La Ley de la Expiación.

Cristo


"Hermano Emanuel, el Querubín de la Sabiduría Divina

Tema: "La Ley de la Expiación"





Núcleo Crístico en Würzburg - Alemania
Fecha: carece de importancia


En nombre del Todopoderoso saludo a la comunidad interna. Os saludo en nombre de Dios, amigos míos. Se manifiesta el Hermano Emanuel, un siervo del Señor.

Alguno entre vosotros se hace la pregunta: ¿qué significa un siervo del Señor?. Alguno dice: 'yo sólo escucho, pero no veo nada". Amigos míos, existe un reino del amor, un reino absoluto eterno. De este reino de la paz eterna y del amor eterno vengo yo para servir en la Obra del Señor, y llevar la responsabilidad en el Espíritu.

Los seres espirituales son creaciones luminosas. Vibraciones elevadas luminosas sólo pueden ser percibidas y vistas por los que mantienen su corazón y su alma pura. Ellos sienten en el corazón que todavía tiene que haber otra cosa que lo contrario, lo negativo, lo cual desea envolver a este mundo. El que eleva sus sentimientos y pensamientos hacia la luz, es decir, el que practica los pensamientos luminosos y nobles, experimentará cosas mucho más sublimes y grandes.

A una oración de labios quiero dar la respuesta siguiente: Hermanos y hermanas de todas las confesiones se unen en Espíritu sólo si a los que lo desean, ha llegado la luz y la claridad. Si en sus corazones llevan paz y amor, entonces se realiza la oración del corazón.
Oraciones de labios son sólo una ilusión. La realización debe suceder para que llegue a ser realidad aquello por lo que muchos hombres están pidiendo desde hace décadas, siglos y milenios.

Amigos míos, el tema actual es: La ley de la expiación. En las manifestaciones pasadas hablé de la Ley de causa y efecto, de la Ley de la analogía y ahora hablo de la Ley de la expiación.

Ya que algunos entre vosotros no han estado presentes en estas manifestaciones, quiero hablar sólo brevemente de estas dos legitimidades. La ley de causa y efecto es la Ley de siembra y cosecha. Lo que el hombre sembró, eso cosechará. La siembra penetra en el campo del alma. Cada pensamiento, el positivo igual que el negativo, es inscrito en el libro de la vida, en el alma. En el alma entonces se va formando la analogía. Tal como el hombre piensa y vive, así es él y así llegara a ser en las vidas futuras, en otras reencarnaciones, si no se ha arrepentido y ha hecho penitencia por todo aquello que ha hecho sufrir a los demás. Cada hombre tendrá que cosechar alguna vez lo que ha sembrado. Dios, la Fuerza Todopoderosa, es la fuerza del amor, de la misericordia y de la gracia. Si el hombre no pide perdón, si no se arrepiente de sus faltas y debilidades, entonces entra en la expiación.

Queridos amigos, sólo unas palabras sobre la Ley de la analogía, la cual resulta de la Ley de siembra y cosecha. Dios es amor absoluto que da eternamente. Dios no castiga, ni condena ni tortura. Lo que el hombre siembre, eso cosechará.

Si ahora el hombre está en contra de su prójimo, si piensa, habla y actúa contrariamente; si acusa a su prójimo y habla mal del mismo, entonces no debería mirar a los demás y decir: ellos son iguales que yo, yo sólo les imito. Oh no, amigos míos, eso surge del hombre mismo, de su analogía, de aquello con lo cual ha cargado a su alma en esta vida presente o en la anterior. Tal como el hombre se comporta, como piensa, habla y actúa, tal como es exteriormente, los movimientos, los gestos, la mímica, el peinado, los vestidos, todo esto expresa su ser.
Según la analogía interna, todo eso se encuentra también en la forma externa del hombre.


Amigos míos, la Ley de la expiación.

Los hombres que viven al día, que no saben porqué son hombres, rara vez reconocerán y se arrepentirán de sus causas, de sus faltas, de sus debilidades. El hombre está en la tierra para reconocer todos los pecados, entregárselos al Redentor, a la luz interna, para que el alma llegue a ser libre a través de la fuerza de la Redención.

Por eso el alma del hombre está en el camino, para reconocerse a sí misma, para expiar su culpa en la escuela de la tierra, la culpa con la que antaño se cargó ella misma.

Muchos hombres, como ya dije, viven al día, pocos piensan que ellos tienen que expiar todo lo que siembran. Los hombres hablan negativamente de su prójimo, los hombres actúan contrariamente, los hombres matan y siembran odio, envidia y discordia. Si todas estas cosas contrarias, todas estas agresiones no son seguidas por el arrepentimiento, si el hombre en cuestión no pide perdón, entonces la gracia eterna del Padre, la fuerza omnipresente, no puede llegar a ser activa. El hombre tiene que cargar, tiene que cargar con todo lo que él ha sembrado.

Dios sólo puede perdonar al hombre si el prójimo le perdona. Por lo tanto, si tú no pides perdón entonces cargas con todo. No recibirás ninguna ayuda. Tu alma puede volver algún día con todas estas cargas, con todas estas faltas. En el vestido terrenal tendrá que cosechar entonces los frutos. Si antes has sembrado odio, entonces volverás a cosechar en otra vida otra vez odio. Si has matado, y no te ha sido perdonado, porque no has pedido perdón, entonces a tí te ocurrirá algo parecido en una de las vidas siguientes, o tendrás que soportar y sufrir en tu propio cuerpo todo lo que soportaron aquellos que tú hiciste pasar a los mundos del más allá. Piensa sobre ello, oh hombre, si no te arrepientes, entonces no puede cargar contigo la gracia del Padre en Jesucristo, tu Redentor, y no puede ayudarte, es decir, no puede servirte. Tú experimentarás las consecuencias en toda su amplitud.

Cristo la Luz en cada alma, sólo está esperando a que cada uno vaya hacia El, pidiendo perdón. Si el hombre pide perdón, si en verdad le sale del corazón, entonces empieza a actuar la fuerza eterna. El hombre es conducido hacia aquel hombre al cual le hizo daño. Le es dada la oportunidad para encontrarse con su prójimo en amor, para pedirle perdón. Si el dañado no te perdona, entonces tampoco te perdonará Dios.

La fuerza eterna si que actúa en tí, lleva tu carga contigo, la misericordia eterna te ayuda y actúa también en los semejantes en cuestión. Sólo cuando tu prójimo te haya perdonado, todo el peso se caerá de tí. Por eso, queridos hermanos y hermanas, practicad cada día más el autocontrol. Incontroladamente, el hombre juzga a su prójimo.
Si juzgas a tu prójimo, entonces, al fin y al cabo, eres tu propio juez, pues todo lo que le haces a tu prójimo te lo haces a tí mismo y a la fuerza eterna, la cual se retira.

Reconócete, experimenta tu vida a través de la observación de tí mismo. Comprueba tus sensaciones, pensamientos, palabras y actuaciones. Si son nobles, si tu ánimo es noble y puro, entonces sólo existe una analogía pequeña. Pero si eres odioso, sin amor, sin tolerancia, entonces reconócete a tí mismo y no digas que es tu prójimo. Actúa en tí mismo, por el ennoblecimiento de tus pensamientos, palabras y actuaciones, para que algún día puedas encontrarte con la Ley eterna, luminoso, claro y puro.

Alguno piensa: ¿Si no sabemos estas cosas, quién puede hacernos responsable de ello?. En verdad, en verdad, cada cristiano conoce el mandamiento del amor. Ama a tu Dios y Señor sobre todas las cosas y a tu prójimo como a tí mismo. Si tu amor propio llega a ser pequeño, entonces te penetra el amor divino, el amor desinteresado.

Los hombres poseen los extractos de la ley eterna, los diez mandamientos. Nadie puede decir: "Oh Señor, yo esto no lo sabía". Cada uno tiene que justificarse ante la ley eterna. La ley de siembra y cosecha hace que todo salga a la luz.

Los hombres pueden ocultar mucho detrás de sus máscaras, pero un día, cuando llegue la muerte terrenal, la máscara se cae. En el alma todo llega a ser manifiesto. Según sus analogías, según su carga, entra en uno de los ámbitos de purificación. Correspondiente al orden celestial será otra vez captada por el mismo y se le dirá, se le aconsejará evolución o una nueva encarnación.

Amigos, reconoced la vida, la gracia que le es regalada ha cada hombre. En poco tiempo, en pocos años, puede ser recompensado mucho, si el hombre se observa a sí mismo, si se experimenta a sí mismo, se arrepiente, y si es necesario, hace penitencia.

Queridos amigos, la Ley de la expiación, es en verdad dolorosa e insoportable para aquél que sólo piensa en sí mismo, el que hace responsable a todos los demás de sus propias faltas, enfermedades y preocupaciones, el que no se reconoce a sí mismo. Dios ayuda, si el hombre hace penitencia, si perdona y en cada pensamiento y en cada una de sus actuaciones rinde homenaje a Dios. Venera a Dios en todo, en alegría y tristeza, entonces tu alma crecerá y madurará y llevará los frutos del amor y de la misericordia.

Queridos amigos, cada hombre y cada alma, un día tiene que reconocerse a sí mismos. Antes o después despierta el alma y reconoce su modo de pensar y vivir. Agraciado aquél que ya ahora despierte y trabaje en sí mismo. Cada hombre ha recibido el libre albedrío de Dios, la fuerza eterna. Dios, el amor eterno, no riñe a los hombres. Dios pide, porque El sirve, El ayuda, El alivia y cura, si tus obras se convierten en obras claras y luminosas. Puedes pecar durante años, décadas, puedes seguir pecando en otras vidas, la fuerza redentora llama a tu corazón, también toca a tu conciencia, pero la fuerza eterna nunca te torturará ni te castigará, es el hombre el que se castiga cada día más por su forma de pensar y de actuar.

Queridos amigos, la ley de la expiación es así mismo universal. Ella contiene innumerables aspectos, los cuales no pueden ser explicados con pocas palabras. Por eso les pido a los hermanos y hermanas de la Comunidad Interna que por lo menos dos veces se hable sobre la ley de la expiación, para que vosotros reconozcáis los detalles, la efectividad de esta ley.

De la conciencia eterna "Dios" fluye fuerza y amor hacia aquellos que en verdad reconocen la vida, los que dominan la vida terrenal y así consiguen la paz interna. La paz interna es indispensable para llevarle al mundo la paz, para mantener la paz. El amor eterno da la fuerza y la vida para ello.

Amigos míos, no temáis, a pesar de las palabras, a pesar de la legitimidad, Dios es el amor. El que ama recibe. El que recibe de Dios, ese es feliz. El que es feliz, está lleno de alegría, el que desarrolla la alegría interna, es dinámico y el que es dinámico en el espíritu, ese ha superado muchas cosas. El, a partir de ahora, vive cada vez más en Dios y con Dios.

Dejad despertar vuestro día en el Divino. Que todos vuestros sentidos y deseos estén consagrados a Dios. Llegad a ser desinteresados. Pedid perdón. Enviad también al éter las plegarias de perdón, hacia todos aquellos que quizás no vivan en la carne, que viven en los ámbitos depurificación y quizás no os han perdonado todavía. Reconoced que la vida universal, la gran totalidad, el universo, no está vacío, está lleno de seres de luz, pero también de seres de las tinieblas. Cosas iguales siempre se atraen. Si tus pensamientos son luminosos y puros, entonces atraerás seres puros, si tu, pensamientos son oscuros, si tu ánimo está ensombrecido, entonces atraerás seres oscuros, almas que te influyen, que irradian hacia tu analogía e incrementan lo bajo. Sin embargo, si elevas tu corazón hacia Dios, si ennobleces tu ánimo, tus sentidos, entonces te levantarán las fuerzas sublimes. Llegarás a ser más luminoso y puro. Entonces experimentarás en tu corazón que en verdad existen todavía otros mundos, si, que hay un reino de paz, un reino del amor que desea venir a esta tierra, pero sólo a través de aquellos que verdaderamente han llegado a ser pacíficos y humildes.
Dios en Cristo os ha llamado para que realicéis el mandamiento del amor, y que viváis los mandamientos de la paz, de la unidad y de la fraternidad.

El que lo haga, está penetrado por el Espíritu, y el que este penetrado por el Espíritu de la vida, ese en verdad hará grandes cosas en nombre del Altísimo.

Cristo, la luz del mundo, volvió a venir con Su palabra. La palabra del Espíritu llegará a ser realidad a través de los hombres. Agraciado aquél que pueda captarlo. Ha llegado el tiempo en el cual Cristo tomará más y más a su cargo la regencia. La oscuridad desaparecerá. Lalucha está anunciada. Es una lucha espiritual, la cual también será llevada a cabo visiblemente en la tierra. Los que luchan por el Señor no están previstos de armas terrenales, sino que llevan el armamento de la paz, del amor, del desinterés, de la creencia y de la fidelidad, la fidelidad frente a Dios, no a una persona. La Obra del Señor es una Obra espiritual. Todos los hombres son hermanos y hermanas.
Bienaventurado aquél que pueda captarlo, él será salvado por el Espíritu y pensará, hablará y también madurará en nombre del Espíritu.

Amigos míos, la luz del Señor os conduce, pues la fuerza del Supremo está en cada hombre, ya que en cada hombre hay un alma, el ser espiritual de la vida eterna.

En nombre del Todopoderoso bendigo la Comunidad Interna. Que Dios, la luz, os guíe y conduzca a todos; que de esta manera se iluminen vuestros ánimos, para que amanezca en el alma y en el hombre.

Amigos míos, la paz del Señor actúa en vosotros.

¡Os saludo en nombre de Dios!"





La -Vida Universal- está por todas partes
Transmitido a través de una profetisa de nuestro tiempo.
http://www.vida-universal.org/espanol/

9988 lecturas

1 Comentario de lectores

10/10/2010

VIVO EN UN PAIS DONDE DESDE EL PUNTO DE VISTA LEGAL LOS ANIMALES SON CONSIDERADOS "COSAS", POR LO TANTO SUS "DUEÑOS" PUEDEN CASTIGARLOS SIN PIEDAD, MATARLOS, Y COMO SI FUERA POCO TAMBIEN SON CONSIDERADOS MERCADERIA POR LO TANTO LA MATANZA SIN PIEDAD ESTA MUY BIEN VISTA.

LOS VEGETARIANOS SOMOS RAROS, PARA LA GENTE DE ESTE PAIS, ESTO NO HACE MELLA EN MI, PERO SIENTO UN PROFUNDO DOLOR POR VER DIA A DIA SUFRIR A UN GRAN NUMERO DE ANIMALES YA SEA PORQ LOS LLEVAN AL MATADERO HAINADOS Y MUERTOS DE SED, SIN NADA DE COMPASION, O PORQ VEO DIA A DIA COMO LOS POBRES CABALLOS AUN LOS MAS PEQUEÑOS SON OBLIGADOS A LLEVAR CARGAS Q CUADRIPLICA SU PESO Y ENCIMA SON CASTIGAS HASTA Q MUEREN PORQ LOS OBLIGAN A IR RAPIDO Y NO LES DAN AGUA NI ALIMENTO LES SUPLICO Q ME DIGAN Q PUEDO HACER, LAS SOCIEDADES PROTECTORAS TIENEN LAS MANOS ATADAS Y COMO ESTAMOS EN EPOCA DE ELECCIONES NINGUN POLITICO TOMARA UNA MEDIDA Q AL MENOS PROHIBA LA TRACCION A SANGRE.

TENGO MIEDO DE ENFRENTARME A LOS Q COMETEN TALES ATROCIDADES, SOY COBARDE LO ADMITO, PERO LES SUPLICO Q ME DIGAN SI PIDIENDO AL ARCANGEL MIGUEL, SI MEDITANDO, ELEVANDO MI CONCIENCIA Y PIDIENDO A DIOS POR ELLOS, ESTOY AYUDANDOLOS AUNQ SEA MINIMAMENTE, PENSE MUCHO EN ESCRIBIR ESTO Y PIDO PERDON POR EL ATREVIMIENTO PERO SUFRO MUCHO PORQ SIENTO EN CARNE PROPIA EL SUFRIMIENTO DE MIS HERMANOS, LOS ANIMALES.

DESDE YA MUCHISIMAS GRACIAS POR LA ATENCION Q SIEMPRE ME DISPENSAN Y SE Q TAMBIEN LO HARAN EN ESTA OCASION. TAMBIEN MUCHAS GRACIAS A OSO DE LUZ¡¡¡¡

Laura desde Argentina.

-.-.-

Hola Laura!.

Dentro de una misma escena podemos ver distintos cuadros. Y ver estos cuadros de distinta manera dependiendo dese donde estemos sentados y si sumamos el observador... Vaya diferencia que podemos encontrar entre una mirada y otra no?.

Si vas por las capitales, ves a animales tratados como seres humanos y humanos como animales. Hoy por hoy todo está fuera de lugar.

Tu pedido y envío de Luz claro que vale!.

Días atrás, comentaba el hecho de "aveces" sentarme a comer y agradecer en silencio o no, a cada uno o grupo de los que intervino en hacer llegar el alimento que tengo en mi plato, empezando por el mismo alimento.
Entonces, si es parte de un animal o vegetal honro, agradezco el servicio, la función que en ese momento me está dando tan importante para mi. A tal punto de aceptar, comprender que ha dado su vida por mi.

Pienso, agradezco, ... las manos que lo prepararon recientemente, imagino toda la cadena de comercialización , transporte, preparación para que llegue a mi, imagino lugar de origen... hasta el momento en que es tomado de la tierra, las manos que lo hicieron... Cuanta energía en medio perdida y ganada. Llego hasta allí y lo imagino eso vivo. Le doy las gracias...

Se que con mi evolución y elevación he ido cambiando mi alimentación. Ver las cosas desde otro lugar. Desde el que hoy me toca ocupar. No me culpo por lo antes vivido. Estoy agradecido, porque es desde allí donde hoy puedo ver, sentir la diferencia. En mi consciencia.

Desde allí trato de disfrutar dando gracias por tener esa oportunidad.

Sí. Creo que llega. Estoy convencido eso. Así el animal o vegetal esté ante mi aparente vista muerto, envío pensamientos o símbolos que siento.

Sigamos trabajando en nosotros mismos, en nuestros pensamientos, acciones diarias. Sin reprimir. Tratando de entender. De ver el para qué?.


Abrazo de Oso de Luz

PD: Viste el GRAN porcentaje en la caída de consumo de carne en Argentina?.
No hay mal que por bien no venga.
Lamentablemente no es por cosnciencia sino por $$$. Pero... el cambio de alimentación también hace su gran aporte a que la incrementemos...