Abrir la puerta.

Kryon


Kryon dice que Dios está esperando que abramos la puerta para iniciar la comunicación...
Afectuosos saludos de Cris

-----

4 - Abrir la Puerta

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Es un mensaje sencillo. Estoy ante los que miran en meditación y escuchan, muchos después del hecho, y hemos hablado, incluso hoy, sobre muchos aspectos. El entrenamiento de hoy era ustedes con ustedes, sobre cómo recibir, mantener, entender, cosas como la coherencia. Cómo llegar a una posición de consciencia que se corresponda mejor con una actitud pacífica. Cómo llegar a un lugar desde donde puedan tal vez ver el velo e incluso pasarlo. Todas estas cosas se estudian en estos días, y en otros días, e incluso por sí solos en libros, en investigación. El ser humano sigue buscando aquello que es invisible. Podrían pensar que el ser humano está diciendo "Yo sé que hay más." Les diré que hay más. Y eso es intuitivo, ¿verdad?, es algo que les dice su Innato, y es por eso que ustedes buscan y buscan. Es por eso que algunos preguntan ¿Lo estoy haciendo bien? ¿Lo estoy haciendo mal? Porque se dan cuenta de que hay cosas que podrían aplastarlo, detenerlo. Y les dijimos que las hay.

Les dijimos que el miedo detiene la mayoría de las cosas, y que el amor y la compasión son aceleradores. Todas estas cosas, ustedes las atraen hacia sí personalmente, una por una al examinar su propia vida.

¿Saben? Hay una razón para que en ciertos sistemas de creencia al sacerdote se lo llame padre. Existe un conocimiento tal vez intuitivo de que la Fuente Creadora Central de todas las cosas es como el amor de un padre que es hermoso, una padre equilibrado, y más allá, y tendrían razón. No un padre malo, no un padre disfuncional como tal vez encontrarían en el humanismo, sino un padre multidimensional y Fuente Creadora que no conoce límites en el amor y la compasión y la belleza. ¿Pueden imaginar algo así? Que el Creador, si lo desean, es el Dios Padre y Madre, de todas las cosas que ustedes piensan, que experimentan fuera del útero, también está allí del otro lado del velo. Tendrían razón en pensar así, y eso es, si quieren llamarlo así, la mente de Dios. Si quieren decir ¿Qué piensa Dios sobre eso? en primer lugar Dios no es un humano, así que no hay pensamiento. Y ustedes dicen, Ya sabes a qué me refiero, ¿qué está haciendo Dios?

¿Cuál es la percepción de Dios con respecto a mí, con respecto a los humanos y todo eso? Y yo diría esto: la percepción, lo que Dios piensa, si quieren decirlo así, ¡es ustedes! ¡La vida!, que ha sido creada por el Creador, es como hijos e hijas que ustedes como padres han creado por medio de su biología y su amor y la crianza que harían como padres. Esta relación entre lo que ustedes tienen, como padres, y lo que tiene la Fuente Creadora, es correcta. Si quieren saber, si hay algo simbiótico, si hay una comparación que se pueda hacer entre el Creador y ustedes como padres, la respuesta es: la más cercana que puedan concebir, la más cercana.

Por lo tanto, muchas de las cosas por las que ustedes se esfuerzan verdaderamente ya se pueden responder si ustedes aplican esa relación simbiótica que tendrían con sus padres o tendrían con Dios. Se necesitan mutuamente. ¿Dios realmente los necesita a ustedes? La respuesta es Dios necesita amor, si es que quieren decir "necesita". O aprecio, o cualquiera de estas palabras de seres humanos, que no se aplican al Creador, pero es lo mejor que ustedes pueden hacer para saber que hay una simbiosis, una necesidad, un querer, un deseo de comunicarse y amar y que ustedes realmente abran la puerta y digan ¡Ahh! ¡Ahí estás! (se ríe). Si ustedes tuvieran hijos que han perdido, detrás del velo, si tuvieran eso, si algo hubiera posible, si crearan una historia que fuera así, y mientras ellos pican ese muro, ese velo, y finalmente hacen un pasaje y se ven mutuamente, ¿cómo se sentirían? Puede que los hayan perdido hace años, y ahora hay un pasaje y ellos los ven y ustedes a ellos, ¿cómo se sentirían? Ambos. Llorando, por el pasaje.

Ese es Dios. ¿Quieren saber?, la mente de Dios está esperando que ustedes abran ese pasaje. Ahora bien, un momento atrás les di una canalización llamada "Conexión". Quiero que esta sea "Comunicación". Una cosa es conectarse; otra cosa es comunicarse. Y por muchos eones, los humanos ni siquiera tuvieron la conexión, no realmente, no realmente. Creyeron que la tenían, en la meditación, pero ya dijimos que solo los lleva hasta el muro. Y ese velo que ven les recuerda que no lo han cruzado realmente todavía, se preguntan qué hay del otro lado de este velo entre ustedes y Dios. Pero aun los más grandes meditadores simplemente van hasta ese muro, y ahí se quedan. Porque se siente muy bien. Saben, casi llegaron. Pero el pasaje es cuando se conectan y se comunican.

Eso es diferente de la meditación. En la meditación se sientan y asimilan todas las cosas y son uno con todo, y esto crea un paradigma que es bello para ustedes; son uno con todas las cosas. Pero si se pueden comunicar, no necesitan sentarse y meditar en absoluto; pueden ponerse de pie y hacer. Esa es la diferencia.

Y hay muchos humanos, ahora mismo, empezando a entender que el plan es que ustedes descubran qué hay del otro lado del velo. Ese es el plan. Si preguntaran ¿cuál es el plan para la humanidad? Es descubrir a Dios. Ese es el plan. Si dicen "Yo vine con un contrato, ¿cuál es mi contrato?" Sentarse y descubrir cómo ser amado por Dios, ese es el contrato. Y ustedes dicen, "No, no, me refiero a las otras cosas. ¿Se supone que haga esto, o aquello, o lo que sea?" Y la respuesta es: olviden eso. Su contrato es abrir la puerta. Porque una vez que tienen comunicación, todas las otras preguntas son respondidas, ¿ven eso?

Una preguntó hoy: "He probado esto, he probado aquello, realmente lo hice." Y lo hizo, lo hizo. ¡Dios la bendiga, lo hizo! Pero lo que no hizo fue descartar todas esas cosas ¡y sentarse y ser amada! (se ríe). Solo sentarse y ser amada, una de las cosas más difíciles de hacer, querida. Solo sentarse, y dejar que el amor de Dios te diluvie tan completamente (se ríe) que tengas que reír y sonreír por todas las cosas que estuviste intentando, porque entonces te das cuenta que la sincronicidad las alinea todas y todo lo que tienes que hacer es permitir que Dios te ame.

Los escudos que todos ustedes interponen en algún nivel impiden que esto suceda. Los escudos son supervivencia, y ya lo dijimos antes. La supervivencia de estar con otros y qué pensarán ellos, y el miedo al fracaso, y puede que empiecen a escuchar qué sería, y la falta de autoestima, y otra vez, ¿lo estoy haciendo bien?, ¿lo estoy haciendo mal?, sin entender que todo eso son escudos contra el amor de Dios. ¡Todos! ¿Podrá ser tan simple? Les diré esto: que aun en lo más elevado de la ciencia, de la química, de la matemática, hay un axioma que dice que a veces las cosas más simples son las soluciones. No necesita ser complejo. No necesitan saltar a través de aros, no necesitan pasar por procesos y procedimientos, o trepar escaleras para ser dignos de ser amados por Dios. Todo lo que tienen que hacer es saberlo. Tal vez sea hora, para los que escuchan, de sentarse y estar en paz, y entrar en lo que es la coherencia, ser uno con todas las cosas, y decir quizás en voz alta, "Estoy listo para ser amado" (se ríe).

Hace treinta años - casi - mi socio, el ingeniero, se sentó en una silla; un incrédulo total y completo. Era demasiado inteligente para mirar. Y ese era él. Pero a través de un conjunto de circunstancias, tuvo que sentarse en la silla y hacer la pregunta al Espíritu: "¿Es esto real o no? Muéstrame o renuncio." Les diré que en ese momento hubo regocijo: él había dado permiso para que le mostraran; ¿ven ustedes esto? Había dado permiso para que le mostraran.

Se sentó en la silla y dijo: "Kryon, si estás allí, muéstrame." Y lo que le sucedió de inmediato es historia, que siempre cuenta; empezó a llorar y no sabía por qué. Estaba abrumado con tanto amor y no sabía por qué. ¡Ni siquiera reconocía qué era! ¡Saltó de la silla enojado!, porque no estaba preparado para llorar, como la mayoría de los hombres, no estaba listo para llorar. Pero se sentó otra vez, porque quería ver si era una casualidad, o si lo había creado él mismo, o si estaba mirando una reacción de causa y efecto, como las que buscaba en la ciencia. Y se sentó en la silla y ocurrió otra vez. ¡Y otra vez! (se ríe) y no había comunicación, realmente no hubo un "Yo soy Kryon" ni nada de eso; él no estaba listo para algo así, solo estaba listo para ser amado. Eso era todo (se ríe). ¡Y vaya si eso hizo una diferencia! Desde entonces hasta ahora; porque cada vez que se sienta en la silla, espera lo que recibió - y lo recibe.

Porque dio permiso, para sentarse y que le mostraran, sin ninguna clase de preguntas como "¿De qué altura debe ser la silla?" (se ríe). ¿Por cuánto tiempo debo sentarme? ¿Qué temperatura debe tener la habitación que sea perfecta para este experimento?" El amor no es así; el amor te atrapa cuando te atrapa y lo sabes. Aun cuando no estás listo. Y esa es la base de ir al velo, es la base de encontrar el amor que está allí para que lo encuentren. Y luego todas las cosas se les darán por añadidura, eso significa que las cosas por las que preguntaron, que pidieron, vendrán una por una, una por una. Pero no tienen que preocuparse por cuánto tardarán en llegar; y no se atrevan a preguntar. Porque de repente están en esta magia, si quieren llamarla así, ese mundo de multidimensionalidad donde la sincronicidad empieza a alinearse a su propio ritmo, porque la sincronicidad depende de que otros hagan sus cosas así como ustedes hagan la suya y estén en el lugar correcto en el momento apropiado y ¡bam! ahí está.

Justo cuando no lo habían planeado, allí llegó. ¿Cómo explican eso? Algunos les dicen "¡Tienes tanta suerte! porque te han pasado estas cosas" (se ríe) y ustedes sonreirán y dirán "Estoy creando mi propia suerte". Y ahí es cuando ellos les palmearán la cabeza y caminarán en dirección opuesta. Demasiado inteligentes para mirar.

Estas son las cosas que están aprendiendo en metafísica; hay más que lo que está a la vista en absolutamente todos los aspectos y atributos de la vida misma, y ustedes están por descubrir algunas de las cosas que siempre quisieron. Pero entre todas ellas está la paz. La paz personal, total y completa creará un humano de larga duración, resiliente ante la enfermedad. Ese es el secreto de la vida larga, es el secreto de la salud. Es estar en paz hasta el punto en que están siempre en una coherencia de unidad con la Fuente Creadora. Y queridos, si ese es su caso, incluso si es parcialmente su caso, les digo que viajan a través del velo y de vuelta regularmente. No existe muro que detenga al amor - excepto el de la incredulidad.

Este es el mensaje de Kryon y siempre lo será, y estaré diciéndoles estas cosas por largo tiempo, porque hay trabajadores de luz escuchándolas, entendiéndolas, y quieren oír más. Y a medida que ellos crean luz y unidad, usando estas cosas que acabo de describir, encienden el fósforo en esa habitación oscura llamada Tierra, y otros empiezan a ver mejor porque ellos han encendido el fósforo. Y a medida que los otros ven mejor, tienen menos miedo de quienes los rodean, y lo he dicho una y otra vez: este es el principio de la luz. Cuando se miren y se puedan ver claramente unos a otros, se darán cuenta de que son todos lo mismo; quieren las mismas cosas para sus hijos, quieren las mismas cosas para ustedes. Quieren estar en paz, quieren sonreír, y quieren reír un poco, y sentirse cómodos con su propia vida. Y acabo de darles los atributos de casi todos los seres humanos del planeta.

Cuando eso finalmente se descubra, por medio de las redes de comunicación masiva que algunos critican pero que ahora les permiten hablar unos con otros y mirarse unos a otros, y discutir estas cosas, habrá un consenso. Y con ese consenso cambia el gobierno, y los negocios, y la política. Ese es el cambio que está en camino, y está en el nivel más básico, llamado tú y llamado amor. Lo verán.

Estamos por cerrar, y algunos dicen "Eso suena demasiado bueno. ¿Cuándo, Kryon? ¿Cuándo? ¿Cuándo? ¡He esperado mucho tiempo! ¿Cuándo?" (se ríe). ¿Cuánto tiempo ha pasado desde 2012, oh, tú, impaciente? En pocos años, lo quieres todo, ¿no? (se ríe) La respuesta es sí, lo quieres. Y la razón para eso... ¿quieres saber la razón? (pausa... suspiro) Tu innato sabe que estoy en lo correcto (se ríe) ¡Tu Innato puede olfatearlo! ¡Paz en la Tierra! Tú sabes que tengo razón. Y la quieres ahora porque puedes verla, olfatearla, es casi como cuando se cocina la comida y apenas puedes esperar a que sea servida. Lo será, y vas a estar aquí, cuando sea la hora correcta.

¡Oh, querida alma antigua! Vete de este lugar cambiada.

Y así es.

Kryon



Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Canalización de Kryon por Lee Carroll
Buffalo, N.Y. 9 de Junio de 2019
http://audio.kryon.com/en/4-Opening%20the%20Door-Buffalo-6-19.mp3

505 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo