Ante la Hermandad Femenina Lemuriana 80

Kryon


Kryon habla de cómo es una chamana (usa la palabra shawoman, que no está en los diccionarios de inglés) y anuncia que la Hermandad se dedicará a enseñarlo.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Conocer a una Chamana

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Hemos estado haciendo esto por algún tiempo, y en ese proceso hemos observado el crecimiento de Mele´ha. Más que eso, hemos visto a la Hermandad Femenina redefinirse, redefinirse, y redefinirse otra vez. Hasta que ahora, en estos tiempos, es bastante obvio en qué se está convirtiendo y en qué se convertirá.

Más que una reunión de mujeres, que tienen en común una recordación, de las Madres de las Estrellas, de las semillas estelares, más que eso. Más que un lugar de reunión para discutir los problemas de la vida, más que una simple reunión, ahora empieza a convertirse en una escuela chamánica. Hay pocas escuelas chamánicas como esta. Ciertamente hay muchas que giran en torno de la enseñanza indígena, pero esta no. Esta gira alrededor de la verdad central que no tiene nada que ver con la cultura. Es una verdad central que fue originalmente presentada por las Madres de las Estrellas y refleja la consciencia de la enseñanza original de la energía chamánica sobre la Tierra.

Y en eso hay cosas especiales; no es cultural, queridas. No sigue reglas que serían de cualquier clase de sistema. Proviene totalmente de la recordación de la Madre de Mele´ha. Muchas conocen al hombre llamado Yawee, un hombre, actualmente en el planeta, que ha recordado algunas cosas de su Madre, también pleyadiana. Yo dije que Yawee y Mele´ha están relacionados, que comparten el mismo ADN de las Madres de las Estrellas. Yawee ha recordado los tonos pineales y su trabajo lo ha llevado a trabajar con estas cosas, y ahora es el turno de Mele´ha, porque ustedes empiezan a ver los cursos que se están desarrollando. Y cuando ella se sienta y desarrolla los cursos, provienen de un akash que es puro todo el tiempo con la recordación de sus enseñanzas.

De modo que este se convierte en un lugar donde las mujeres estudian, aquello que supieron en una época en Lemuria y lo están volviendo a despertar. Uno de los atributos de la Hermandad Femenina que a muchos les parecerían imposibles sería que casi todas ustedes, que se sienten atraídas a la Hermandad Femenina y quieren tomar parte en cursos o reuniones estuvieron realmente en Lemuria. Hemos dicho antes que no es por accidente que son mujeres, porque como mujeres con almas antiguas tienen la oportunidad de cambiar al planeta ahora mismo.

También les hemos dicho otras cosas, y ahora vamos a ser más específicos. Lo que están aprendiendo ahora es un volver a despertar de una información central que siempre ha estado con ustedes. Es interesante con respecto al akash y lo que sucede de un humano a otro, de una vida a otra vida, el akash permanece como depósito de la experiencia; todo lo que alguna vez les ha sucedido está almacenado en el akash, y las cosas que salen, dependen de la energía de su vida. A veces las cosas que se revelan son cosas que tienen que aprender y atravesar. De modo que el akash se vuelve algo que es difícil. Pero en esta nueva energía, queridas, el akash empieza a cambiar. Empieza a recordar las cosas que ustedes necesitan saber. Empieza a recodar la clase de cosas que necesitan experimentar: la belleza, la compasión, los recuerdos que sean los mejores, no los peores. Y las primeras en despertar verdaderamente a eso, son las que estuvieron más cerca de las Madres de las Estrellas, y estuvieron en Lemuria.

Mujeres, ya lo dijimos antes: es hora de levantarse y recordar quiénes son, y empezar a resolver el rompecabezas. Dijimos muchas cosas sobre sus capacidades, dijimos muchas cosas sobre sus recordaciones, pero si realmente quieren saber qué están aprendiendo, vengan conmigo por un momento y simulen que van a visitar a un chamán. Este es un chamán válido, uno que tal vez se ha entrenado y ha pasado por todas las etapas y ha esperado años y años y años y ha estudiado con otro chamán, hasta que llega a tener su propio chamanismo. Y ustedes van a ir y sentarse frente a él. Ustedes llegan a ese edificio y no saben qué esperar, pero allí está. Por lo general verán allí una mujer mayor, tal vez su cabello ya es gris. Esto es una metáfora; es una metáfora de la sabiduría, no necesariamente refleja la edad. De modo que la metáfora del chamán es que es sabio. Y la siguiente cosa de que se dan cuenta es que harían bien en quitarse los zapatos.

Y la razón es que es un homenaje a lo que el chamán sabe, dónde ha estado ella. Introducimos el nuevo término: chamana. (N.T. shawoman, adaptación femenina de shaman) Me gustaría ver que lo usan cada vez más, porque la chamana sería una representación más exacta de la energía chamánica real.

Entran en este lugar, se quitan los zapatos, y allí está ella. Tal vez está sentada en una silla, pero sus ojos están abiertos y ella los mira. Y cuando se encuentran con sus ojos, les diré, se quieren derretir (se ríe) porque desde esos ojos viene la compasión de las edades. Ustedes ven allí a todos sus ancestros y saben que están en el lugar correcto.

Cuando ella empieza a hablar, de manera muy lenta, ustedes se dan cuenta de estar oyendo palabras de gran sabiduría, a medida que se dirige a ustedes incluso por sus nombres; se dan cuenta de que ella sabe mucho. Más aún: se enamoran de ella, porque es compasiva, y nutre, y los hace sentir bien. Tal vez es la madre que ustedes extrañan, o que desearían tener. Pero todo lo que está allí está relacionado con todo lo que debiera estar, y ella empieza a enseñarles, darles información, ayudarles con sus vidas. Y luego empieza a preguntarles por qué están allí, y en el proceso de ese intercambio se hacen amigos incluso dentro de unos pocos momentos. Y se dan cuenta de estar hablando tal vez con una hermana, aunque no lo sea; así es como se siente.

Dejan esa habitación total y completamente satisfechos, saben que tal vez han tenido el mensaje de su vida; saben cosas que antes no sabían, y salen de allí listos para la acción. Hay algo que hacer tal vez en su vida, ella les dio la información, les contó cosas que necesitan saber.

¿Por qué les estoy diciendo esto? Porque, queridas damas, ustedes están estudiando para ser eso. Y si son ustedes, ahora saben por qué están aquí. Estos son atributos que pueden enseñarse. No es solo conocimiento. Es relaciones interpersonales, es cómo ser nutricia. ¿Quién otro que una mujer podría entender lo que es nutrir? Ustedes ya están equipadas, y el chamanismo es equilibrado y ustedes pueden exteriorizar esa energía de compasión y nutrición a la distancia.

Todo lo que les he dicho sobre qué esperar en esa habitación, es aquello en que se pueden convertir. Los bloqueos de los que ustedes hablan pueden ser superados. Los miedos, la autoestima, todas las cosas que hemos discutido en el pasado y que dificultan el pensamiento claro o la verdad, empiezan a desprenderse con la enseñanza chamánica de la Hermandad Femenina.

Mele´ha continuará desarrollando plataformas y cursos, si quieren llamarlo así, que pueden también incluir momentos de conversación, para que ustedes se puedan acostumbrar a cómo funciona entre un humano y otro, cómo funciona la compasión en qué decir, tal vez; cómo sentir lo que está sucediendo en la habitación, con la energía de alguien que llega y se sienta frente a ustedes.

Hay mucho que aprender y enseñar, pero no se sorprendan si, a medida que empiezan a aprender, también empiezan a recordar. Y aquí es donde se pone bueno, damas; todo lo que alguna vez necesitaron saber ya está allí. Entonces Mele´ha sería la que quita de ustedes los obstáculos que se interponen ante un conocimiento que ya tienen. Es una clase de enseñanza que es única; en lugar de enseñar cosas para aprender, ella enseña cosas para des-aprender. Ella habla quizás sobre los escollos. Presentará las cosas que ustedes no esperaban, en la Rueda. Eso es lo que su Madre le mostró cuando ella estuvo en Lemuria. Su madre le dijo algo que ella recordaría. La miró a los ojos y le dijo: “Como ser humano, querida, estás completa. De modo que permite que tu completitud se muestre, quitando aquellas cosas que no son completas”. Eso es la Hermandad Femenina; para eso está. Y en eso se convertirá al crecer.

Damas, allí sentadas, podrían estar preguntándose cuánto de esto es realmente verdadero para ustedes. ¿Necesitan algo de eso? ¿Todo eso? Eso depende de cuánto se van a permitir recordar. ¿Hoy están solamente mirando? ¿O están sintiendo? O tal vez están plenamente a bordo, y saben que estuvieron allá, y están diciendo “Que comience la reunión.” Y entonces yo digo lo mismo.

Que la reunión comience, queridas damas chamánicas.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
ante la Hermandad Femenina Lemuriana (80)
Nueva York, 6 de junio de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaaelcamno.blogspot.com.ar

140 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo