Ante la Hermandad Femenina Lemuriana 75

Kryon


De la Enseñanza al Chamanismo.

Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se aparta. Algunas de ustedes han estado antes en una reunión como esta. Me gustaría explicar algo que ya he explicado muchas veces. Durante estas canalizaciones mi socio no está presente; este es un acuerdo que tengo con él. Y la razón es esta: él es un varón. Y esto es parte de un círculo sagrado de las mujeres, es en honor de las mujeres que él no esté aquí. Diré otra vez que no se confundan por la voz masculina; es solo la expresión que él tiene en esta venida. Les habla con una voz genérica, tal vez una voz femenina.

Ustedes se sientan en este lugar y en su mente puede haber una cosa: el tema de Lemuria. ¿Estuvieron allá, o no? Y si estuvieron, ¿por qué no pueden recordarlo? Algunas dirán, “Bueno, de algún modo puedo recordarlo”. Estoy aquí para decirles: no realmente, no pueden recordarlo, no todavía. Algunas lo están percibiendo, como lo hacen las mujeres, ya que las mujeres tienen el equipo – como dice mi socio – para la recordación y la intuición, y va mucho más allá de la realidad de hoy. Es una intuición akáshica.

Me gustaría continuar con el tema de hoy más temprano, y lo haré de esta manera. Aquí hay un ejemplo con el que todas pueden relacionarse. Una mujer tiene algo en su mente y va a la otra habitación, ve algo que es necesario hacer, ella lo hace, se pone de pie y se pregunta por qué está en la habitación. No puede recordar por qué fue allí. Un momento atrás parecía que entró en la habitación para hacer algo, y luego se distrajo. Ahora bien, una mujer madura dirá “Está bien, ya lo recordaré después, está bien.” Una mujer inmadura echará pestes contra su memoria, “¿Por qué no puedo recordar nada? Esto se está empeorando”. Quiero que apliquen esto a lo que antes hablamos. Existe un proceso de suspender lo que necesitan saber con objeto de saber algo aún mejor. No pueden recordar a Lemuria, no importa cuánto se esfuercen en intentarlo. No está disponible en esa parte de su cerebro. Pueden percibirlo, pero aun eso no es lo suficientemente bueno.

Algo está llegando. El planeta empieza a tener una adaptación de las rejillas por parte de quienes fueron sus Madres de las Estrellas. Estos ajustes de las rejillas ahora los hacen los nodos y zonas nulas, que están todos activos. Cuando el último fue combinado, se pone en foco como una lente, y empieza a trabajar sobre las rejillas del planeta. Alguna de esas rejillas es de sus ancestros; alguna es cristalina; y esas rejillas empiezan a hablar a las almas antiguas que están aquí. Cuanto mayor la profundidad, cuanto más profundas las cosas que ustedes experimentaron en Lemuria, más las recordarán. Y solamente hay una manera, por un tiempo va a ser en esos intersticios entre el dormir y el despertar, y no van a recordar las palmeras ni las cálidas playas ni la isla, pero lo que sí van a recordar es esa profunda sensación del chamanismo, de la paz, de la dulzura, del consuelo, donde absolutamente todo es perfecto. Oh ustedes tienen eso, ¿verdad? Lo anhelan.

Solo por un momento no hay nada malo en nada, están totalmente enamoradas de todo. Dirán que es un momento de euforia; no lo es. Eso es una recordación de Lemuria. Un tiempo de aprendizaje tan profundo, que incluso cuando niñas sabían que era especial. Sabían que eran diferentes; que en el planeta sucedían cosas alrededor de ustedes, y tenían a esas Madres de las Estrellas. De allí vino este sentimiento. Esto es lo que comenzará a ser realzado con el emparejamiento de los nodos y zonas nulas del planeta.

Lo diré otra vez, mientras se sientan allí: no se desilusionen por no poder recordar activamente el akash. Viene entre cosas, cuando menos lo esperen, a veces totalmente despiertas. Se mueve de un lugar a otro, como esa mujer en la habitación que no podía recordar por qué estaba allí. De pronto lo recuerda, pero está haciendo algo totalmente diferente. Algo que hace todos los días, en lo que no necesita pensar, lavar los platos, (se ríe), o una de esas cosas que nunca se espera que sean tan profundas, y de repente está allí. Así es como funciona, y funciona mejor con las mujeres que con los hombres. Ustedes están equipadas para recordar; tienen un receptor en lo que es la energía de su alma, que ha esperado a los nodos y zonas nulas para completar este cuadro. Tienen un receptor, un “recordador”, están sintonizándolo, y ahora se inicia.

La semana pasada le di instrucciones a Mele´ha que se conjugan con este concepto, porque cuando empieza la recordación, comienza la enseñanza. La Hermandad Femenina está cambiando; empieza a crecer, empieza a responder al porqué de estar aquí. Felicitaciones, damas, por decir que sí; por volver como mujeres, en el momento correcto en el lugar apropiado, para el Cambio más grande que jamás haya tenido esta Tierra. Lo que ustedes hagan ahora perdurará en todas sus expresiones siguientes también. No importa cuán corta o larga sea su vida, cuando regresen van a regresar con el mismo énfasis de descubrirse a sí mismas como hermanas lemurianas. Les acabo de dar una pista sobre la vida futura específica de género. Casi todas ustedes que son almas antiguas en este grupo y encuentran que la energía de la Hermandad es real regresarán como mujeres.

Tiene que ser así; el planeta lo necesita. Necesita continuar lo que ustedes tienen, y difundir el chamanismo en esta Tierra que necesita de sus vidas. Eso debiera hacer que ustedes se relajen. Lo que acabo de decirles es que no se inquieten por no recordar (se ríe), de modo que si hay alguien dice que sí recuerda, no, no lo recuerda.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon por Lee Carroll
Ante la Hermandad Femenina Lemuriana (75)
Miami, Florida, 22 de Febrero de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

356 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo