Ottawa 2. La verdad central.

Kryon


Segunda canalización en la Conferencia de Ciencia y Espiritualidad, hablando de la Fuente Creadora y de lo que nos impide la comunicación con ella.
Dice nuevamente algo que ya ha dicho muchas veces: lo opuesto al amor no es el odio; es el miedo. La ansiedad, la preocupación, ...
Un afectuoso abrazo de Cris

-.-.-

Ottawa 2. La verdad central.

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Muchos siguen preguntando: ¿Quién es Kryon? ¿Qué es Kryon? ¿De dónde vienes, Kryon? La mejor respuesta que puedo dar a través de mi socio en este momento sería decir: energía hermosa, alerta, compasiva, benévola, de la Fuente Creadora. Ustedes pueden llamarla angélica porque eso es lo que les enseñaron que la representaría. Pero el ángel siempre está separado de ustedes, ¿no es así? El ángel siempre viene del cielo, y ustedes caen de nariz. Pero esto es diferente. Y de eso quiero hablar.

En estos pocos momentos otra vez voy a abordar este asunto de la Fuente Creadora; qué es lo que está dentro de ustedes. Antes de empezar, pido; si han llegado a este lugar y están mirando o escuchando, probablemente lo han hecho con propósito. Incluso aquellos que tal vez han llegado aquí por otra persona y solo están mirando para ver qué hace ese tipo raro que canaliza, incluso tú; si quieren sacar algo de este mensaje ahora, además de un examen intelectual, ¿por qué no visualizan algo conmigo? Hay muchos en este planeta ahora mismo, tal vez incluso tú, que estén de un humor ansioso, tal vez temeroso, preocupado, no saben exactamente qué vendrá después, no saben exactamente qué les traerá el sistema, cuán rápida será la recuperación, cuán pronto se verá, si la quieres tomar, si estará allí o no, todas estas cosas se desconocen. Están en una posición que realmente se ha descripto; qué vendrá; decisiones que deben tomar las masas, todas juntas en algún punto del tiempo.

Muchos leerán mis palabras del pasado sobre quienes dejan el planeta masivamente y dicen “Tiene que haber una guerra, ¡tiene que haber una guerra!” Bienvenidos a la guerra; no lo es. Pero ha puesto al planeta de rodillas, todo mirando a la misma cosa: ¿qué viene después? ¿Qué haremos? Un tiempo de reflexión que va a crear soluciones, y van a ser soluciones en muchas áreas. Empiezas por arriba: soluciones para ti. Soluciones para una de las preguntas candentes que podrías tener: ¿cuál es tu relación con la Fuente Creadora?

Esto es lo que te voy a pedir que hagas. Quiero que tomes por, ejemplo, todas esas preocupaciones, esas cuestiones que te mantienen sin dormir durante la noche – yo sé quién está mirando – y que las empaquetes en un bulto, un bulto físico que puedas visualizar. Y ahora las pones a un lado. Todos ustedes. Esos bultos son todas las cosas que los preocupan, incluyendo lo que está en el futuro, la cosa siguiente, los ¿qué pasa si...? Los empaquetas en un bulto bien atado, y luego en tu mente quiero que saques ese bulto fuera de tu casa; no adentro, donde vives, sino afuera. Lo puedes poner afuera en cualquier lugar, no necesita ser el contenedor de basura, (se ríe), o puede ser el jardín, cualquier lugar donde quieras ponerlo. Visualizas todas esas cosas, y vas a hacerle una promesa a ese bulto. La promesa es esta. Es solo temporaria, si lo deseas así. “Por los próximos momentos quiero no tener ese paquete en mi casa, ni cerca de mí, ni en mi consciencia, sino allá afuera.”

Y la promesa que le haces al paquete es que te ocuparás de él más tarde, porque ese paquete va a patear y gritar. Les digo eso ahora mismo, es parte de él. Va a decir “Sí, pero... Esto es mi intelecto, y es lo que me permite planear el futuro”. Quiero que lo tomes y lo empaquetes y lo pongas afuera durante los próximos quince minutos. Eso es todo. Quince minutos. Al fin de los quince minutos puedes ir a buscarlo – en tu mente. Lo buscas y te lo pones de vuelta encima, de modo que puedes seguir temiendo y preocupándote con todas las ansiedades que tienes; si lo deseas. ¡Es tu elección, querido! Eres tú. Empaquétalo ahora, ya mismo; ponlo a un lado.

Algunos van a decir “Si empaqueto todo eso, ¿qué me queda?” De eso vamos a hablar (se ríe). ¿Qué queda? En este punto del tiempo lo que queda es una pieza que empieza a pensar de manera más clara sobre lo que podría estar sucediéndote ahora mismo. ¿Qué es? El día 13 de este mes, mi socio presentó algo llamado “May you look”. Fue una presentación de casi una hora de un concepto muy poco familiar: ¿Cuánto te ama Dios? ¿Está la Fuente Creadora – que puedes llamar Dios, o Espíritu – está la Fuente Creadora allí, sabiendo tu nombre, interesada en ti, o no? ¿Es un poder en el cielo? ¿O es algo más grande y más personal? Y en ese momento él dio una metáfora que yo le había dado antes, que incluso la había dado en canalización, y la metáfora es así. Dos padres, en otro tipo de mundo, tienen hijos. Esos dos están realmente aliados como uno solo, los llamaremos la Fuente Creadora a los padres de estos hijos.

Y cuando los niños llegan a cierta edad, muy jóvenes, son llevados a otra dimensión y entre las dimensiones hay un velo. Y los niños tienen libre elección. Y la libre elección es esta: encuentren a sus padres – o no. ¿Están entendiendo esto? Esta es la configuración, queridos, y esa relación entre ustedes y sus hijos, y el amor que hay allí, es un espejo de la relación entre la Fuente Creadora y el alma de ustedes. Con libre albedrío se les permite buscar al Creador a su manera. Según la manera de mi socio, él presentó momentos en su vida en que nosotros podíamos pinchar el velo para dejarlo mirar. Pincharlo hacia una realización de que podía haber algo más grande; incluso antes de que Kryon llegara a su vida. Le ocurrieron cosas. Dijo “ojalá mires” (may you look). Contará más historias de esas, seguro.

Y en el proceso ¿ven lo que está sucediendo? Por ejemplo, padres observando a sus hijos en otra dimensión tener una oportunidad ¡de vez en cuando! Poder hacer que miren; decir “estamos aquí, si quieres. Estamos aquí, si quieres. Estamos aquí, si quieres.” Eso es lo que está sucediendo justo ahora.

Con ese paquete allí afuera, quiero hacerles algunas preguntas. ¿Es Dios, la Fuente Creadora del Universo, algo más que un poder en el cielo? Les diré la verdad; es la verdad más grande del planeta. Es la verdad central de todas las cosas; es una verdad que es el comienzo y el final; es una verdad que está más allá de todas las otras verdades.

Y esta es la verdad. La Fuente Creadora de todas las cosas, incluyendo esta galaxia, y toda la vida en ella, tu Tierra, y tu alma misma, te ama, conoce tu nombre, tú le importas, tiene acción benévola para ti y tiene su mano, su brazo, extendido a cada momento del día. Te ama sin medida. Punto.

Y esto contradice casi toda la lógica del planeta. Dicen, “Sí, pero aquí y aquí, y cuál es el significado intelectual de eso, y cómo funciona, y qué puedo hacer...” ¿Qué tal si te relajas por un momento? Y piensa en estas cosas: ¿a Dios le importa? ¿Al Espíritu le importa? ¿Cómo lo sabrías? Te he dicho antes que hay axiomas de verdad que tienen que ver con la acción, con la acción compasiva. ¿Cuánto te importan los que están contigo? No estoy hablando de tu familia; hablo de los que están contigo en el planeta. ¿Cuánto te importan? ¿Cuánto te importa lo que está sucediendo ahora mismo a los que sufren? O han perdido seres queridos. ¿Cuánto te importa? Hay algunos que dirán “Me importan mucho”. Pero te diré que están los que se sientan a esperar que Dios cuide de ellos. Y dicen, "no hay ninguna evidencia de que Dios cuide de mí; he estado aquí sentado esperando un mensaje de su cuidado durante largo tiempo” sin entender que parte de este proceso es un Dios reflejado en tu vida.

¿Cuánto te importa a ti? Cuando a ti te empieza a importar, de pronto empiezas a sentir ese cuidado. Eso es un axioma; llámalo un sistema, llámalo una regla, si lo deseas. Y tiene que ver con una relación que estás aprendiendo entre la Fuente Creadora y tú. Cuanto más capaz seas de hacer las cosas que esperas que Dios haga por ti, más te acercas a una grandiosa verdad. ¿Cuánto le importas a Dios?

¿Hay comunicación posible con el Espíritu? Algunos dicen “He esperado largo tiempo para que te comuniques conmigo. ¿Dónde está el pinche? ¡Quiero el pinchazo!” ¿Cuánto has intentado comunicarte de manera benévola con los que te rodean? ¿Cuánta compasión has sido capaz de generar, que es divina, por los que te rodean? ¿Has sido difícil? O te has relajado y has dicho: “Querido Espíritu: lléname de entendimiento y conocimiento que pueda realmente suavizar el lugar,” ahora mismo, por ejemplo, con ese paquete allá afuera es buen momento para pedir eso. ¿Dios es real? Hemos hablado antes de qué ahuyenta la experiencia del amor del Espíritu. Si siguen la metáfora que les di, de los padres que están del otro lado del velo, eso es el Espíritu, eso es el Dios, ¿qué tienen que les interese? ¿Han pensado en eso? “¿Por qué yo? ¿Por qué al Creador le voy a importar yo? ¿Por qué?” Y aquí es donde se pone bueno. Porque casi todos los sistemas espirituales del planeta creen en la vida después de la muerte.

Eso significa que tienes un alma. No definas “alma”; ni siquiera intentes definir el alma, porque vas a estar fuera de la base; tan fuera de la base que lo definirás intelectualmente, incluso espiritualmente, y te equivocarás. No tienes idea. Un vehículo multidimensional, si quieres llamarlo así, algo en que montas en el planeta, si quieres decirlo así. ¿Y qué es? Esta alma tuya es una parte del Creador. Tus hijos tienen tus atributos; una parte de ti está en ellos, y lo sabes. Lo puedes ver en su plantilla, lo ves en el engrama de su pensamiento. ¿Cuántos de ustedes que son padres se han dado cuenta de que tienen hijos que ahora siguen las cosas que a ustedes les gustan, no porque ustedes se lo indicaron? Es natural; O se parecen a ustedes. Porque lo que ustedes les dieron está en su ADN. ¿Alguna vez oyeron la frase “hecho a su imagen”? Eso no significa que ustedes tienen el aspecto de Dios, queridos; la imagen a la que fueron hechos ¡es el amor! ¡La compasión! ¡El cuidado! ¡La benevolencia! Esa es la imagen.

Y está todo allí, no tienes que buscarlo. Si pones el paquete afuera, permitirás que eso aflore. ¿Qué es ese paquete? Oh, oh, hablaré de eso en un momento. Tu alma es parte de la Fuente Creadora, así como tú eres parte del ADN de tus padres. Tienes atributos del Creador en ti; Dios dentro de ti. ¿Cuántas veces has oído esto? ¡Eso es lo que tienes! ¡Por supuesto que el Creador tiene su brazo extendido, tal como tú lo harías si tus hijos estuvieran en otra dimensión, dirías, “Eh, eh, miren; sientan el amor, podemos ayudarlos, les podemos avisar de los pozos que están adelante, podemos guiarlos por la intuición, hijos, hijo.” Y a menudo los hijos dirán “Ni siquiera lo creo, no hay pruebas, no puedo verlo, por lo tanto no existe. De modo que me iré por mi cuenta.” No mejora las cosas, ¿no es así? Estás creando un pequeño paquete que pones afuera, lo llamamos miedo. El opuesto del amor, queridos, no es el odio; es el miedo. El miedo borra el amor, completamente, totalmente. Lo mismo hace la ansiedad; totalmente.

Si tienes esos dos atributos de manera regular, por supuesto que no vas a creer que hay Dios. Te lo van a decir, pero no lo vas a creer. Porque tienes miedo. Estas dos cosas de por sí, miedo y ansiedad, están entre las cosas más grandes que ahuyentarán tu posibilidad de ver un Dios que te cuida. Tienes la capacidad como ser humano de empacar los dos y ponerlos en otro lugar, tal vez afuera.

Ese es uno de los atributos de que hemos estado hablando, y los que trabajan en esta área han estado hablando durante años; la capacidad de tomar el miedo y la ansiedad y convertirlos, reestructurarlos hacia algo que no sea primordial, y ponerlos en el asiento trasero. “Oh, todavía están allí; ese paquete que saqué afuera todavía está allí.” Lo estará toda tu vida; lo que aprenderás es a trabajar con él, conservarlo empaquetado, dejarlo estar allí donde siempre puedes mirarlo y decir “hoy no, hoy no. Porque voy a sentir eso que me da la intuición, mi alma, y el Creador, ¡el Campo!” Esto no funciona si tienes miedo. El Campo, eso que te ayuda, te guía, te intuición de adónde ir, qué hacer, ¡no funciona! si estás con miedo, ansiedad.

¿Y qué pasa con la palabra de la gran T? “¿Cuál es la palabra de la gran T?” La palabra de la gran t: Training (entrenamiento). ¿Cuántos de ustedes han sido entrenados (N.T. se refiere a educados) en que nacieron sucios? ¿O en que a Dios no le importan? A menos que ustedes hagan algo, y entonces a Dios le importará, de repente. Los educan en que tienen que trepar muchos escalones, o ir para allá, o para aquí, con objeto de que Dios aunque sea los mire. ¿Ustedes le harían eso a sus hijos? Entonces, ¿los pondrían del otro lado del velo, los soltarían y dirían, “Está bien, quiero que todos sepan qué horribles que son, y en segundo lugar quiero que sepan que es mejor que teman a la muerte porque cuando mueran no vendrán al hogar, irán a otro lugar y los vamos a pinchar y torturar todo el tiempo, y a sus hijos también.” En eso los entrenan; ¿cuántos de ustedes fueron educados en eso? con respecto a esta amorosa Fuente Creadora que tiene su mano extendida, hermosa, y ustedes son imagen de ese amor.

¿Cuántos de ustedes fueron educados fuera de eso? Simplemente educados fuera de eso. Piénsenlo. La respuesta es: la mayoría.

Es hora de reestructurar todo lo que hayan aprendido alguna vez; en este momento en que el mundo está de rodillas mirando qué va a aprender, qué va a hacer después, cómo se recuperará, cuáles son las soluciones que vendrán. Les diré: están próximos a ver soluciones que son más compasivas y benévolas. Habrá excluidos, por supuesto; la vieja energía está siempre allí, por supuesto, mientras este planeta está en su renovación.

Pero lo más grande, lo primero, es para ustedes: ¿qué van a hacer con el paquete, cuando termine la canalización? Si lo conservan empaquetado, y entienden qué es lo que los aparta de Dios, tal vez sea el comienzo del resto de su vida, de una manera más compasiva, benévola y alegre.

Volveré.

Y así es.

Kryon



Conferencia de Ciencia y Espiritualidad – Ottawa, 12 a 19 de Junio de 2020
Canalización de Kryon por Lee Carroll
http://audio.kryon.com/en/SSC-Kryon-June-20.mp3
Traducción y transcripción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

112 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo