Ustedes sostienen la llave de los cambios.

Kryon


Kryon - Primer miércoles de Sanación - 2 de diciembre

Esta es la canalización introductora del primer miércoles de diciembre, instándonos a mirarnos como artistas, repitiendo la pregunta: ¿Qué clase de artista eres tú?
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estas ocasiones juntos son muy preciosas para nosotros. Son diferentes; muy diferentes de venir en el pasado a un grupo de personas y dar un mensaje que podía no estar conectado con nada que se corresponda con lo que sigue. Fuera de contexto, podrían decir, y todos con diferentes títulos. Hemos tratado de hacer que estos mensajes fluyan dentro de lo que es la meditación del Círculo del Doce. Si estás aquí, en esta ocasión, mirando esto, sabemos por qué. Porque tienes un interés, una intención, para oír mensajes profundos que se espera que comprendas respecto de ti mismo. No necesariamente sobre panoramas más amplios de la Tierra y de lo que está ocurriendo; ¿qué tal algo aún más magnifico? Y eso serías tú.

Porque ustedes sostienen la llave, queridos, de los cambios a su alrededor que suelen creer que les dan forma a ustedes, y no es así. No. Su consciencia como grupo de almas antiguas en este planeta, en todo el planeta, es lo que está dando forma a lo que está ocurriendo. Ustedes tienen más control que lo que piensan.

En esta canalización me gustaría abrir una puerta a una filosofía, o una regla, o un axioma, en el que podrías no haber pensado pero que sabes que debe existir. Empezaré diciendo esto: ¿Qué clase de artista eres? Y puede que digas, “Bueno, realmente disfruto de pintar, y son bastante bueno,” o podrías decir “Bueno, he intentado pero no mucho,” o bien podrías decir “Nada. No sé pintar, no pinto, nunca lo haré, ese no es mi talento.” De modo que sabes que debo estar hablando de una metáfora, y ciertamente es así.

La primera premisa es esta, y ya la has oído antes, incluso de los sanadores en este show. He aquí la premisa: todo tiene vibración. Ahora bien, esa vibración es diferente de lo que podrías haber estudiado en la dimensión en que vives, que sería el sonido o el color, una vibración que puedes medir, algo que vibrar y va y viene. Quiero que piensen más grande que eso, incluso en un entorno multidimensional. Todas las dimensiones presentan aquello que vibra. Toda la realidad que tienes, que ves, toda, tiene algo que vibra. Una vez dije algo polémico: las rocas están vivas. Las rocas vibran, yo diría, no con una fuerza de vida, pero sí con una fuerza que les dice si están vivas o no. Incluso las rocas vibran. En la Física, si conoces la estructura atómica, sabes que una roca vibra. Conoces la densidad, conoces todas estas cosas. ¡Hay vibración en todo!

Miremos hacia ti en cuatro dimensiones – y a la música. Voy a esto porque es tan obvio para todos los que están escuchando. Tienes algunas canciones favoritas, tal vez. Tal vez ni siquiera son canciones, quizás sean música de algún tipo, que no necesariamente tiene una letra o lleva versos, o un acorde, pero es música que tú sencillamente disfrutas de escuchar, y podría ser completa. Podría tener una letra, pero algo te eleva. A cada uno de ustedes, y son tan diferentes. La diferencia en la música reflejaría la diferencia en sus experiencias o tal vez su edad, pero todos ustedes tienen algo que quieren escuchar, porque los hace sentir bien. Entonces, díganme: ¿qué los hace sentir bien? Y eso es algo de lo que quiero hablar. El “porqué” es un sistema. Hay una interfaz entre las cosas que vibran y tu consciencia. Hay una interfaz entre las cosas que vibran - ¿recuerdan qué les dije que vibra?; todo – y ustedes y su consciencia. Esto significa, dicho sea de paso, que su consciencia tiene vibración.

Y cuando las dos se superponen, ustedes lo sienten. Ustedes tienen cosas que los hacen sentir elevados y bien, y vuelven a ellas una y otra vez, porque los hacen sentir de cierta manera.

Puede suceder lo opuesto, especialmente con la música. Y los que ponen música a las películas lo saben. Tienen música y dicen, “Ahora necesito algo que les diga que algo viene, algo siniestro. Algo oscuro.” Y habrá música que señalará eso, y sus consciencias, y su subconsciente, oirá eso en una película y dirá “¡Ohh!” Y la idea entonces se combinará con lo que sucede en la historia. Eso es vibración. ¡Es profundo!

Hablemos de vibración en una historia, o en una película, o en un libro. La vibración de la aventura. ¿Sabían que las historias y sus resultados tienen vibración? ¿Cuáles son las historias más edificantes que ustedes pueden recordar, en este planeta? Muchas veces están en el periódico que leen, o en la poesía que tienen, libros, películas. Y son historias edificantes y quieren leerlas una y otra vez, y dirán “¡Oh, adoro esta parte! Mira lo que sucede aquí.” A veces son románticas, y tocan el corazón. Una historia lleva vibración.

Hay escritores famosos que decidieron que sus historias sean oscuras. Y llevan cierto tipo de vibración que es la historia humana, quizás. Tal vez sea una tragedia, y hacen estas cosas una y otra vez, y escriben más y más tragedias solamente. Pero debes admitir que allí hay una vibración. Algunos de ustedes verán una película u oirán alguna música, o leerán una historia que los afecta, de modo que no pueden olvidarla. No es necesario que sea edificante, pero no pueden olvidarla porque es la historia de otro humano que quizás le pasó algo con que ustedes se relacionan. La historia tiene una interfaz con su consciencia, y se pega, se adhiere allí, y ustedes la recuerdan y la recuerdan. Si alguien les contó algo específicamente horrendo sobre algo que le sucedió, o le pasó a sus amigos, eso se adhiere a ustedes. Esa interfaz es parte de lo que voy a hablar ahora.

¿Qué clase de pintor eres? Y la razón para que diga esto es que voy a contarte tu historia. Tus emociones, todo lo que crees y haces en tu vida, es una vibración. Es como una tela y un pincel. Pero en lugar de los colores, o quizás las melodías, que pintarías en la paleta, pintas una actitud, una creencia. Te hemos dicho antes, incluso en estos programas, que la vibración de la alegría, la vibración específica de la risa, los atributos sanadores de ambas cosas, son bien conocidos. ¿Cómo puedes oír reír a alguien y de repente cambias? Eso es la interfaz. La risa, la historia de la risa, tiene una vibración. Y luego esa vibración va hacia arriba, si quieres decirlo así, o hace interfaz, o se entremezcla, con tu consciencia. Así es el sistema. Cualquiera sea la vibración, es presentada a ti como ser humano en un estado multidimensional de percepción conciente y de consciencia, y te afecta. A veces te afecta otra vez de una manera edificante, y otras veces no lo hace.

El narrador de historias entiende eso. El artista que pinta un cuadro y usa la luz de cierta manera, lo hace de manera que puedas ir a una galería y observar la pintura. Observar la pintura. Miras dentro de ella y comprendes lo que el artista trata de decir y hacer. Y muchas veces lloras de alegría porque finalmente ves lo que el artista trata de decirte, en la vibración que es edificante y entra en tu consciencia. Pregúntale a cualquiera que aprecie el arte. En una galería, “mira lo que hace la luz. Mira cómo está oscuro aquí, pero muestra tan claramente la luz acá. ¡Eso significa algo!”

¿Qué clase de artista eres tú? La paleta con que pintas es una actitud vibratoria de cómo vives, alma antigua. Cómo abordas programas – programas – de vida, que están siempre allí. Cuando te levantas. Cuando te vas a dormir. O vas a trabajar, o sencillamente estás cuidando las cosas, o en una época como esta que llamas Covid y las cosas son diferentes, tienes la capacidad de pintar un cuadro para todos los que te rodean. ¿Qué clase de artista eres tú? ¿Has pintado tu desesperación para que todos pudieran verlo? Con pincel grueso. ¿Lo has sumergido en la oscuridad y luego pintaste tan rápido como pudiste para que todos pudieran ver cuán desilusionado estabas? ¿O cuán temeroso? ¿O cuán fea era la situación? ¿Qué colores estás usando? Para que tú y tus hijos, o tal vez tus mayores si no tienes hijos; tal vez un compañero, o si no tienes pareja tendrás amigos, o incluso los que están en la tienda, ¿qué estás pintando para ellos?

¿Pueden ellos ver tu sonrisa en una época en que todos usan máscaras? ¿Puedes mostrarles que estás sonriendo, de todos modos? (se ríe) ¿Qué colores estás usando para el retrato? Tú tienes una paleta y, alma antigua, esta es de la que estamos hablando; edificante, de alegría. ¿Te ríes mucho? ¿Le muestras a otros que no tienes miedo? Que tienes algo en tu interior digno de conocerse.

Debido a esto, queridos, les diré que quienes los rodean y sus hijos y sus amigos y su linaje verán un cuadro de ustedes mucho después de que ustedes se hayan ido. ¿Qué piensan que ellos verán? ¿Qué clase de artista eres tú?

De estas cosas hablamos en estos días, que van más allá de lo que ustedes quizás pensaron en el pasado. Y son todas lo mismo; todas hablan de la magnificencia del ser humano.

Y así es.

Kryon



Canalización introductoria al Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll
Primer miércoles – 2 de diciembre de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

183 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo