El final del viaje es un nuevo comienzo

Uriel


Este es un mensaje canalizado del Arcángel Uriel.

Como respuesta a quienes preguntan cuándo terminará el ciclo de Ascensión, deben saber que se trata de un viaje sin fin. El proceso de Ascensión hacia dimensiones, frecuencias y vibraciones más elevadas y a estados de conciencia superiores ha estado presente desde los albores del Universo y continúa indefinidamente. Pero el sufrimiento que ha acompañado nuestro viaje puede terminar si consideramos los finales como nuevos comienzos, y los principios, como consecuencias lógicas de esos finales. Entonces podremos completar y cerrar etapas sin expectativas acerca de cómo terminará o empezará todo.

Cada final llega cuando alcanzamos un estado de conclusión y de cierre de un ciclo kármico y de un propósito de vida, cuando completamos una lección, un desafío, cuando dejamos atrás una antigua forma de ser, una frecuencia o vibración, o una misión que nos hemos asignado. El dolor aparece si tenemos expectativas, obligaciones, compromisos y promesas (que nos hemos hecho a nosotros mismos, a otras personas o a la Fuente) que no pueden cumplirse cómo nos gustaría.

Liberar no significa tan sólo "dejar ir". Es un acto energético que elimina todas las conexiones energéticas y obligaciones que hemos asumido con el fin de completar la misión del alma y el proceso de sanación que constituyen nuestro propósito de vida. Podemos concluir y cerrar cuando reconocemos que ya hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano, conscientes de que no podemos forzar ni influir en los cambios que nos gustaría ver en los demás o en el mundo.

Nunca ha sido nuestra misión cambiar a los demás ni alterar su rumbo, no es así como funcionan el Universo y el libre albedrío. Sin embargo, sí ha sido nuestro desafío comprender y aceptar el libre albedrío de los demás, incluso de nuestros compañeros kármicos y nuestro grupo de almas. A veces, nuestra lección consiste en aprender a retirarnos, en dejar de participar a nivel energético y liberarnos de contratos y compromisos del alma que planeamos buscando una realidad de Ascensión que no puede llevarse a cabo.

Nuestro sufrimiento proviene de nuestras exigencias y expectativas, y terminar con ellas puede acabar también con nuestro dolor, la culpa y la vergüenza. Nuestro contrato con la Fuente no consiste en evitar que la Ascensión fracase. Nuestro contrato con ella es de estar presentes y asistir a este ciclo de Ascensión con nuestra luz, nuestra energía, nuestra misión del alma, nuestro camino de sanación y nuestro amor. Cada uno de los que hemos aceptado este compromiso (por amor a la Fuente y a la humanidad) hemos hecho un gran sacrificio, pero estamos aquí para apoyar el proceso, no porque seamos necesarios como catalizadores.

El poder de la luz y el amor serán quienes aseguren el progreso de la Ascensión, no el hecho de que todos avancemos inexorablemente hacia un fin concreto.

Estar esperando el final del ciclo de Ascensión es darle un aspecto de 3D que no tiene. Es un proceso energético que consiste en integrar frecuencias más elevadas, en un ciclo continuo que permite que las energías dimensionales más bajas se transmutan y se eleven.

¿Cuando termina todo esto?

¿Dónde termina el Universo?

No esperes el final, ni sientas que no estás haciendo bastante si los demás no parecen estar transformándose, si la Tierra no esté cambiando o las situaciones parecen empeorar en lugar de mejorar. Cada vez que tomamos conciencia de la densidad, está se pone de manifiesto y todos pueden verla. Incluso la persona menos despierta y menos consciente notará diferencias de frecuencia y vibración, sentirá que el mundo está resonando más con energías de 5D y que los paradigmas de 3D de poder, control y dominación están dejando paso a la conexión, la colaboración y la creación de las frecuencias de 5D.

Busca en cambio los nuevos comienzos, mientras expresas gratitud por lo que está terminando. Cada comienzo es un portal a un nuevo ciclo de Ascensión que, a su vez, permitirá una nueva entrada de luz y energía de elevada frecuencia que reemplazarán a la densidad anterior. Cada luz que brilla es un rayo de esperanza para quienes están en la oscuridad. Aquellos que han descubierto la luz son el amanecer para quienes aún están en la noche. Si deciden despertar o no, es su elección.

Brilla con fuerza y no desesperes, ni busques un final que no existe. Tu misión se creó desde el amor y tendrá éxito, aunque quizá no de la manera que esperabas o que puedes entender. Estamos contigo, eres guiado y apoyado en todo; recuérdalo para no sentirte nunca sólo, impotente ni fracasado. Cada luz es importante, cada interacción de paz, alegría, amor y abundancia crea un contenedor para esas energías en la Tierra. Esta es tu misión de Ascensión, haz de ella un acto de servicio alegre que te bendiga de todas las maneras posibles.




por Jennifer Hoffman
http://enlighteninglife.com
26 de Septiembre 2018
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

1392 lecturas

1 Comentario de lectores

14/11/2018

Gracias mis bellos y maravillosos seres por tan bellas palabras de mi Amado Arcángel Uriel. Excelente mensaje, me cayo como una lluvia de Luz que baja de lo mas alto de nuestras existencia y me embargo plenamente y se deposito en lo mas interno de mi corazón

Pasen un lindo día, y abrazos para todos desde la distancia que no es tal..

Saludos Jesús.

Jesús desde Venezuela