Sed apacibles con vuestro entorno.

Omraam M. Aivanhov


Cuando alguien se siente turbado, irritado o desgraciado, ¿qué hace? En lugar de intentar apaciguarse, calmarse, dominarse, se va corriendo a casa de los vecinos, o de los amigos, o bien les llama por teléfono para contarles todo lo que va mal. Una vez descargadas sus penas, se siente contento, aliviado y mejor. Sí, pero no nos damos cuenta de que actuando así, es como si se depositara en esas personas un montón de impurezas. No quiero decir con ello que nunca hay que hablar de las propias dificultades con los amigos. Los amigos con sus consejos y apoyo, pueden ser de gran ayuda. Sólo digo que no hay que utilizarlos como un cubo de basura para verter en él nuestras decepciones, nuestros enfados y mal humor. Nada bueno puede ocurrir actuando así.

Además, hay que tener en cuenta que los amigos, que no son demasiado razonables, irán a su vez a buscar otros amigos para descargar su carga, y así sucesivamente.

Insisto en deciros que no creo que sea censurable buscar el consuelo de un amigo. Pero, a menudo, no se busca este consuelo. No se espera ninguna luz, ningún consejo. La gente sólo siente la necesidad de descargarse, esto es todo. y si después de hacerlo se sienten mejor, en realidad esta mejoría es sólo pasajera porque no han realizado un verdadero trabajo interior para resolver sus problemas, y, al primer contratiempo, sucumben de nuevo. Por lo tanto, no sólo habrán envenenado a los demás, sino que, en realidad, tampoco ellos habrán mejorado su propio estado.

Para desembarazarse de las penas y de las preocupaciones, hay otros métodos distintos que el de molestar a los amigos o los vecinos. Cuando os sintáis contrariados, irritados, quedaos en vuestra casa tranquilamente, trabajad con la luz, orad, meditad, cantad, escuchad música... O bien, salid, andad un poco por la naturaleza, respirad profundamente uniéndoos a la tierra, a los árboles, al Cielo... Y no os presentéis frente a los demás hasta que os sintáis liberados, descargados y capaces de aportarles algo bueno, luminoso y constructivo.

Observaos y constataréis que normalmente hacéis exactamente lo contrario: cuando algo va mal, vais rápidamente en busca de otras personas para compartir con ellas vuestros problemas, y, cuando todo va bien, no decís nada, no tenéis nada que contar. ¡Es realmente extraordinario: cuando todo va bien, no hay nada que contar! ¿No creéis que deberíais corregiros y aprender a compartir con vuestro entorno tan solo estos buenos estados?

Vayamos todavía más lejos: cuando viváis momentos de paz, de alegría, de admiradón, pensad en hacer partícipes a los demás de estos estados de privilegio. Consagrad algunos minutos a todos los seres que se sienten angustiados y desesperados en el mundo. Concentraros en ellos y decid: "Queridos hermanos y hermanas del mundo entero, esto que poseo es tan bello, tan luminoso, que quiero compartirlo con vosotros. Tomad de esta belleza, tomad de esta luz..."

Puesto que sabéis que vuestros estados interiores producen ondas que se propagan, no guardéis vuestra felicidad para vosotros, compartidla; de esta forma no tan sólo haréis el bien a los demás, sino que amplificaréis estos estados en vosotros mismos. Sí, es un fenómeno mágico: para conservar vuestra alegría, hay que saberla compartir.



Omraam Mikhaël Aïvanhov - EL DEBER de SER FELIZ

8394 lecturas

3 Comentarios de lectores

19/03/2012

Gracias, por los buenos consejos, que envias en éste artículo. Es cierto que esto es lo que hacemos normalmente, y sin pensarlo mucho, descargar nuestros problemas en los otros, y así creamos más problemas.
Me lo voy a pensar de ahora en adelante, y cuando me sienta mal, me iré a pasear en la naturaleza, y cuando me sienta bien, lo compartiré con las otras personas.... para crear ese entorno apacible, que yo también necesito.........

Ana Maria desde Suecia

06/03/2012

Queridos Trabajadores de la Luz.

Leí el Lo de "Ser apacibles con vuestro entorno".
Me pareció muy claro para saber cuando una persona viene por un consejo y lo hace,
a una persona ya reiterativa que no hace nada por mejorar su calidad de vida.
Mi pregunta... que pasa cuando uno le cuenta a una amiga u otras personas sus logros, y uno siente un malestar e incluso después no le va a uno, tan bien, en esos logros?.
Bueno queridos Trabajadores de la Luz, eso es lo que me limitó un poco en contar mis proyectos o logros.
Desde ya les agradezco su respuesta.
Que tengan una buena semana con mucha Luz!

Flor desde Argentina

-.-.-

Hola Flor!

Creo que lo mejor es callar y en todo casi si hay que hablar, tratar de percibir qué hablar y con quien.

Somos seres emocionales. Complejos.

Hay muchos casos en que lo bueno de uno hace daño a otro o genera malestar, envidia, etc, etc...

Hay que recurrir a la intuición y hablar con quien se sabe entenderá de igual o parecida manera lo que se siente. Tratar de expresar lo más claramente posible...

Un lindo trabajo :) y práctica!.

Un abrazo
Oso de Luz

-.-.-


Hola Oso de Luz!

Me alegró mucho recibir respuesta, gracias.
Bueno algo de eso estaba haciendo, seguir mi intuición
con el descubrí mi malestar y empecé a ser mas reservada.
Siempre fui un libro abierto, pero con el tiempo uno va clasificando
sin discriminar sino con inteligencia las personas a quien contar.
Pensé que me perdía algo cuando leí -Sed apacibles con vuestro entorno"
y estaba desconfiando demasiado.

Un abraso
Flor

-.-.-

:) No es sabiduría?. ;)

Gracias a vos.
Un abrazo.
Oso de Luz

06/03/2012

hermoso muy lindo me encanta necesito estar informada de todo esto es mi motor ...ser feliz... con mis emociones y mis pensamiento positiva......

martha ines desde Argentina