Ottawa 1. Hecho a imagen de Dios.

Kryon


Esta es la primera de tres canalizaciones dadas en la semana de la Conferencia de Ciencia y Espiritualidad en Ottawa, Canadá.
El tema del título es la primera parte, pero luego habla de nuestra capacidad de guiarnos por la intuición si conservamos coherencia con el Campo.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Algunos siempre se preguntan: “Esa voz desde el otro lado del velo, que representa un bello componente espiritual de Dios, esa voz y su consciencia ¿sabe lo que está sucediendo?” Algunos dirían: “No, ni idea de la pandemia. Ni idea de esto o aquello.” Porque se les ha enseñado que Dios no se ocupa de tales cosas, que son cosas que no le importan al Creador. Ese es un Dios impersonal, queridos. Les quiero decir la verdad que ya he dado antes; incluso quiero volver atrás y repasar una canalización que la mayoría de ustedes ni siquiera oyeron, de un par de meses atrás.

La verdad es esta: sabemos absolutamente lo que está sucediendo; de hecho sabemos cómo se sienten ustedes ante eso; estamos muy sintonizados con ustedes. Si alguien dijera “Realmente, de qué se trata Dios? Kryon, por favor, pregunta; queremos preguntar de qué se trata Dios realmente” Y la respuesta: tú. De eso se trata Dios. Tal vez debieras dejar de usar la palabra Dios, porque esa palabra se usa para significar muchas cosas que son muy diferentes de lo que realmente está allí; esa Fuente Creadora que te dio vida y creó tu alma tiene algo en común contigo. ¿Alguna vez oíste la frase “hecho a su imagen? ¿Sabes lo que significa? No significa que hay un Dios allá arriba en el cielo que tiene el aspecto de un humano (se ríe). ¡La imagen es el amor! Y siempre lo ha sido.

Hecho a su imagen significa que tu alma es un espejo de la compasión del Creador. Y eso significa que fuiste hecho de la misma sustancia, a imagen de él. Y esa sustancia de que hablamos es la sustancia de las estrellas, si quieres llamarla así, es amor, belleza, compasión, saber, nutrir. Deja de usar la palabra Dios y tal vez empieza a usar la palabra Espíritu u otra, quizás extiende eso: ¡es familia! Hermano, hermana; hay género del otro lado, ¡no lo hay! Esta familia, tu alma, la misma sustancia de Dios.

Cuando tu alma no está aquí, querido, cuando atraviesas el velo otra vez, y otra, y otra, esa alma no está aquí. Te diré adónde va: al hogar (se ríe). Ha ido al hogar muchas veces antes. Reconoces instantáneamente Todo lo que Es, que antes no lo podías ver. Si todavía fueras un humano, dirías “¡Ohh! ¡Oh, Dios!” Recuerdas. Mientras cantamos tu nombre en luz, recuerdas; y damos una fiesta, si lo quieres llamar así, una celebración de la familia con la familia, “¡Bienvenido de regreso! Sabemos todo lo que has atravesado, sabemos lo que hiciste, felicitaciones por cambiar ese planeta. Felicitaciones por despertar en algún grado, para que la consciencia del planeta pueda evolucionar un poco más. ¿Estás listo para volver?” Y tú dices: “¡Absolutamente! ¡Hagámoslo!” ¡Es familia!

No es un castigador en el cielo, queridos. No importa qué te hayan dicho. ¿Cómo pudiste alguna vez creer en eso? ¿Quién te contó eso? ¿Por qué lo aceptaste? Que el Dios de los cielos que te hizo, era más disfuncional que lo que podría ser cualquier padre del planeta; ¿qué tal suena eso como amor incondicional? ¿Tienes un Dios en el cielo que te vigila a ver si eres bueno o malo? Tienes que hacer ciertas cosas, o actuar de cierto modo, o creer ciertas cosas, o... ¡vas a ser castigado! Y esa bella alma tendrá que ir a un lugar donde serás torturado todos los días. Dicho sea de paso, también tus hijos. ¡Qué cuento! Y sin embargo muchos lo creyeron. Y lo creen hasta el día de hoy. Tienen como dios a un padre disfuncional en el cielo.

Tal vez hay una verdad más grande; tal vez este sea el momento de pensarlo. He dicho estas cosas muchísimas veces. Y es muy importante, porque justo ahora hay una actitud y una consciencia cambiando en este planeta – en todo. ¿Qué más les han dicho que podría no ser así? ¿Pueden realmente empezar a discernir la verdad en un tiempo en que suceden tantas cosas diferentes y deben tomar decisiones que nunca debieron tomar antes?

¿Han notado que en estos años después de 2012 han empezado a ocurrir muchas cosas? ¿Han notado que algunas de las cosas más malas, horribles, negras e inapropiadas – negras por la suciedad – han empezado a presentarse? Cosas que ustedes habrían dicho “Vaya, he sabido algo de esas cosas anteriormente, pero aquí están, ante mi cara” y es exactamente así. Como ven, a medida que empiezan a crecer, a medida que empiezan a tener una consciencia más elevada, muchas cosas que habían estado ocultas, y ustedes sabían que allí estaban, empiezan a mostrarse. Y no solo levemente; se muestran de modo que todo el planeta las puede ver. Ustedes saben de qué hablo, ¿no es así? Y la razón es que la cultura, la humanidad misma, empiezan a crecer y graduarse en cuanto a lo que quieren. Esto es muy, muy diferente de lo de 50, 60 o aun 70 años atrás, cuando ustedes todavía guerreaban. Han hecho eso durante eones. Es lo que los humanos hacen, decían; hacen la guerra. Nunca aprenden.

Siempre hay otra guerra, y una engendra otra. Y de pronto todo eso se detuvo. Ustedes se miran entre sí y dicen “Estamos más maduros; entonces ¿por qué todavía tenemos las cosas que ocurren en este planeta?”

La pandemia tal vez causó el reinicio, simplemente obligó a todos a detenerse por un momento y mirar.

Tal vez fue un pinchazo, como dice mi socio, que recién habló de eso, y los hizo mirar. Y lo que empiezan a ver es que es hora de cambiar. Pero la diferencia entre entonces y ahora, y la historia, es que pueden cambiar. Hay cosas que empiezan a suceder ahora, inventos que empiezan a aparecer ahora, cosas diferentes en el Campo, yo diría, que empiezan a darles herramientas distintas de las que tuvieron antes.

Esta voz del otro lado del velo es angélica, llena de amor y compasión para cada uno de ustedes. Mi socio se sienta aquí y yo le muestro cosas. Pero la primera vez que se sentó en la silla y dijo “Si eres real, muéstrame”, yo le mostré, y lloró como un bebé. Porque yo abrí la puerta – solo un poquito - para que él pudiera ver la clase de amor y compasión y cuidado incondicional que el Creador tiene para él y para ustedes, todos y cada uno de ustedes.

Tal vez ya han oído esto antes y llamarán a esta canalización “el ser humano afortunado”. Hay una premisa; tal vez incluso la hayan oído en este día. La premisa es esta: Existe algo en lo que ustedes podrían llamar los éteres, que es palpable, real, es Física, y se llama el Campo. Antes que nada, tienen que aceptar una premisa: ¿la consciencia es física? ¿Es real? ¿Se podría medir la consciencia? ¿Afecta otras partes de la Física? Ustedes saben que la respuesta es sí. Esto ha sido probado; incluso medido, una y otra vez. Tal vez incluso sea el tema del día. Si la consciencia es parte del escenario de la parte física de lo que ustedes conocen como el Universo, eso significa que probablemente la consciencia sea un jugador en el campo de la Física. Y lo es. Eso significa que probablemente los pensamientos tengan energía. Y la tienen.

Ahora bien, en tanto este era una especie de pensamiento esotérico, metafísico, de pronto se convierte en Físico. Sigan mi lógica, porque esto que les digo es tema espiritual, queridos; ustedes se están acercando al mejor conocimiento de su vida y de cómo funciona el Espíritu que se haya presentado alguna vez en el planeta; justo ahora.

La premisa es esta: si los pensamientos son físicos, entonces los potenciales de lo que la gente está pensando son físicos. De modo que si tienen todo un grupo que está pensando de cierto modo, eso sucederá entonces en esto que llamamos el Campo. Digamos de nuevo adónde van todos esos pensamientos, no estuvo del todo correcto sino para esta discusión. Responde la cuestión de cómo es posible la visión remota. Cómo puede una persona sentarse con una energía que entiende esto, y saber lo que está pasando en otro lugar. Y la respuesta es: fácil; porque los potenciales de lo que están pensando están en el Campo; si tiene coherencia con el Campo, puede recogerlo. Recuerden eso. En todo esto empezamos a darles información que es para estos tiempos.

Premisa: Alma antigua, se te necesita en el planeta ahora mismo, para empujar hacia adelante el cambio de la consciencia de manera positiva. Alma antigua, has vivido aquí tantas veces, has estado allí y has hecho eso, no eres nueva en este planeta, sabes que no lo eres. Allí sentada, conoces cómo funcionan las cosas; no te sorprende. Este planeta es tuyo, te pertenece, eres parte de él, siempre lo has sido. Y lo que quiero darte ahora es una premisa que has oído antes, es hora de oírla de nuevo, que se vuelva real para ti. ¿Es posible que puedas tener coherencia con eso que es el Campo? En tal grado que sea como una hoja de ruta de qué has de hacer después, porque de algún modo sabes lo que la gente está pensando. ¿Estás entendiendo esto?

Hace años me senté frente a ustedes y dije que pronto iban a tener un nuevo Papa, y trece meses después tuvieron un nuevo Papa. Eso no era una predicción de Kryon. Eso se hizo en Texas, está grabado, está validado. Eso no es una predicción; Kryon no predice. Lo que hice fue decirles lo que estaba ocurriendo en el Campo en ese momento para el Vaticano. Podría haber ido en una u otra dirección según el libre albedrío, pero había llegado tan lejos en ese momento que supe lo que iba a pasar porque era natural que ocurriera, basado en lo que estaba pasando con el Papa de entonces. Él no murió, queridos, fue un comodín que se presentó; el Papa Francisco, la reencarnación de Francisco de Asís. Y se lo necesitaba para cambiar a la Iglesia, que es exactamente lo que sucedió; ¿se dieron cuenta? Eso no hubiera sucedido con el Papa anterior, que aún está con ustedes. Eso se llama un comodín. Yo se lo dije porque estaba en el Campo.

En la primera Conferencia de Ciencia y Espiritualidad en Nanaimo, Canadá, les di otro; fue cuando ocurrió el apretón de manos entre el líder de Corea del Norte, que solo unas pocas semanas antes estaba lanzando misiles. Les dije un año antes que algo estaba en preparación, con el muchacho norcoreano. Él tenía otro plan, que tal vez un día podría ser el personaje del año en la revista Time. Porque su agenda no es tirar misiles; su agenda es ser rey (se ríe) verdaderamente. Líder benévolo de su pueblo, reconocido en las Naciones Unidas, terminando la guerra de Corea, haciendo amistad con el Sur; él no es estúpido. Ustedes podrían preguntar “¿Y por qué no está sucediendo eso ahora mismo?” Porque está esperando a un nuevo presidente, queridos. Los asiáticos tienen mucha paciencia (se ríe). Vean si esto es verdad o no. No le gusta el trato; él puede esperar. Pero no se trata de misiles.

Les di esa información y el apretón de manos realmente sucedió, justo antes de su conferencia. Esto no es adivinar la suerte; siempre estuvo en el Campo; está allí, está allí para elegirlo.

Ustedes han oído la frase: Tú creas tu propia realidad. Cuando la gente oye eso, pone los ojos en blanco y dice, “Oh, sí. Vas a hacer que suceda esto y aquello, vas a conseguir ese empleo, te llegará dinero desde allá, la relación que quieres aquí está, la vas a crear, está en tu teléfono.” (se ríe) Vaya, sí que tienes suerte, porque eso es lo que sucede. ¿Alguna vez conociste a alguien que parece tener todas las noticias correctas y la cuestión es que, por donde vayan y hagan lo que hagan, las cosas caen sobre ellos? Y tú dices, “Vaya, sí que tienes suerte” ¿Qué tal si la suerte no tiene nada que ver con eso? ¿Qué tal si estaba en coherencia con el Campo y podía de algún modo percibir lo que estaba pasando? Imagina por un momento que estás frente a un camino y en ese camino hay toda clase de pozos y escollos, y luego también hay partes lisas, pero, ¿qué tal si cada escollo y cada parte lisa tuvieran pensamientos, fueran físicos, y no sabes dónde están pero puedes de algún modo percibir lo que están pensando?
(se ríe).

Entonces al avanzar los sentirías; sabrías que en el Campo no se supone que gires a la izquierda y caigas en un pozo; giras a la derecha hacia un lugar liso. De modo que no es adivinar la suerte, es guiarlos intuitivamente al lugar correcto. Guiarlos intuitivamente al lugar correcto. ¡Qué concepto! Y luego otros te miran y dicen ¡Vaya, sí que tienes suerte!

En una canalización que di recientemente hablé del ser humano al que enseñan desde que nace: “Es mejor que te cuides, sabes. Esta Tierra no es tu amiga; mejor estar alerta. Vas para allá, y nadie sabe, podrías ser atropellado por un camión, no se sabe, de modo que ten cuidado. No hagas esto, no hagas aquello, y cuídate, cuídate, porque en cualquier momento...” Y entonces te conviertes en una víctima del planeta, porque esperas cosas malas, ¿no es así? Queridos, esto es un hábito. Esto son ustedes practicando algo que les dijeron; ni siquiera es intuitivo. ¿No es hora de dejar esas cosas de lado, y sentarse y decir “Querido Espíritu, si estás allí, ¡muéstrame que esto es real!” Es todo lo que se requiere: creer y reconocer algo que realmente, realmente, no esperaban. No es suerte. “Dame la intuición para percibir lo que está en el Campo, de modo que yo esté en el lugar correcto en el momento apropiado.

Guíame, amado, queridas fuerzas angélicas, queridos socios de mi alma, querido Espíritu del Universo. Haz que lo perciba.” Y así sucede. Y no es charla, porque los pensamientos son energía, y los pensamientos son Física, y van a un lugar al que pueden acceder, y esto no es nuevo. Sin embargo la disponibilidad de esto, la enseñanza de esto, la evolución de esto, y adónde se dirige, es la nueva normalidad. Son ustedes, empezando a resolver cómo crear su propia realidad, no pisando dentro de los pozos.

Más que eso. ¿Cuántos de ustedes han tenido una sincronicidad inusual últimamente? Inusual. Conocer a la gente apropiada, y que las situaciones correctas caigan ante ustedes. A algunos de ustedes les pasó, y saben exactamente de qué hablo. En esos momentos, “Gracias, Espíritu, gracias por darme la intuición para saber de ir allá o ir allí. Dame más. Gracias, Espíritu, gracias, dame más.” Y lo que eso significa es más percepción conciente de la intuición. “Dame más”.

Empecé esta canalización y la terminaré de la misma manera. ¿Qué piensas sobre la consciencia de la voz que oyes, del otro lado del velo? ¿Es un compañero? ¿Es un hermano? ¿Es una hermana? ¿O está apartado de ti? Yo sé quién está escuchando, quién está mirando. Aun en la reproducción posterior, yo sé quién escucha y quién mira. Y digo a todos ustedes: en esta historia hay más que lo que ustedes piensan; hay más amor, hay más compasión, hay más nutrición y cuidado, si solo tienden la mano y prueban algunas de estas cosas que les estoy diciendo. Ser parte del Campo no solo es factible; es su linaje; por eso están aquí. Ese crecimiento y lo que creen y esperan es parte de la nueva normalidad.

Va a haber muchos que se vuelvan hacia ustedes y pregunten: “¿Por qué todo funciona tan bien para ti y no para mí?” Y entonces es cuando te sientas, tal vez frente a una taza de café, o lo que sea, o una taza de té (se ríe), y dices “Déjame contarte una historia”. Y le cuentas sobre lo que es real y lo que no lo es, tal vez. O qué es hábito, y qué no lo es. Y que vives tu vida por medio de la intuición que sabes que está conectada en unidad con todas las cosas.

Este es el mensaje de Kryon, y siempre lo ha sido. No es una doctrina, queridos. Es la verdad. váyanse de este lugar diferentes de como vinieron. Ya oyeron esto antes.

Y así es.

Kryon


Conferencia de Ciencia y Espiritualidad – Ottawa, 12 a 19 de Junio de 2020
Canalización de Kryon por Lee Carroll
http://audio.kryon.com/en/SSC-Kryon-June-13.mp3
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

99 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo