando me gusto. Has estado aquí muchas veces.

Pero esto empieza a suceder. En este espacio de "me gusto" empiezas también a tener la percepción conciente de "deseo ayudar", "deseo elevar a la Tierra que pasa por cambios tremendos", "deseo elevar a la humanidad a un espacio donde haya belleza, gracia, dignidad, donde la gente hable entre sí y deponga sus armas, deseo hacer servicio". Y aquí hay un poco de confusión: "me gusto, deseo hacer servicio, pero no sé qué hacer. No sé cómo agregar. Tengo muchos amigos que se sentarían conmigo, se alinearían para poder hacer algo." Eso no es verdad, en realidad. Aquí mismo, en este me gusto, en esta sonrisa, en esta vibración de sentirse capaz, y otras palabras que empiezan a entrar, como seguro, veterano, este es quien yo soy, validación, es en este espacio que empiezas a entrar en estas segmentaciones, a descubrirte experimentando una historia vibratoria diferente, por así decirlo.

En esta vibración de me gusto y deseo hacer servicio, al mismo tiempo, 100%, todo empieza a acudir a ti. El mundo es muy diferente desde el me gusto, desde un lugar de estar en servicio, pero no dándolo de tal manera que no ayude a otros. Es como cuando te encuentras una persona, un alcohólico que te dice "dame 5 dólares que voy a ir a comer algo" y eso no va a pasar, no va a comer algo, va a ir al almacén de bebidas. En ese caso no estás haciendo un servicio. Pero si alguien te dice "tengo hambre" y entiendes claramente que es así, das generosamente, o das lo que puedes, le deseas el bien; es servicio.

Aquí mismo, en este lugar de "me gusto", empezando a cambiar la historia, y trayendo el elemento del amor, el sentimiento de me gusto empieza a ser muy expansible, se reconoce como una certeza. Hay una fortaleza, una presencia, tengo la sensación de mandar sobre mí, elegir mi posibilidad en mis términos. Es desde el "me gusto" que empiezas a ser más consciente de las opciones, las posibilidades y los potenciales. Verás, esto de dominar la alquimia es más o menos la capacidad de poner esa luz en tu candelabro para que todos puedan ver en la habitación. Ese lugar de sostener la generosidad y ser capaz de cumplirla sin demandar nada en retorno, y sentirse realmente bien. Nota ese sentimiento en el cuerpo, porque ese es quien tú eres. Generoso, capaz, concentrado, ese es quien eres, en tu historia. Eso es lo que somos cada uno de nosotros en la historia que creamos y que elegimos, desde el potencial, de cualquier cosa que desees.

Pero cuando trabajamos para la energía, cuando trabajamos desde la limitación de "aceptaré ese pago", la energía te trabaja a ti.

La vibración del amor - el amor no es solo "Oh, te amo" - el amor es un poder, es una fuerza de la creación, es una energética que equilibra todas las cosas cuando se aplica desde ese nivel de consciencia.

Cambiar la frecuencia del pensamiento es simplemente un paso que empieza a decir que la historia, va a ser distinta. Sostengo la historia como una luz viviente de la historia que elijo, no de la historia que he seguido. Otra respiración; está pasando mucho.

Alterar los armónicos de la materia, cambiar la forma del pensamiento, empezar a reconocer ese nivel de tensión y disminuirlo, y disminuirlo más. Y entonces darse cuenta, en la base de esto hay gente que simplemente siente dolor o miedo inadecuados. Y todo lo que realmente requiere es certeza, y compasión, y me gusto, "déjame darte una mano, reconsidera esto, ¿cómo puedo ayudarte?". Ese espacio empieza a ser el espacio del amor.

El dominio de la alquimia es realmente un espacio de poner la vela en el candelabro, para que todos alrededor puedan elegir de modo diferente. ¡Es realmente simple! Me gusto, hay una certeza, un dominio de presencia, que empieza a ser reconocido, y la capacidad de dominar el amor, de básicamente permitir que esa luz sea tan brillante que otros elijan diferentemente - si eligen. Entonces ¿qué eliges tú? ¿Puedes encontrar el "me gusto" y sostenerlo? Nota la simplicidad de "me gusto".

Para el tiempo presente, yo podría elegir esa posibilidad, podría seguir ese sendero inconsciente que muchos han creado, yo lo he seguido. Puedo elegir entrar en este espacio de "me gusto", y en "me gusto" voy a soltar muchos de esos aspectos de equipaje que acarreo. Es básicamente una decisión, que dice ¿deseo seguir mi historia versus la historia que he seguido? En su mayor parte es la de mamá/papá/maestra/sacerdote; así es como es. "Te amo y quiero crearte a imagen mía, porque esto es lo correcto, es así como funciona el mundo, tienes que hacer esto". Pero, ¿es esa tu historia?

En este espacio de "me gusto", vuélvete consciente en tiempo presente, y esa consciencia se expande hacia la belleza y el bienestar, y la opción; elegir un pensamiento y un sentimiento, o permitir un pensamiento y una emoción. ¿Qué eliges? En este tiempo en que estamos experimentándonos a nosotros mismos, en esta segmentación que está ocurriendo, hay muchos que defienden sus limitaciones, defienden sus miedos, sus codicias, diciendo "esto es mío y nadie debe quitármelo." Están en ese 1% que posee el 80% de todo a costa de todos los demás. Verás, esa persona está en tiempo presente en el miedo, "esto es mío".

Pero ¿qué tal si pudieras crear un campo vibratorio de luz que simplemente permitiera a otros hacer elecciones distintas? Eso es lo que hace el maestro de alquimia. Simplemente en ese espacio de certeza y presencia, no le hace nada a nadie, ni siquiera se engancha en la más incómoda de las situaciones, ese maestro simplemente sostiene un nivel de luz para que los que están en cualquier situación puedan empezar a ver, y a elegir de modo diferente. No nos corresponde arreglar a otro; muchos harían eso. Puede ser tu sendero, puede no serlo. ¿Puedes ser ese maestro? ¿Puedes crear ese espacio de permiso, sostener un nivel de luz tan poderosa que la gente se sienta dispuesta a deponer sus armas, cambiar de dirección, ayudar a un niño? Es ese espacio donde, al alterar los armónicos del pensamiento, cambiar las frecuencias de la materia (N.T. lo dice al revés) aplicar los vastos elementos del amor, donde experimentas el potencial, iluminando el potencial.

¿Qué eliges? No como servicio hacia los demás; cómo eliges como servicio a ti mismo. Porque en esa vibración de "me amo a mí". "Me entusiasmo conmigo, me entusiasmo con mi creación, con mi caminar por el sendero, con mi decirle hola a la flor. Me amo a mí". Y la flor te contesta. Y otros empiezan a cambiar sus historias.

Es muy simple; cambiar la frecuencia de tus pensamientos, y reconocer el armónico de la materia. Forma de pensamiento. ¿Cómo se siente? Las emociones tienen aristas. Los sentimientos se mueven suavemente.

Nota esa palabra "jugar". Hay una libertad, un permiso, una facilidad, muy fluida, realmente no tiene aristas. Como una palabra maravillosa, ¡Oops! (N.T. ¡Epa!) cuando las cosas no van exactamente como se planeó, ¡oops! Solo estaba bromeando. No tiene rigidez, no hay en ella un "para siempre". Es como "Oops, no fue mi intención voltear eso, levantémoslo." ¿Puedes permitir el "oops" en tu vida? ¿Puedes permitir ese espacio donde "no entiendes, hice esta cosa mala,"? Muy probablemente no fue así, no hiciste eso. No es la acción, son todos los armónicos de la materia, formas de pensamiento.

Verás, ese elemento del amor empieza a jugar en la forma de pensamiento. Cuando me siento seguro, cuando me gusto, cuando tengo sensación de ser capaz, cuando soy dueño en mi espacio, aquí estoy, este soy yo. Ahora ten la sensación de irradiar facilidad y alegría desde tu espacio, sin arreglar a nadie. Muchos de ustedes que juegan en Mastering Alchemy han tenido la experiencia de las personas que acuden y dicen "Eres diferente. Pareces feliz. Ya no estás incómodo. ¿Qué hiciste? Me gusta estar cerca de ti." El amor, expresado en las vibraciones de esas palabras. ¿Qué palabras te gustaría llevar puestas, en el amor? Es un espacio de caminar por ahí; es un lugar de empezar a reconocerte como maestro. Consigues cambiar la historia, devolverla a tu historia. Y hay alegría, y risas, y pasión, y una sensación de potencial creativo, sin esfuerzo, sin final, ¿cómo te gustaría ver continuar la obra de teatro desde este punto?

Otra respiración. Considera esta pregunta sencilla: ¿Qué eliges? Y reconoce que está allí mismo, para elegir y experimentar. Encuentra ese sentimiento de "me gusto" y siéntate con él por un momento. Me gusto. Realmente asúmelo. Ves, hay una sonrisa que viene con él.

Y aquí mismo, permítete estar completo. Aquí mismo, estar completo. No significa terminarse, quiere decir que aquí mismo puedo permitir que esto esté completo. Puedes llevarlo contigo; está siempre aquí para elegirlo. Nota la sonrisa. Donde quiera que estés sentado, permite que continúe, como un sentimiento. Y cuando estés cómodo, respira abriendo tus ojos. Y luego, me gusto como sentimiento.

Este elemento de amor es interminable, y está disponible en este espacio de presencia. Capaz, seguro, me gusto, al mando de mi presencia, disfrutando.

Aquí llegamos a un punto de detenernos, pero después de este punto déjenme agregar una consideración.


Proyecto Banco del Parque

Agrego una consideración. En el proceso de Mastering Alchemy, durante cierto número de años los Arcángeles han dicho "llegará un día, y vendrá pronto, en que ustedes serán tan capaces en su habilidad para sostener este nivel de luz del que hemos hablado, que en ese cuerpo de luz viviente - que está muy disponible para ser re-creado en su espacio - ustedes se sentarán en un banco del parque con muchos otros y crearán un entorno de bienestar del que la gente empezará a darse cuenta, y ellos empezarán a hacer elecciones diferentes." Es un espacio donde estar en servicio a ustedes mismos y un espacio para estar en servicio hacia otros, empezando a aplicar este elemento del amor como una aplicación de la creación. Potencial ilimitado; posibilidades iluminadoras para sí mismos y para otros.

Ese día ha llegado, y este Banco del Parque es un espacio vibratorio para empezar básicamente a sostener este aspecto del amor que crea una frecuencia que se vuelve muy expansiva, en que tú y otros se reúnen y se les pide que sostengan ese nivel de luz para que otros puedan elegir de modo diferente.

Está en un punto en que, para los próximos años, ahora mismo empieza a ponerse en movimiento para futuros más largos, y estos estados segmentados de consciencia se hacen disponibles para todos. Pero no todos pueden salir de su espacio de "no estoy bien", por lo que sea, y este pedido de los Arcángeles y Señores de la Luz es que se sienten en ese Banco del Parque, pero háganlo como un "dos o más unidos" al mismo tiempo, creando un campo de opciones más vibrante.

Entonces hay un programa o una obra llamada Proyecto del Banco del Parque, del que les contaremos. Empezando en noviembre, durante una hora o una hora y media, una vez al mes hasta el noviembre siguiente, empezaremos a aprender cómo recordar, cómo crear ese campo de luz vibrante desde el corazón, permitiendo que este entorno empiece a ser una elección que pueda ser tomada por otros.

Les diremos más sobre esto, pero aquí donde jugamos está el marco de referencia para empezar a poder proyectar amor muy específicamente a esta Tierra. Es un momento de oportunidad.

¿Cómo Dominas la Alquimia?
Seminario Online - Jim Self
www.masteringalchemy.com
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

113 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo