El Mito del Poder.

Serapis Bey


Cuando observan el mundo hoy ven ejemplos de grupos y de naciones que usan la fuerza para invadir y atacar a otros grupos y naciones. Puede que sea para apoderarse de los recursos naturales, tales como tierras o petróleo, para destruir una cultura o un sistema de creencias o, sencillamente, porque el ADN le ha otorgado a un grupo una apariencia física distinta. En el corazón mismo del grandioso mito del poder existe un sentimiento, muy profundamente enraizado, de separación y de confusión entre lo qué es el "poder con" y el "poder sobre".


El Poder Sobre

Cuando el mundo habla de un hombre o de una mujer poderosos, ¿a qué tipo de poder se está refiriendo exactamente?

Si ustedes definen al mundo usando sólo los cinco sentidos físicos, entonces el poder queda definido por aquello que ustedes son capaces de ver, tocar, sentir, escuchar, etc. Por ende, ven al poder como dominación o como "poder sobre" los demás, poder sobre el medio ambiente, o inclusive, poder sobre sí mismos. Y debido a la manera cómo las sociedades definen el poder, y lo concentran en unos pocos individuos, las sociedades se ven forzadas a establecer organizaciones para prevenir su mal uso. Por ello es que hay que tener vigilantes que escruten a quienes detentan el poder.

Cuando una sociedad o un grupo define el poder en términos de la habilidad para dirigir el uso de los recursos, tales como dinero, vidas humanas, ejércitos, armamento, alimentos y materias primas, el miedo más grande consiste en la pérdida de ese poder ante alguien más o ante cualquier otro grupo. Y el poder sobre los demás refuerza y hace más profunda la separación, debido a que es imposible ejercer el poder sobre los demás sin convertir a los demás en "los otros", sea basándose en su religión, ideología, color de piel o género.

Cuando la personalidad busca afuera de sí misma el poder, se centra en las cosas materiales y en las demás personalidades. Esto conlleva una orden esculpida: que algo es "más poderoso que yo" o "menos poderoso que yo". Hay una alternativa para esta falsa clase de poder, sin embargo. Tal y como lo veremos, al volvernos hacia el ESPÍRITU se nos revela un poder basado en la creatividad, la cooperación amorosa, la reverencia, la armonía y la colaboración heroica.


El Poder Con

Este poder alternativo está basado en el "poder con", con el ESPÍRITU y con los demás seres humanos; irónicamente, el primer paso para llegar al "poder con" es rendirse. Pero rendirse ante el ESPÍRITU suena como conformarse ante algo que posee el poder sobre uno, ¿No es el mismo perro pero con diferente collar?

El "poder sobre" requiere la sumisión de uno ante el otro, porque ambos se sienten separados. El "poder sobre" funciona sólo cuando este sentimiento de separación existe. Hasta el punto en que uno se sienta separado del ESPÍRITU, la rendición se sentirá como si fuera un sometimiento ante una fuerza superior, como si fuera una ciudad sitiada finalmente abriendo sus puertas al saqueo y a la violación por parte del ejército conquistador. Pero si, por el contrario, uno siente una unión perfecta con el ESPÍRITU, la rendición se convierte en la ampliación de unos insignificantes y limitados planes por el miedo a cambio de unos inmensos, de Ascensión planetaria y personal, en los cuales se reemplaza el individualismo del "tengo que hacerlo todo por mí mismo" por la alineación con las fuerzas inimaginablemente poderosas que están trabajando sobre el Planeta Tierra hoy.

El problema con el poder basado en quién es uno como personalidad, separado del ESPÍRITU, es que puede perderlo; otros podrían robarse tus recursos, la edad podría robarse tu fortaleza, y la enfermedad podría robarse tu salud. Pero el poder basado en lo que uno es, nadie se lo puede robar. El verse a uno mismo como un ser inmenso y multidimensional que está gozando de una experiencia humana, en vez de un humano que está viviendo una experiencia espiritual, lo pone a uno en contacto con el verdadero poder y su ilimitada creatividad y potencial.

Irónicamente la cosa más poderosa que cada uno de ustedes ha hecho jamás es convertirse en ser humano; en verdad, no exigió que ustedes hicieran nada. Crecieron sus cuerpos en la matriz femenina; al nacer, o un poco antes, incorporaron una parte de sus identidades en esa forma diminuta, y luego, ¡corrieron el velo para olvidar lo que habían hecho! Ese es uno de los actos más poderosos realizados en parte alguna de cualquier universo. Dijeron: "Soy lo suficientemente fuerte y inmenso para desempeñar esta vida. Puedo vendarme a mí mismo ante mi propio inmenso ser y tener éxito entre el billón de todos los que han hecho la misma cosa. Puede que nos peleemos y que haya disputas, pero las trascenderemos y lograremos recordar".

Por ende, se olvidaron de su verdadero poder junto con su verdadera identidad y todo ello, sólo para lograr que el juego fuera más real. Cuando ustedes no están conscientes de su verdadero poder, les toca batirse para agarrar lo que se pueda antes de que alguien más lo haga. Cada acción no amable o dañina sobre este planeta, ha sido cometida por alguien que se sentía impotente, de alguna manera; y mientras más fuerte sea el sentimiento de impotencia, mayor será la no amabilidad o el daño de la acción.

Sólo pueden ejercer poder sobre los demás si poseen un cuadro de realidad que dice que ellos están separados de ustedes. Podrían cambiar los cuadros de realidad respecto a la "separación" pero lo que hace que acceder a su verdadero poder sea más difícil es el hecho de haber construido cuidadosamente una piedra angular de separación dentro de la especie humana, a un nivel celular. Muy pocos realmente sienten una verdadera unicidad a un nivel físico profundo. De hecho, la mayoría siente algo muy distinto, vergüenza; y ella está almacenada a nivel celular.


La Vergüenza

La personalidad inicialmente sirvió como los "ojos y los oídos" del ESPÍRITU sobre este planeta; pero hace muchísimo tiempo, cuando decidieron jugar el juego de la separación, la personalidad asumió una identidad separada de la del ESPÍRITU y ustedes conformaron un ego externo para asumir el papel del ESPÍRITU y determinar qué era real y qué hacer al respecto. Para mantener al ego externo inconsciente respecto al hecho de la separación del ESPÍRITU (lo que se denomina la "caída del hombre") depositaron una energía muy particular en la estructura genética de la especie humana. Esta vibración se siente ligeramente distinta para cada persona: algunos se sienten como si fueran los "ángeles caídos", otros se sienten como si en cualquier momento los fueran a pillar cometiendo una terrible ofensa y otros, como si estuvieran sucios y embarrados. La gente hará grandes esfuerzos para evitar estos sentimientos de no ser merecedor. Intenten observar algunos de los acontecimientos de sus vidas desde esta perspectiva. ¿Ven lo que les quiero decir?

La compensación por la vergüenza se demuestra de muchas maneras distintas: elitismo o competencia, por ejemplo. Cuando uno se siente separado de los demás y, ni siquiera está seguro de que existe algo llamado ESPÍRITU, es inevitable que el ego-externo busque seguridad tratando de ubicarse lo más alto posible en la escala, en comparación con los demás. La razón por la cual las noticias de TV se centran en la muerte, en la ruina y en el desastre es la de permitirle a la gente sentir que alguien, en algún lugar, la está pasando peor que uno mismo y que uno esté temporalmente un poco más protegido porque sencillamente no le tocó hoy. Sintiéndose cercenada del ESPÍRITU, la personalidad ve a la vida casi como un castigo, en vez de un regalo, o de una oportunidad para expresarse, con lo cual la expresión "sentencia de muerte" (N. De los T: En inglés se dice "Cadena Perpetua" o "life sentence") adquiere todo su real significado.

Lo importante a saber acerca de esta vergüenza, es que uno la hereda en sus genes. En el Planeta Tierra esto ya viene como parte del programa pero está tan enraizada como parte del cuerpo físico que jamás nos ponemos a examinarla cómo lo que es: una condición de estar encarnado. Y cada vez que alguien dice algo como esto: "Deberías sentirte avergonzado de ti mismo", el cuchillo se remueve en la herida, porque a un nivel muy profundo, uno está de acuerdo con ello.

Por supuesto, todos dispusimos que el juego de la separación fuera de esta manera. No era posible sencillamente ponerse a simular que estábamos separados del ESPÍRITU. Había que volverlo muy real para que el juego funcionara y hemos encontrado que la vergüenza ¡funciona muy bien, de hecho! La vergüenza reside en el centro de cada célula del cuerpo físico de uno. Normalmente al morir, podemos dejar esta vergüenza detrás de nosotros, en las células, pero para poder ascender con el cuerpo, esta energía debe ser liberada de sus células.


La Liberación Celular

Muchos Trabajadores de la Luz están iluminando un sendero para que los demás logren hacerlo. En casos extremos, pueden encontrarse que repentinamente están siendo forzados a una posición de impotencia. Esto puede causar una rápida y masiva liberación de la vergüenza de sus células hacia sus campos, desde donde puede ser limpiada.

No todo mundo tomará la decisión de hacer esto y muchos escogerán una liberación más suave y a más largo plazo. De cualquier manera, es bueno que sepas que cuando sientas vergüenza de cualquier tipo, no se trata de ti sino de otra energía que debes liberar de tus campos. Intenten que la vergüenza no permanezca como parte de sus identidades ni se sientan culpables de ser ustedes. Como Trabajadores de la Luz, se encuentran transmutando la vergüenza inherente de la especie humana en una expresión más elevada de unicidad y de servicio con el ESPÍRITU.

Bajo la guía del ESPÍRITU, la energía de la vergüenza está siendo liberada desde sus células hacia sus campos. Y tal y como está sucediendo, uno la siente como si fuera una experiencia de primer plano en vez de una condición inherente del ser humano. Y la manera de lidiarla, consiste en pasar a través de ella. Evitarla o suprimirla equivale a decirse que sí es verdad y que somos impotentes para hacer algo al respecto. Sencillamente mírenla de frente como algo heredado en las células y proveniente de algo impreso por la cultura; y no como parte de su identidad.

A medida que vayan quemando la vergüenza liberada de las células en sus campos, lo irán sintiendo. Permitan que esto suceda, a sabiendas de que no son ustedes, sino algo que vinieron a lidiar en este planeta. Si se sienten solos e impotentes, traten de hallar otro grupo de Trabajadores de la Luz, algunos de los cuales también estarán en medio de este proceso. No teman aceptar sus ayudas. Los días del individualismo a ultranza se han ido. Nos hemos movido hacia una era de co-creación y es importante dejarlo que suceda. Los Trabajadores de la Luz están cumpliendo su misión en este planeta pero, hasta ahora, pudieron haber estado trabajando en solitario. Pero ahora se les llama, en vivo, para que trabajen junto con otros Trabajadores de la Luz en la co-creación del siguiente nivel de la evolución de la especie humana, a medida que los antiguos patrones basados en la separación están siendo extraídos de la herencia genética de la especie humana. Ustedes no pueden hacerlo solos.

Otra manera de darse apoyo cuando la vergüenza aflore, consiste en sentir el verdadero poder de uno. Pídanle al ESPÍRITU "una capacidad cada vez mayor para hacer lo que sea necesario". En segunda instancia, invoquen a los ángeles de la Fuerza Destructora para que centrifuguen la energía fuera de sus campos, y a San Germain para que le aplique la llama violeta a sus campos. Después de unos pocos segundos o minutos, ustedes se van a sentir más calmados y, de una manera sutil, más poderosos. Permitan que este nuevo sentimiento de poder fluya a través de sus cuerpos y visualicen cómo inunda y llena el vacío que quedó en sus células al irse la vergüenza.


Control

Otra parte del mito del poder es la ilusión de control. Cualquier control que uno crea tener sobre su vida pertenece al ESPÍRITU. Cuando las cosas funcionan es que el yo-espíritu está trabajando a través de sus campos. Y cuando las cosas salen mal, es aún que el yo-espíritu está trabajando a través de sus campos, tratando de atraer la atención consciente de sus personalidades o de poner al tanto de algo a la personalidad. Si las cosas no están resultando de acuerdo con su plan, examinen sus cuadros de realidad en busca de señales de limitación o de control. El tratar de controlar y de manipular los acontecimientos, de acuerdo con las ideas de la personalidad respecto a cómo deberían ser las cosas, es una actividad infructuosa y podría conducirlos a la desilusión, a la frustración y a la ira. Así pues, ¿qué pueden hacer?

Cuando se alinean con la intención del ESPÍRITU respecto a sus funciones, se convierten en una fuerza que no puede ser detenida debido a que van ahora con el flujo del Universo. Eso nos trae la vieja pregunta: "¿Cómo sé cuál es la intención del ESPÍRITU?" Una respuesta es la siguiente: "Cualquier cosa que te haga cantar el corazón". Ariel nos ofrece una prueba de tres partes para decidir: "¿Te trae dicha? ¿Es divertido? ¿Sirve a los propósitos de la Luz?" Si las tres son ciertas, entonces están siguiendo al ESPÍRITU. Si una o dos no lo son, entonces su curso de acción podría no estar alineado con el ESPÍRITU.

Si se hacen estas tres preguntas respecto a sus trabajos, por ejemplo, y obtienen un "no" para todas tres, entonces piensen seriamente en cambiar de trabajo, o inclusive de carrera, porque ustedes no se están conectando con su poder verdadero. Ir en contra de la corriente es un trabajo duro pero fluir con la corriente carece relativamente de esfuerzo y es mucho más divertido. Las cosas casan en vez de desmoronarse; y la gente aparece en sus vidas para ayudar en vez de estorbar.

Así pues, el control es una ilusión: el fluir del ESPÍRITU es la realidad. Todo lo que eres, y lo que tienes, es el resultado del yo-espíritu disponiendo las cosas. Lo que pueden hacer a nivel de la personalidad es estar consciente de ello y agregarle sus datos a la línea de producción de la "fábrica de la realidad". ¡Serán escuchados!


El Verdadero Poder

Superficialmente, la vergüenza y la carencia de control parecen tener poco que ver con el poder. Pero están ligados porque ejercer control y poder sobre los demás es una respuesta directa a la vergüenza, a nivel celular, y un intento de suprimirla. Ustedes colocaron a la vergüenza allí para impedir que pudieran sentir su verdadero poder. Por lo tanto, el verdadero poder es a la vez el medio para lidiar con la vergüenza y el resultado final de liberarla.

El verdadero poder es un "estado de ser", no uno de hacer. Hacer el poder es la manera antigua; ser el poder es expresar al ESPÍRITU. Ahora eso no quiere decir que deban sentarse en una alfombra a irradiar energía por el resto de sus vidas. Pueden actuar, con la diferencia de que ahora provendrán de ese lugar interno, calmado y sereno, que sabe que es una fuerza inmensa e ilimitada que trabaja armónicamente con Todo Lo Que Es.

Justamente de la misma manera en que el "Tao acerca del cual se pueda hablar, no es el Tao", el poder que debe actuar, no es el verdadero poder. El verdadero poder es fuerte y a la vez humilde, porque conoce su fortaleza. La fuerza significa caminar sin miedo porque temerle a cualquier cosa niega la habilidad de uno para crear su propia realidad. Caminen rodeados de seguridad porque ya no hay extraños y porque están en armonía con la Naturaleza y con todas sus criaturas.

En medio del poder verdadero, amen libremente porque no le temen ni al rechazo ni al dolor. Den a partir de sí mismos porque saben que el rechazo es una señal de la inhabilidad de los demás para recibir lo que ustedes son. Ya no compiten con los demás porque la competencia implica vergüenza y niega la maestría de ambos. Y saben que en última instancia están compitiendo contra sí mismos. El poder verdadero coopera sin egoísmo, a sabiendas de que nadie puede aprovecharse de él. Perdona incondicionalmente porque uno fluye sin esfuerzo a través de la vida y porque reconoce su papel en co-crear cada acontecimiento de su vida. No le echan la culpa a nadie, ni siquiera a sí mismos, porque están siguiendo al ESPÍRITU en todo momento. No juzgan a nadie ni a nada porque saben que el juzgar se basa en la vergüenza. En cambio, miran al ESPÍRITU para saber lo que es verdadero en el momento. Y a partir de esta perspectiva, lo ven todo como el ESPÍRITU, expresándose y trabajando a través de las personalidades. Puede que no vean la perfección en la expresión de los demás pero si sabrán que no son los jueces de ellos y, por ende, les dan el campo que ellos necesitan, sin enredarse en sus expresiones.

Si el sufrimiento llega a sus vidas, no lo eviten sino que experiméntenlo y háganle honor a su creatividad por haberlo manifestado.

El sello más grandioso de la persona verdaderamente poderosa es la habilidad de compartirse a sí misma con los demás, dejando que el amor del ESPÍRITU fluya sin restricción hacia los demás. Tal y como ya lo hemos visto, el amor no es algo que uno haga sino algo que uno permite que sea. Y el amor es algo que sólo se sucede cuando uno permite su propio poder. Veo a muchos Trabajadores de la Luz escondiéndose bajo una falsa humildad o modestia, a medida que tratan de manipularse a sí mismos para aparentar ser "primorosamente primorosos". Por favor, no se convenzan a ustedes mismos para abandonar su poder. Muchos creen que el precio de pertenecer al movimiento de la llamada Nueva Era es el abandono de cualquier poder, incluyendo su verdadero poder. Ellos no podrían estar más equivocados. A partir de su primer empujón agresivo para llegar al mundo del plano físico al nacer, están aquí para servir al planeta y a su población autóctona. No pueden hacerlo lloriqueando en un rincón. Son el Espíritu encarnado y llegaron aquí con una misión. Así pues, dejen que su verdadero poder emerja y sean quienes en verdad son. Cualquier acción que a partir de ahí les interese emprender estará basada en su verdadero poder y en el estado de "ser" de la magnificencia inmensa de ustedes.

Esto no quiere decir que ya no vuelvan a ser dóciles y gentiles, aunque algunas veces podría ser así. Quiere decir que si actúan, será a partir del amor, de la compasión, de un estado libre de miedo y, así, harán cualquier cosa que se sienta correcta para ese momento. Algunas veces, actuarán solos y otras veces co-crearán con otros maestros en medio de su poder. Están ingresando a unos tiempos de gloriosa expresividad; y todas sus partes son merecedoras de tal expresividad.

Los saludo por haber emprendido esta vida y cierro este capítulo recordándoles cuán poderoso ser son en realidad y que, en concierto con otros Trabajadores de la Luz, ustedes pueden co-crear milagros.



UN MANUAL PARA LA ASCENSION
Serapis (Thot, Hermes)
Canalizado por Tony Stubbs

9901 lecturas

2 Comentarios de lectores

21/12/2008

es muy lindo lo que dice serapis bey

21/12/2008

NUNCA LEI ALGO TAN CLARO,PRECISO , ANALIZADO CON PROFUNDIDAD Y TAN OPORTUNO, SOBRE EL P O D E R, MUCHAS GRACIAS MAESTRO SERAPIS, NOS LIBERASTE DE ALGO PERTURBADOR Y NEGATIVO -UNA VERGUENZA "AJENA", PERO NUESTRA, . SIGUE ENSEÑANDONOS EL CAMINO DE LA LUZ. GRACIAS!