El libro Egipcio de los muertos.

Ramtha


Estudiante: Mi padre murió en abril del año pasado, cuando yo estaba aquí asistiendo a un curso. Mi familia vive en la India, y yo me enteré en casa de un amigo, y cuando lo supe quedé como paralizado, pero no me puse emocional.

Sucedió durante una sesión vespertina a la que se nos invitó, y yo lo supe en la mañana, el primer día.

Entré en mi enfoque y sentí que casi me fui hasta allí —fue un sentimiento inmediato— y que estaba en el cuarto, en su habitación, y su cuerpo yacía ahí, y a él lo vi en una esquina. Y cuando lo vi, él estaba realmente asustado. Estos son solamente mis sentimientos. Los he juzgado después como meras fantasías o algo por el estilo, pero de cualquier modo voy a continuar. Cuando lo vi le dije: «¿Por qué no vuelves conmigo?» Y sentí que él regresaba conmigo. Y no recuerdo la sesión de enfoque después de eso. Pero sucedió que durante tres días a lo largo del curso sentí ir y venir su presencia, que él estaba conmigo.

Incluso cuando yo iba conduciendo o haciendo cualquier cosa, era consciente de su presencia Y todas esas veces yo entraba y salía de mi enfoque- Y lo hice fue hablar con éI y traté de decirle todo lo que no pude compartir con él cuando estaba en su cuerpo —cualquier cosa que yo pensaba que había aprendido tanto si lo sabía como verdad o como mero conocimiento—; compartirlo con él, porque sentía que si él se podía beneficiar con esto y, a través de mí, ir más allá de ultravioleta, o al menos saber de qué se trataba, quizás lo beneficiaría en la próxima vida.

Y así, al final, lo que hice fue sentir que había fabricado un túnel para que él fuera desde la luz hasta ultravioleta, y creé unas telarañas azules, un túnel de telarañas. Y le dije que lo tendría abierto lo más que pudiera para que así él pudiera atravesarlo y ver cómo era el otro lado, y que si quería, podía quedarse ahí.

Pero sentí en mi mente que había una resistencia y una desconfianza de su parte, que él realmente no confiaba en mí, porque desconocía. En su conciencia, él nunca había sido expuesto a algo como eso. Y si bien él no tenía su cerebro actual, la conciencia —la mente que él estaba ocupando— tenía el concepto de ultravioleta. Así que no estoy seguro de si pudo pasar. Mi pregunta es: ¿puedes hacer eso por otra persona, por tu familia, tus seres queridos o tus amigos, aunque ellos no hayan estado expuestos a las enseñanzas?

Ramtha: ¿Has oído hablar alguna vez de un libro llamado El Libro Egipcio de los Muertos?

Estudiante: No.

Ramtha: ¿Nunca has oído hablar de él? Te enviaré un mensajero. Trata sobre las oraciones de dirección para los difuntos, y, en particular, los difuntos que en tiempos antiguos fueron las entidades más sobresalientes de las dinastías de Egipto en aquellos tiempos. Eran las oraciones sagradas para dirigir al espíritu a través de los pasillos del infrarrojo hasta la luz. Ahora, esa era una ciencia que trajeron a este planeta los Dioses que entendían dicha ciencia. De modo que en lo que fuiste capaz de hacer por tu padre hay, obviamente, una revelación.

Cuando estás fuera del cuerpo, lo que ves se percibe con una iluminación y una claridad mayores que las que te podría ofrecer el cuerpo. La percepción del espíritu en un cuerpo sutil y extrafino es mucho más dinámica que en el cuerpo humano. Cuando el cuerpo humano, como un instrumento operado por el Yo espiritual, se esfuerza por hacer contacto, y en su instrucción, las instrucciones pueden ser recibidas por la entidad espiritual encarnada que ahora está desencarnada—que ahora es espíritu— eso puede proporcionar un camino enorme, un pasaje, si tú quieres, hacia el otro lado, y nunca debería ser descuidado.

Y sí, funcionó, pero la resistencia que sentiste no venía de tu padre; venía de ti.

Estudiante: ¿Y por qué fue así?

Ramtha: Porque no creías en lo que estabas haciendo.

Estudiante: Entonces fue porque yo pensé que no era digno de hacer eso, que no tenía el suficiente conocimiento ¿O fue simplemente incredulidad?

Ramtha: Simplemente no confiaste en que lo que ya sabías era lo bastante substancial como para producir un cambio.

Estudiante: De acuerdo. Gracias.

Ramtha: No tienes que hacerlo.



RAMTHA

Extracto de EL LIBRO AZUL

341 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo