Alineación y rechazo.

Varios/Otros


La alineación es cuando conectamos con las personas, los lugares y cosas con que estamos destinados a conectarnos porque son los adecuados para nuestra alma y para nuestro camino de vida. Por ejemplo, puedes conocer a alguien que te ayude a llevar a cabo lo que quieres hacer (quizás sea un viejo amigo del alma). O puede que te inviten a visitar un lugar donde nunca habías estado, y una vez allí, tengas una experiencia significativa que te haga sentir algo que no habías sentido antes. Estas nuevas experiencias de ALINEACIÓN serán más frecuentes en los próximos meses.

De la misma manera, también podríamos vivir el otro polo de la alineación: el rechazo. El rechazo es una de las heridas más dolorosas que experimentamos en el amor y en la conexión con los demás. A veces, el rechazo se nos presenta porque es algo que necesitamos sanar o que quizás hemos vivido de forma reiterada. A menudo, si tuvimos experiencias traumáticas de sentirnos rechazados, es probable que volvamos a reproducirlas de nuevo. Atraeremos a alguien que tenga el patrón de rechazarnos; o creeremos que nos rechaza porque no nos presta la atención que nos gustaría e interpretaremos su comportamiento como un rechazo (porque así lo registramos en base a nuestras experiencias pasadas). Otras veces, rechazaremos una oportunidad o a una persona antes de que nadie pueda rechazarnos.

La alineación y el rechazo están interconectados, se necesitan mutuamente. Si aprendemos a despersonalizar el rechazo, comprenderemos que generalmente no tiene que ver con nosotros. Simplemente, la otra persona no está viendo nuestra conexión (nuestro valor y el valor de nuestra relación) de la manera que nos gustaría. Pero eso, por lo general, no tiene nada que ver contigo. Lo que sucede es que si tenemos una herida de rechazo, “buscaremos” el rechazo una y otra vez, creando patrones y personas que quieran jugar a eso con nosotros. Al hacerlo, seguiremos repitiendo ese trauma, en lugar de pensar: "No debería ir detrás de esa persona que cuando me ve sale corriendo en otra dirección", o "No debería seguir llamando a esta puerta que me dice 'no' una y otra vez”.

Siempre habrá quien asegure: "No, si sigo llamando a esa puerta, ¡al octavo intento se abrirá!" Y funcionará para quienes no caigan en la persecución. Sin embargo, si te sientes desequilibrado emocionalmente y empiezas a sentirte rechazado, deja de repetir esa antigua herida que hace que pierdas tu sensación de poder y conexión. ¿Por qué? Porque mientras perseguimos a personas u oportunidades que nos rechazan, nos estaremos perdiendo las oportunidades de alineación que nos están esperando en otra parte. Recuerda: si una persona dice "No", en realidad está dejando la puerta abierta a alguien que dirá "¡Sí!". El rechazo y la alineación están profundamente conectados en ese sentido.

Durante los próximos meses se nos ofrece la posibilidad de sanar la sensación de rechazo y, por consiguiente, su contrapartida de alineación. Tal vez te sorprendas al descubrir que ya no te comportas como antes, que ya no sigues ese patrón ni te alineas con personas que puedan rechazarte. Recuerda que si puedes CONFIAR en lo que vendrá a continuación, si mientras sientes la pena y la atraviesas puedes dejarla ir con amor, entonces aparecerá una nueva alineación para ti. Al soltar una cosa, creamos espacio para algo nuevo: nuevas alineaciones, nuevas oportunidades, nuevos regalos. Entonces, cuando aparece el rechazo, el truco consiste en preguntarnos:

¿Cómo me siento al respecto?
¿Puedo sentirlo de manera diferente a como lo sentí en el pasado?


Lee



Extracto de Navegando entre extremos: alineación y rechazo, elevación y agotamiento, comprensión y reflexión.
all rights reserved by Lee Harris Energy
http://www.manantialcaduceo.com.ar/lee_harris/energias.html
Traducción: Rosa García

451 lecturas

2 Comentarios de lectores

20/08/2019

Gracias.. gracias.. gracias!

Beatriz desde Argentina

20/08/2019

Gracias....muchas gracias.


Franco desde Chile