Yoga para niños y relajación.

Pedagooogía 3000


Boletín #64,

En este boletín veamos una interesante triada Forma-Sonido-Luz, en la forma de:

1. Yoga (forma)
2. con música (sonido)
3. y con relajación (luz).

Yoga para niños

Edith Martiren comparte los siguiente: “La palabra Yoga proviene de la raíz sánscrita Yuj que significa: Unión, vínculo, reintegración. De ahí surge uno de los objetivos principales del Yoga: Realizar una buena integración entre cuerpo, mente y espíritu. También lograr la unión entre la conciencia individual y la conciencia cósmica.

El yoga, considerado un método para el desarrollo físico, mental y espiritual del hombre, es una disciplina milenaria. No es una religión, ni un credo y no tiene dogmas. Constituye un método de perfeccionamiento y evolución, que empieza con la atención al cuerpo para lograr responsablemente instalarlo en un nivel de salud, energía y bienestar. Pero no se queda solamente en un mero conjunto de ejercicios y destrezas físicas.

Las técnicas que se proponen, incluso las corporales, tienen también como propósito el despliegue del potencial mental e incluso espiritual.

Hatha Yoga, que es la forma más difundida en Occidente, es hoy pues reconocido y recomendado por la Organización Mundial de la Salud como una forma superior de cultura física, para personas de todas las edades, y como una senda agradable hacia un estado de bienestar y de energía que conduce a un equilibrio mental, emocional y espiritual.

Respiración

El Yoga provee una adecuada respiración, muy importante para los niños. En efecto gran parte de nuestras molestias físicas, y de nuestros trastornos mentales y emocionales, tienen que ver con nuestra respiración. La vida es aliento y su ausencia es la muerte. El aire es el alimento más importante de nuestra sangre; la cual, a su vez, alimenta nuestras células, nuestros tejidos, nuestros nervios, nuestras glándulas y nuestros órganos. Todas las actividades de nuestro cuerpo físico y mental, desde la digestión hasta el pensamiento creador, dependen del suministro de oxígeno. La respiración profunda no sólo alimenta nuestro sistema, sino que además lo limpia. Además, el aire impregnado de Prana (Energía vital) va estableciendo la comunicación entre el "afuera" y el "adentro", sintonizando al hombre con el "ritmo del Universo". La respir ación profunda y conciente constituye un gran aporte del Yoga al cuidado de la salud: Alimenta y purifica el cuerpo, fortalece las autodefensas frente a las enfermedades, calma las emociones, relaja y sosiega los nervios, estabiliza y serena la mente.

Relajación

Es casi la parte más importante de la clase… En realidad, todo lo demás es una preparación hacia ello. Con frecuencia las enfermedades corporales se deben a la intranquilidad de la mente y del mundo emocional. Según las concepciones sicosomáticas de la medicina, hasta las úlceras y las artritis pueden tener su origen en estados mentales, resultantes de conflictos emocionales como el miedo, la ira, la envidia, etc.

En nuestro mundo complejo, la vida ha perdido simplicidad. No hay más que ponerse a observar a la gente que transita por una calle concurrida. Con frecuencia se les ve hablando consigo mismos, frunciendo el ceño, sacudiendo la cabeza. Muchas veces se irritan y disgustan por trivialidades. Sus vidas desprovistas de calma y alegría de vivir sólo constan de una serie de contratiempos continuos y aparece una tensión intolerable. Hoy más que nunca debe revalorizarse la importancia de la relajación y cada persona, y sobre todo los niños, debería aprender instrumentos básicos para poder lograrlo”.

Una sesión con niños de 8 a 12 años

La sesión que vamos a describir a continuación fue llevada a cabo con niños de 8 a 12 años con Ana González y Noemí Paymal, durantes la serie de talleres de auto-estima y conexión interior de Pedagooogía 3000, en La Paz, Bolivia.

Primero hubo una sesión de Hatha Yoga con música de Kundalini yoga. Los niños (la mayoría niñas) lo hicieron con mucha atención y disciplina. Ana explica que normalmente una sesión de Hatha Yoga se hace sin música, pero observó que la concentración y el bienestar de los niños son mucho más altos cuando les pone música de Kundalina Yoga.

Luego hubo una relajación, Ana guió con la voz hasta que el cuerpo de los niños (y mamás presentes) esté totalmente relajado. Los niños estaban acostados en el suelo sobre colchoneta, totalmente inmóviles. Era impresionante.

A la final, concretamos lo que habíamos experimentado compartiendo cada uno a voz alta como nos sentíamos.

Luego lo plasmamos en un dibujo. Escribimos con colores la frase:

Yo, “…mi nombre” me siento… “tal cosa”
Y cada uno ponía como se sentía y hacia un dibujo más. Eso es para enseñar a los niños a poder reconocer sus sentimientos y desarrollar su inteligencia emocional. Al poner yo y mi nombre, la intención era reforzar la auto-estima. Los niños llevan el dibujo a la casa y lo colocan en la pared de su cuarto. Eso permite quedarnos en contacto de alguna manera hasta la próxima sesión (las sesiones son semanales) así como a que se queden con el sentimiento en su corazón. Ayudan también a los padres para que entiendan más a su hijo/a.
Los niños han dicho

1. Me siento tranquila.
2. Me siento feliz.
3. Me siento bien.
4. Siento paz.

Luego nos dimos un abrazo y se cerró la sesión.

Contactos en La Paz, Bolivia

Ana Gonzáles, cel. 706 683 41, profesora de yoga y cristal para niños, anagonte@gmail.com, La Paz, Bolivia
Noemí Paymal, 241 7447


Envía un mensaje a boletin@pedagooogia3000.info

8874 lecturas

1 Comentario de lectores

16/06/2009

He leido su articulo sobre el yoga para niños, yo practico yoga desde hace 4 años y este verano queria dar unas clases de iniciación al yoga a mis hijos y sus amigos, de edades entre 5 y 10 años, me gustaria que me asesorasen un poco como empezar para que no se me revolucionen y mantenerles quietos e interesados por la practica. La respiración es creo un comienzo bueno. Espero su ayuda un cordial saludo Teresa

Izquierdo Teresa desde Espania