Hablamos de la multidimensionalidad del ser humano.

Kryon


Kryon - Círculo del Doce - Primer miércoles - 1 de septiembre 2021

Esta es la meditación guiada correspondiente al primer miércoles de sanación de septiembre.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-
Cosas Prácticas Ordinarias. Parte 1

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon.

Acérquense un poco más. El Círculo del Doce es una meditación que es guiada de modo que les ayude a entender más sobre ustedes. Me gustaría hacer referencia a la canalización anterior de hoy en este programa. Empezamos a describir cuán grande es verdaderamente el ser humano a escala espiritual. No el ser humano dentro de su piel, que ustedes dicen que es ustedes, sino el que es mucho, mucho más grandioso porque cada ser humano tiene esa alma.

Esto los lleva a empezar a hacer algunas preguntas. Una de las preguntas que yo esperaría que hagan es esta: “si realmente soy tan grande, ¿qué es lo que me impediría hablar con el cosmos? Después de todo, vengo de allí. ¿Por qué es que me siento tan excluido, o tal vez tan pequeño, o tan poco amado?” dicen algunos. Y estas son las preguntas que nosotros consideramos y elaboramos con ustedes.

Pero queridos, tal vez es hora de que ustedes finalmente entiendan las herramientas que siempre han sido suyas. Volvamos por un momento a la canalización de hoy. Hablamos de la multidimensionalidad del ser humano, hablamos de la ciencia que empieza a ser suya y muestra que hay cosas en la multidimensionalidad que son profundamente diferentes de cualquier cosa que experimentan hoy. Algunos dicen “Bueno, nos estamos moviendo a una nueva dimensión”. Realmente se están moviendo hacia todas las dimensiones. Han estado limitados a cuatro dimensiones durante eones, diría yo.

Las cuatro dimensiones, alto, ancho, largo, y tiempo, eso ha sido ustedes. Un ser humano multidimensional es el que empieza a expandirse hacia las cosas de las que ahora hablamos, empezando a darse cuenta de una consciencia que podría ser inmensa. Si están volviéndose multidimensionales, y lo están, ¿entienden que eso les permite tener comunicación más allá del velo? Más que eso. ¿Qué tal si empiezan a entender que su consciencia puede estar entrelazada con el ADN mismo de su cuerpo? ¿Cuántos de ustedes se dan cuenta de que todos los humanos tienen el potencial para lo que yo llamaría auto canalización? Se les ha enseñado que van al médico, reciben una receta, toman una píldora, o van a algún lugar y reciben consejo, o reciben los puntos que necesitan, tienen las listas que necesitan, y activan la lista y hacen esto y aquello y luego esperan. Esto es una actitud lineal, es un proceso lineal, es todo lo que han conocido alguna vez. Crecieron con esto, esta ha sido su realidad.

Y ahora los maestros empiezan a darles información que dice que la cosa misma que está dentro de ustedes y siempre lo estuvo y pueden llamarla como quieran, ya sea Innato, Yo Superior, cualquiera de estas cosas, que son parte de su yo multidimensional, siempre han estado allí. Son responsables de la remisión espontánea y la magia que han visto, que han deseado, y dijeron, “Oh, si solo pudiera tener eso, consigamos otro libro, otro proceso, busquemos otra píldora.” Está allí mismo, frente a ustedes, mírenlo, dice “¿Por qué no pruebas conmigo?” (se ríe) ¡Y eres tú, es tu cara! Está mirándote, desde el espejo, de manera multidimensional, con una expresión divertida, diciendo “¿Estás listo o no?” (se ríe). ¡Esa es la verdad!

Hay tanto más en ustedes que lo que les han dicho algunos. ¿Cuál es su sistema de creencia? ¿Cuántos sistemas de creencia presentan algo que tal vez no es bien aceptado? Dicen: ¿sabías que tú eres Dios? ¿Blasfemia? Por supuesto, eso es lo que te enseñaron que es. ¿Qué tal si eso fuera chispas de la verdad? Si tu alma es parte de la Fuente Creadora, Dios hizo tu alma no apartada de Dios sino parte de Dios. Tu alma es parte de la Fuente Creadora del Universo, por lo tanto tú eres una parte de Dios. ¿Qué hay del “Namasté”? ¿Qué significa eso? ¿Alguna vez lo analizaste? El Dios en mí saluda al Dios en ti, el Dios en ti saluda al Dios en mí; este es un saludo antiguo. ¿Alguna vez pensaste en lo que eso significaba? ¿De qué Dios están hablando? ¿Hablan de algún dios en una piel humana en alguna tierra lejana? ¡No! Están hablando del Dios Creador, el que tú sabes que es Dios. Si no quieres usar la palabra Dios: Espíritu. Tú siempre has sido parte del cosmos, siempre.

Te dijimos que el alma es eterna. Hay muchos sistemas de creencia en el planeta que negarían incluso esa idea. Dicen, “Bueno, tienes un alma, pero, sabes, la recibes al nacer y sigue a partir de allí.” En lugar de que siempre estuvo allí. Y si así fuera, ¿qué estuvo haciendo desde que fue creada? Y nosotros dijimos, bueno, nunca fue creada, igual que Dios, siempre ha existido. ¿Simplemente llegó para tu nacimiento? O tal vez existe un plan más grandioso. ¿Qué tal si has estado aquí con tu alma, en este planeta, y quizás incluso en otros planetas? Tal vez incluso en otros universos.

Si siempre han tenido un alma, queridos, ¡ustedes son inmensos! Entonces, ¿cómo se aplica eso a este momento? Podrían decir. “Kryon, ahora mismo, aquí sentado en tiempos conflictivos” Y yo les digo: si empiezan a entender que hay una evolución en proceso en su consciencia, si reconocen tal vez – solo tal vez – que eso se aplica a ustedes, ¿se sentarán y dirán “Eso se aplica a mí”? Y empiezas a afirmar a tus propias células “Yo estoy sintiendo mi multidimensionalidad, y por lo tanto empiezo a ver lo que puedo hacer.” ¿Estás verdaderamente entrelazado con tu estructura celular? Eso significa que tu consciencia no está apartada de tu cuerpo. Toda tu cultura siempre te ha dicho que tú no tienes ningún efecto sobre tu cuerpo. Simplemente lo observas hacer lo que sea que haga. Sabes que tengo razón. Te dicen, casi desde tu nacimiento, si algo te duele, lo miras y dices “No sé por qué”.

Estás apartado de él, tienes que ir a algún lugar a conseguir una píldora o lo que sea para corregirlo. No dices “yo duelo” sino “me duele” “Mi mano me duele”, en lugar de “yo duelo”. Tú eres cada una de las células de tu cuerpo, de una manera multidimensional; cada una. Tú eres el polvo de la tierra; ¿sabías eso? Eres tan grande que tu alma abarca todas las cosas que existen. Eres parte de este planeta y de la sensibilidad de él. Entonces, ¿es demasiado pedir que cruces conmigo un puente hacia un área desconocida que simplemente te permite verlo? Eso es el Círculo del Doce. Es un momento en que iniciamos una revelación; hay que empezar con pasos pequeños, queridos. ¿Cómo vas a desaprender las cosas, que tal vez te dijeron, que son solo una parte de lo que está allí? Esto no reescribe nada respecto a lo que te dijeron sobre lo grandioso de Dios; no reescribe una doctrina que diga Dios es grande, Dios es bueno, Dios es benévolo; la aumenta.

Dios es mucho más grande que cualquier cosa que te hayan dicho, y siempre has sido parte de él. Siempre parte de él. Imagina que cada milagro sobre el que hayas leído, o visto, u escuchado contar, es realmente parte de ti. Esta es la enseñanza: que no hay separación entre la Fuente Creadora y la consciencia humana, el akash humano, el alma humana; eso que es parte del Creador eres tú.

La enseñanza puede estar apartada de lo que siempre te dijeron. El alma no existe para ser castigada después. El alma existe para regresar y regresar, y crecer con la humanidad, y evolucionar hacia la luz para este planeta. Es por eso que el alma está aquí. Esto es lo que ha sucedido en otros planetas también; ustedes no son los únicos en el cosmos; ¿realmente pensaban eso?

Es un bello sistema de iluminación; queremos llevarte ahora mismo a un lugar donde puedas practicar esto un poquito. Quiero que imagines un puente. Este puente siempre ha sido una metáfora que cruzarás. Cruzar el puente significa que llegas a un lugar desde otro. Vas de A hasta B; eso es una metáfora, tienes que hacer eso. A veces es una puerta, para que tu mente lineal entienda “Está bien, estoy yendo a otra consciencia o sentimiento”. Hay un puente, y tiene una neblina en el medio, de modo que no puedes ver el otro lado. Y tienes que confiar en que lo que esté más allá de la neblina esté bien.

Ahora bien; lo que está en el otro lado es el tú más grande. Aquel del que nunca te hablaron, no realmente. Aquel del que te he hablado durante 31 años. Pero todavía estás en un cuerpo lineal, de modo que es difícil imaginar algo distinto de lo que conoces, de lo que sientes. Es un lugar donde puedes liberarte de todos tus miedos y hablar con tus células, porque la sanación existe donde el entrelazamiento es cosa de todos los días. Es un lugar de entrenamiento, queridos. Un entrenamiento para que, cuando regreses cruzando el puente, cuando salgas de esta meditación y vayas a trabajar, un pedazo de esto se queda contigo. Y cuanto más vas allí, mejor se vuelve para entender quién eres. Toma mi mano, ahora mismo; crucemos el puente.

Pasas por la neblina conmigo, y lo que ves depende total y completamente de lo que el ojo de tu mente quiere ver. En el ojo de tu mente, ¿qué sientes? ¿Qué hace tu pineal ahora mismo? Es decir, ¿está involucrada en esto, o todavía estás pensando de manera lineal?

Queridos, este es el lugar más grandioso que vayan a visitar alguna vez. Es un lugar que ahora ya hace un año que visitamos, que yo le dije a mi socio que desarrollara y evolucionara contigo, para que tengas una idea de la grandiosidad de ti y de lo que puede lograrse cuando sales de las 4 dimensiones, cuando cruzas el puente y reconoces: esto no es un lugar; ¡esto eres tú! Pero el puente representa un reconocimiento, una percepción conciente de ti.

Pasamos por una puerta, que suele ser un portal. Otra vez: vamos de una cosa a otra, de manera lineal, para que entiendas que estamos cambiando cosas. Entras a este teatro circular conmigo, ese teatro hundido en el que bajas para pasar entre la audiencia y subir al escenario. Y durante un año has estado haciendo esto. Hagámoslo de nuevo. Bajemos por las escaleras. La audiencia todavía no está. Suele aparecer después de que tú subes al escenario, porque entonces te contamos un poco sobre quiénes son.

Hay una silla en el escenario; siempre hay una. De vez en cuando no hay silla (se ríe); habrá algunos casos próximamente, también. Pero hoy hay una silla. Cuando digo que siempre hay una, es que hay silla para cierto tipo de ceremonia. Este es uno de estos casos. Quiero que te sientes, te relajes, estés cómodo. Queridos, algo hermoso está por suceder, si lo permiten. Si ustedes lo permiten, - es excitante para mí saber lo que puede suceder aquí; yo lo he visto, oh, lo he visto. Si se preguntan si hay lágrimas en el cielo, - una metáfora, queridos – las hay: de alegría, ¡alegría! Del otro lado del velo estamos mirándolos ahora mismo, preguntando ¿Lo hará? ¿Lo hará? ¿Finalmente ellos se agruparán de modo que las células, y el ADN, y la consciencia se junten todos en un solo cuadro, y empiecen a hablar? ¿Alguna vez se preguntaron cómo sería hablar directamente con Dios? Tal vez cuando nadie más está escuchando.

¿Alguna vez se preguntaron eso? ¿Cuántos pasos se requieren que tú hayas aprendido en una comunicación directa con el Creador del Universo? Y yo te doy la respuesta: cero pasos. Porque ese Creador del Universo siempre ha permanecido en tus células, siempre.

Entonces ahora mismo quiero que abran su corazón y su mente, y en esa audiencia va a estar Todo lo que Es. Ya no se trata de un teatro; es un estadio que es tan grande como el Universo, queridos, y cuando ustedes abran su boca para decir algo, cuando abran su mente para pensar algo, ahora mismo, los que están escuchando, el que está escuchando, es Todo lo que Es, eres una parte de la Fuente Creadora; ¿qué quieres decirle? Déjame darte una pista: “Querida Creación: gracias por amarme lo bastante para ponerme justo aquí, justo ahora, donde pueda hacer cualquier cosa posible, donde la enfermedad no puede existir con esta clase de pureza de amor. Donde no existen los conflictos donde yo estoy. Donde nada inapropiado puede estar a mi alrededor. Donde yo estoy como una parte de Todo lo que Es.

El mismo Círculo del Doce disminuye a la luz de quién eres; ¡así de grande eres! ¡Así de poderoso eres! Quiero que te sientes y pienses en la comunicación directa, completa, total con el cosmos y con tus células, y con todo lo que es, ahora mismo, todos los sistemas de que te han hablado están a tus pies. Y algo mucho más grande está aquí: tú.

¿Es posible que esto sea real? Queridos, ¿cuán evolucionados pueden ser? ¿Qué sigue luego para ustedes?

Siéntate aquí y reflexiona sobre estas cosas. Porque esta es tu herencia, ser humano; unirte con el cosmos y evolucionar hacia la luz. ¿Una metáfora? Tal vez. ¿Real? Sí.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad. Quédate. Quédate y escucha.

Y así es.

Kryon


Círculo del Doce – Kryon a través de Lee Carroll
Primer miércoles – 1 de septiembre de 2021
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

152 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo