Carta 9 - Parte I.

Cristo


CRISTO VUELVE - HABLA SU VERDAD

CARTA 9

Yo, el CRISTO, he venido a través del canal de estas CARTAS porque no puedo volver en forma corporal – o adquirir personalidad humana de nuevo, puesto que resido, y soy yo mismo, en tan finas y elevadas frecuencias vibratorias de consciencia que ninguna forma física humana podría contener mi consciencia espiritual.

Mi único medio de alcanzaros ha sido a través del CANAL de un ser humano sensible, clari-audiente, obediente y dedicada a ‘Dios.’ Nacida para ser el canal a través de quien yo podría observar el tumulto de su azarosa vida activa y los sucesos terrenales.

He podido repasar en profundidad el conflicto y el dolor actual, desconocido en siglos pasados, porque los descubrimientos científicos y tecnológicos, y la disminución de los valores morales y convencionales han dirigido hacia condiciones de vida en la actualidad altamente estresantes y hacia nuevas formas de relacionarse los unos con los otros. A través del canal de esta mente flexible, la condición humana moderna, hasta cierto punto, se ha hecho subjetiva para mí. Sin este conocimiento de la experiencia humana, estas CARTAS no podrían haber sido escritas de ninguna manera para servir de ayuda - como es mi intención - a la condición humana en estos tiempos.

El proceso de eclipsamiento parcial empezó antes de su nacimiento, y siguió en su juventud y vida.

Empezando por una concienzuda desprogramación de su mente y una total purificación de los viejos conceptos, mi ‘canal’ ha estado sujeto deliberadamente a todo tipo de experiencia humana, siendo testigo de las luchas y penas enrevesadas de la vida moderna. Con instrucción, ha salido de sus diversos agujeros de aflicción, culminando en la muerte de su ego, y cautiverio mental/emocional al materialismo; está aprendiendo cómo adentrarse en las frecuencias de consciencia del amor universal y ha tenido experiencia personal de la Realidad de la CONSCIENCIA UNIVERSAL…y así ha sido lo suficientemente purificada para recibir, cada vez más claramente mis enseñanzas para distribuirlas por el mundo.

Bajo mi influencia, se ha retirado de la vida social a un aislamiento y soledad, y en última instancia ha llegado a depender de mí para su voluntad diaria de vivir y para trabajar a través de su total disponibilidad de recibir mis palabras minuto tras minuto, siempre cuando las energías cósmicas y las suyas personales le permiten oír y recibirme.

Confío en su honestidad y dedicación para esperar a oírme con exactitud y se lo hago saber claramente cuando soy Yo quien habla. Hasta que hable ella es incapaz de escribir.

Os he contado esto para que podáis comprender qué energías de CONSCIENCIA CRÍSTICA han dado forma a estas Cartas.

**888**

He venido de nuevo en esta Carta para unir todos los cabos sueltos de mis otras 6 CARTAS y para presentarlas dentro de un CONTEXTO MUNDIAL, mostrando cómo estas enseñanzas son relevantes para cada aspecto de vuestras vidas terrenales y para todas las naciones.

La intención de estas CARTAS es la de ser el ímpetu, el acicate para una apertura personal de la mente y el corazón hacia vuestra FUENTE de SER y, al final, llegar a ser el medio para alcanzar vuestra perfecta comprensión de los efectos del pensamiento y del comportamiento en masa, en cada faceta de vuestra existencia terrenal.

En el pasado, las leyes dadas para el comportamiento nacional se han dirigido a ‘No se debe…. si lo haces ….. esto será el castigo.’ Pero las verdaderas leyes espirituales son enteramente diferentes.

Se expresan así:

‘Porque vosotros y vuestro lugar en la existencia terrenal habéis sido creados de esta manera --- si obráis en armonía con las leyes de vuestra Existencia…. abriréis el sistema entero de vuestras almas, mentes, emociones, cuerpos y circunstancias personales al constante influjo de la Consciencia Divina, vuestra Fuerza de vida. Los frutos de vuestro comportamiento disciplinado volverán a bendecir y cargaros con salud armonía y prosperidad.’

‘Si, por otra parte, ignoráis las Leyes de la Existencia y seguís viviendo como antes de recibir este mensaje, entonces vuestras vidas seguirán siendo interrumpidas repetidamente por el desorden, condiciones climáticas difíciles, plagas en vuestras cosechas, desastres económicos, hambruna, y vidas estresantes.’

He hablado a través de estas Cartas – expresamente – para permitir que tengáis capacidad de alcanzar verdadera y constante paz en la mente, amor espiritual, alegría, y sanación interior de la mente, emociones y cuerpo.

Debéis de haber comprendido ya, que este era también el único propósito tras mi última misión para la gente en la tierra, mostrarles cómo ellos mismos creaban sus propios infortunios.
Habéis sido enseñados por las iglesias ‘Cristianas’ que vosotros que habéis sido creados por ‘Dios,’ debéis hacer culto y agradar a ‘Dios’ guardando sus Leyes. Pero esto no es la verdad. ‘Guardar culto a Dios’ es un rito pagano. Cuando la gente ‘guarda culto a ‘Dios’ le hacen distante y por encima de ellos – ‘inalcanzable y temido’ – pues piensan que qué maldición pudiera enviar a la tierra si la gente no actúa según su voluntad.’

Pero este no fue el mensaje que yo traje a la tierra. Hablé del ‘Padre’ que satisface a todas las necesidades, que respondía al ser llamado, que sanaba cuando se le pedía, que era tanto trascendente a la gente como estaba ‘dentro de ella,’ es decir que el Creador es universal.

La Religión Judía enseñaba que solamente los Sumos Sacerdotes podrían acercarse al ‘Sancto Sanctorium’ y hacer suplicas de parte de la gente. El pueblo podía acercarse a Jehová únicamente mediante los sacerdotes trayendo pájaros y animales que fuesen ofrecidos como sacrificios quemados, para apaciguar a Jehová por los ‘pecados’ de la gente. Por medio de esto, los Judíos obtuvieron el ‘perdón de los pecados’

Yo enseñé a la gente reiteradamente que recibirían el perdón de los pecados del Padre según la disponibilidad de la gente a perdonar a otros, pues sería hecho a ellos según su propio ‘sembrar.’ También enseñé a la gente que si se acercaba al ‘Padre’ directamente y rezaba en términos sencillos, pidiendo lo que necesitaba en la vida, les aseguré serían escuchados y sus plegarias respondidas, con la condición de que rezara con total fe, sin ninguna duda en la mente. Debéis comprender que todo lo que enseñé a los Judíos estaba en conflicto y oposición directa a lo que sus Mayores Religiosos les enseñaban, que es la razón por la cual los Sacerdotes me odiaban y me crucificaron, puesto que les estaba robando sus relevantes puestos destacados como ‘guardaespaldas personales’ del ‘Todopoderoso.’

Por temor a represalias después de mi muerte, los discípulos no rompieron del todo con el Antiguo Testamento. Por eso mucho del pensamiento del Antiguo Testamento fue pasado a la religión ‘Cristiana’.

Los animales fueron sustituidos por el cuerpo y la sangre de ‘Jesús,’ para ser el sacrificio ofrecido por los sacerdotes en el altar. Después de muchos años y al ser Roma el protector de la religión ‘Cristiana,’ igual que los sacerdotes Judíos antes de ellos, los sacerdotes ‘Romanos’ se vistieron con costosas vestiduras, y utilizaron accesorios de plata y de oro en sus ceremonias religiosas.

En los tiempos de Pablo, esto hubiese sido impensable. El suyo fue un mensaje sencillo de ‘salvación por mi muerte en la cruz’ que no era el mensaje que traje a mis compatriotas de Palestina. ÉL estaba perpetuando una tradición Judía al sacrificar a otro para pagar el pecado de uno mismo.’ ¡Qué cobardía más vergonzosa! No obstante Pablo realizó un gran servicio para la humanidad, al poner en marcha un movimiento que sería el medio de bendecir a todas las razas por igual. Explicó a grandes rasgos un modo de pensamiento y conducta diaria que traería armonía en las vidas de aquellos que procuraban vivir según sus enseñanzas.

Es muy probable que algunos judíos tradicionalistas de nuevo rechacen mis palabras a voces, por segunda vez. Se ofenderán con mi continua alusión a la antigua práctica judía de sacrificar a animales y pájaros en el templo para agradar a Dios, y para obtener el perdón de los pecados; pero sean cuales sean sus protestas, el hecho histórico sigue siendo que el Templo era un lugar de ofrecer sacrificios quemados y el olor del mismo se notaba por todo Jerusalén. Yo sabía todo el tiempo, que el edificio entero del Templo estaba dedicado a un mito, un producto de la imaginación del hombre, una racionalización de lo que la mente del hombre no podía comprender espiritualmente.

¡Estuve allí! Sentí las piedras calientes debajo de las sandalias de mis pies y el sol en la cabeza. Discutí con los fariseos, aguanté su risa y su burla con regocijo mío y les observé mientras enseñaban de manera dogmática una forma de vida gravosa, de continua obediencia a tradiciones sin valor con relación a comer y a beber ¡que eran totalmente innecesarias!

¡Estuve allí! A veces mi regocijo encendió una chispa de travesura en mi mente e hice a los Fariseos la misma burla analítica por sus hábitos personales, sus vestimentas ostentosas y sus leyes, como ellos emplearon conmigo, y con mis enseñanzas.

- ‘Es un idiota,’ dijeron, y a voces ridiculizaron mi afirmación ‘El Reino de Dios está en vuestro interior.’

- ‘Dinos: ¿Cómo puede ‘Dios’ estar dentro de una persona?’ gritaron burlonamente.

Usando una lluvia de argumentos despectivos, nombraron a los profetas y compararon sus conceptos del Poderoso Jehová con mis descripciones del sencillo ‘Padre’ a quien incluso le importaban los pájaros.

- ¿Cómo podía ser eso? insistieron, cuando a las aves las sacrificaban regularmente en el templo para pagar los pecados de los hombres?

- ¿Moisés habría instituido tal práctica santa de sacrificios con del fuego de las aves y bestias si tenían alguna importancia a los ojos del Todopoderoso?

Me quedé inmóvil mientras lanzaron sus ataques verbales contra mí. Únicamente tenían la convicción de la tradición Judía para apoyar sus afirmaciones, mientras mi mente había sido imbuida con el verdadero conocimiento de la existencia misma durante mis experiencias iluminadas en el desierto. Me había sido dada comprensión de la universalidad y de la BUENA VOLUNTAD creativa del ‘Padre’ que me permitió percibir y hacer las cosas que ningún Sumo Sacerdote o Fariseo y Saduceo o Escriba jamás podría hacer.

Porque comprendía la naturaleza de nuestra FUENTE de SER, podía imponer las manos en un hombre lisiado con confianza y otorgarle la plena salud de nuevo. ¿Quién podría medir este conocimiento frente a las ridículas leyes tradicionales de los Sacerdotes? Los Sacerdotes, los Fariseos y todo el resto de la jerigonza religiosa sabían que ninguno de ellos podían hacer tales cosas y, por esta razón, me odiaron al retar a su autoridad; me odiaron por mi fuerza frente a su oposición, y me injuriaron por atraer a las multitudes cuando hice algún ‘milagro’ que nadie podía negar.
Ahí estaba, a plena luz del día, a la vista de todos, un acto de amor que los Fariseos aseguraban que únicamente podría hacer Dios y por tanto yo debería ser ¡hijo de Satanás! No vieron la curación como un acto de amor sino más bien una inexplicable usurpación blasfema del papel de ‘Dios.’ Me acusaron de ‘presumir’ de mis poderes mágicos pero no podían decirme cómo había adquirido tales poderes mágicos, y por tanto decidieron que debía ser un hijo de Belcebú.

Ahora que he explicado la situación, debe estar tan claro para vosotros que leéis estas palabras – como estaba clarísimo para mí que en aquel momento en Palestina, la jerarquía entera del Judaísmo estaba compuesta por hombres prepotentes, egocéntricos y confusos que vivieron únicamente según normas y leyes. Cuando se les retó a hacer uso de sus mentes, sus cerebros no pudieron arreglárselas, cayendo en espasmos altamente emocionales de ira escandalosa.

¿Era de preguntarse por qué cuando fui traído ante el concilio, guardé la tranquilidad y me negué a comunicarme con tales mentes obtusas?

Sí, realmente estuve allí en Palestina, hace 2000 años. Viví entre los hombres y mujeres sencillos, los cuales habían sido enseñados a temer a Jehová de manera real, y que estaban obsesionados por pagar los sacrificios en la hoguera para protegerse del castigo por sus pecados. Fui criado, adoctrinado en el temor de Jehová, pero había nacido para sacar a los Judíos de su largo sueño de mito y falacia, y para liberarlos de su gravosa historia de guerras y derramamiento de sangre, reyertas y discusiones en las que se exigía una cabeza por la pérdida de un ojo, de pecado oculto y secreto que no contaba para nada si nadie se enteraba. Si era descubierto, entonces todo el peso de la Ley Mosaica caía sobre su cabeza sin compasión o clemencia, ni siquiera un pensamiento vacilante, por las circunstancias verdaderas que envolvía la trasgresión

Porque había nacido con la misión de abrir las mentes y corazones de los judíos a la Realidad que les había dado la vida y el ser. Incluso desde una edad temprana rechacé las enseñanzas Judaicas. Alguna profundidad secreta de mi instinto espiritual se rebelaba contra la antiquísima intención Judía de dejar a otro ser vivo llevar la responsabilidad y ‘pagar el precio’ por su propia rebeldía y pecado. Incluso más que eso, no podía aceptar que un ‘Dios’ que supuestamente creó tal mundo maravilloso se regocijara con los sacrificios de aquello que era de su propia creación, para la cual había suministrado abundantemente.

Me era imposible tener respeto por tales creencias y prácticas ilógicas. Tras mi iluminación en el desierto, me volví apasionado en mi rechazo de las tradiciones judías.

Igual que vine en cuerpo humano hace 2000 años, para rescatar a la nación judía de un edificio de prácticas religiosas artificiales, gravosas, hechas por el hombre, así he venido a través del Canal de estas Cartas, que están distribuidas por todo el mundo, para dejar absolutamente claro que la ‘religión Cristiana’ de ninguna manera refleja mi verdadero mensaje CRÍSTICO, ni como lo enseñé en Palestina, ni en este momento actual cuando estas Cartas despertarán la furia y la condenación de los ‘cristianos’ ortodoxos. La religión cristiana como se profesa en este momento, es simplemente una mezcolanza del confuso pensar de los recuerdos selectivos de mis discípulos y de las homilías meritorias de Pablo, y de otros primeros escritos. Mucho después, cuando al impacto del Cristianismo le faltaba el efecto visual de los dioses y diosas de los romanos, la religión cristiana se adornó de tonterías ‘teatrales’ pero ‘convenientes,’ para impresionar a aquellos a quienes el Imperio Romano Eclesiástico deseaba atraer a su redil. Este Imperio más tarde impuso cargos monetarios a la gente crédula, incluso más inicuos que los impuestos exigidos por el Imperio Romano seglar sobre las naciones conquistadas. ¡Ni siquiera César exigía pago para que las almas ganaran entrada en el cielo!

Quizás te preguntes porqué soy tan explicito en mi rechazo del ‘Judaísmo’ y de la ‘Cristiandad.’ Es vital, para el éxito de la distribución de mi MENSAJE CRÍSTICO que la gente comprenda la verdadera naturaleza de las religiones que han tenido a la gente en sus garras hasta el siglo veinte. Hasta que no se den cuenta de las bases míticas en las cuales se han edificado todas sus convicciones, a la gente le será difícil soltar sus tan arraigadas creencias.

Por favor entended que cuando hago tales afirmaciones me refiero a la ‘Religión Cristiana,’ a ‘los principios de fe,’ al ‘dogma y teología.’ No me refiero a aquellas grandes almas espirituales que han buscado y siguen buscando a Dios y a la Verdad más allá del dogma y de las creencias. Muchas de estas han recibido mi inspiración en sus mentes y corazones pero tienen miedo a soltar sus fervorosas creencias. Están obstaculizadas por las prácticas religiosas. Ha llegado la hora de que se desprendan de ellas y, de que crezcan en espiritualidad y comprensión de su verdadera FUENTE de SER y que lleven a sus congregaciones con ellos.

A las Iglesias ‘Cristianas’ de toda denominación digo ‘¡Despertad!’ Ha llegado la hora de moverse y actuar, después de un largo sueño poco apropiado, cuando la razón ha estado reprimida por tradiciones hipnóticas y emocionales. Estas han sido transmitidas, a través de los siglos, por una sucesión de gentes que afirman ser la autoridad más alta de todo lo que yo enseñé en Palestina. No tengáis miedo de las consecuencias si examináis vuestras creencias pasadas y queréis limpiarlas en vuestro pensamiento. Deshaceos de las telarañas de los engaños y ¡PENSAD!

Cuando los ministros ‘Cristianos’ aceptéis plenamente que Yo, el Cristo, he vuelto de verdad para hablar con la gente, por todo el mundo, ‘como un rayo cayendo del este al oeste, y estéis dispuestos a enseñar mi verdadero mensaje desde el púlpito veréis que vuestras iglesias se llenan de nuevo de gente ansiosa de encontrar y contactar con la Realidad que les dirigirá a vivir en total armonía con su VERDAD del SER. Si no, vosotros ministros de la religión, que voluntariosamente y de manera egocéntrica seguís enseñando el dogma del ‘Cristianismo,’ para guardar las ‘apariencias’ y vuestros salarios, veréis morir vuestra religión, de muerte natural, durante los próximos treinta años y seréis abandonados por vuestras congregaciones, que ya están presintiendo que vuestras palabras son simplemente palabras, en las cuales no hay vida espiritual. Veréis a vuestras iglesias tomadas por aquellos que se hayan dado cuenta que Yo mismo, de veras, he vuelto a la humanidad para mostrarles el camino para encontrar y entrar en el ‘Reino del Cielo.’

También existirán aquellos cuyas posiciones de autoridad estarán amenazadas por estas Cartas de Cristo – por Mí. Se opondrán poderosamente. Habrá vilipendio de toda índole, a través de toda clase de medios, desde las personas sin escrúpulos que provocan la ira de la gente para hacer dinero, hasta el destructivo y vengativo sensacionalismo.

He de deciros que cuánto más grande sea el alboroto mundial, más velozmente alcanzarán y convencerán mis Cartas a aquellas personas que están hartas de las antiguas creencias, que por fin han oído la sencilla VERDAD del SER. Rápidamente responderán a su amor y llamada para dejar los niveles más bajos de la consciencia humana y comenzar su ascensión hacia niveles espirituales más elevados, donde empezarán a experimentar el primer influjo de paz y contento interior.

Habrá conflictos a través de la industria del espectáculo, puesto que más y más personas reconocerán y se volverán en contra de la violencia y degradación con la cual la consciencia entera de su mente, sus emociones, y su cuerpo han sido alimentados, por ‘DEGENERADOS’ obsesionados por hacerse una fortuna.
Estos morbosos del espíritu han comprendido la extraña fascinación, por lo impío y macabro, de la gente ignorante. Ha sido tan saciada con la seguridad, confort y lujo del siglo XX, que ya no encuentra felicidad en ellos. Necesita emociones para estimular su consciencia hastiada.

Si fuesen las vidas de las personas, tan horribles como se presentan en el espectáculo que ven a diario, volverían la mirada de sus pantallas en busca de algo más hermoso y calmado, para que sus sistemas nerviosos torturados descansasen. Sin embargo, si reflexionáis con sinceridad en las condiciones de vuestras vidas actuales, os daréis cuenta de que ya están convirtiéndose en un espejo de todo lo que la industria del espectáculo os ha proporcionado en los últimos 50 años.

La gente ha sido alimentada con los peores escenarios posibles por el sensacionalismo del cine, TV, libros y los medios de comunicación, y ahora se queja de que la sensación de seguridad anterior, de la que antes disfrutaba, les ha sido robada.

Os veo en la tierra actualmente protegidos en vuestras casas, detrás de vallas eléctricas, altos muros de barrotes con punta, guardados por guardaespaldas quienes traicionan y asesinan a la gente que está al cuidado de ellos mismos: Veo a hombres y mujeres que anteriormente caminaban por las calles y caminos de noche sin miedo, ahora encerrados detrás de puertas de seguridad, temerosos de los ataques más despreciables y brutales. Veo a razas traumatizadas por su propio pueblo. Veo genocidio, revoluciones, bombardeos, asesinatos, matanzas sin sentido de toda índole.

Los asesinados pasan a su próxima existencia todavía traumatizados por la conmoción de su paso inesperado. Les veo y les administro, si son capaces de ver y de recibirme. Mucha, mucha gente está muy lejos de estar preparada para adelantarse a una forma de existencia más alta y se queda en las sombras hasta que se liberan mediante la reencarnación. La vida terrenal se ha convertido en el infierno que representáis en la pantalla, y en vuestra literatura. ¿Por qué? Porque vuestra llamada ‘cultura’ civilizada permite que la brutalidad en todas sus formas pervertidas, entre en vuestros hogares a través de vuestra TV, para vuestra estimulación y excitación. Lo habéis querido – y ahora lo tenéis en su forma más real – dentro de vuestras experiencias diarias. Nadie está inmune de estos desastres que os habéis ocasionado.

¿Es de preguntarse porque Yo, el Cristo, he regresado a vosotros, en estos momentos, para explicaros lo que os habéis provocado?

¿Cómo sería posible que mi cuerpo espiritual de AMOR se quedara lejos de tal agonía del espíritu, y no acercarme a rendir ayuda, cuando la ayuda es posible? Por tanto, como antes decía, no estoy solo en mi obra. Hablo por todos los Maestros mientras hablo a través de estas Cartas. Cada Maestro está administrando a aquellos que siguen sus enseñanzas terrenales. Cada Maestro está llamando a sus seguidores que leen esto, para que hagan caso, recen, para que puedan absorber la VERDAD dentro de estas páginas y que luchen por purificar sus pensamientos y acciones convirtiéndose en el amor personificado para todos.

Pero estas Cartas pondrán en movimiento una Tiempo de Cambio.
Cuando la gente se despierte, de verdad, a lo que se le ha hecho a su consciencia, en todo el mundo, por parte de avariciosos, inescrupulosos, y degenerados magnates, experimentará enojo extremo. El público empecerá a reconocer las maneras insidiosas y retorcidas con las cuales se hayan visto paulatinamente engatusados en las redes de la abominación.

Y Yo, el Cristo, he de contaros que cuando esto ocurra, ya no encontraréis la palabra ‘abominación’ anticuada y desfasada. Percibiréis, con claridad la diferencia entre las formas vivificantes de la consciencia saludable, palabras – y los patrones de consciencia destructivos. Vais a rebelaros y cada país llamará a las ‘formas de consciencia’ destructivas – abominación.

Los padres verdaderamente amorosos y concienzudos, se harán especialmente críticos contra la forma actual de espectáculo y evitarán que sus hijos sigan viendo la decadencia del desagradable lenguaje emotivo, la violencia desenfrenada, el sexo emocionalmente superficial y promiscuo, que actualmente se ofrece en vuestras pantallas, en libros y en los medios. Vuestra sociedad está plagada de estas creaciones de consciencia, bajas y despreciables, que luego se realizan en las vidas y acciones humanas.

Los padres también llegarán a darse cuenta que, las FORMAS de CONSCIENCIA creadas en las mentes de sus hijos son las bases, cada vez más amplias, de las vidas futuras de sus hijos como adultos, deben empezar a investigar los valores éticos que se enseñan en los colegios. Ya no se preocuparán los padres de que enseñen la religión en los colegios, puesto que esto será de interés tan solo para una minoría, pero pondrán un serio interés en la clase de filosofías de vida, las actitudes, argumentos, conflictos, afirmaciones apoyadas o toleradas en los colegios del futuro, igualmente por los profesores como por los alumnos.

Se formarán grupos para empezar pequeñas escuelas fundadas en estas Cartas, puesto que el viejo material basado en datos objetivos se abandonará por obsoleto. Se pondrá énfasis en los idiomas, las artes, la lógica, el arte de la eficaz comunicación inspirada, el desarrollo de la imaginación creativa, constructiva, las matemáticas y ciencias y las destrezas manuales.

El currículo se centrará en el desarrollo de una habilidad para diferenciar entre la verdad y el mito, para poder percibir claramente los valores más altos que deben ser adoptados y apreciados, y la manera más productiva y constructiva de ponerlos en uso en la vida, para mejorar las condiciones de uno mismo, de la nación, y del mundo en general. También se enseñará cómo llegar a ser competente en aquellas ciencias y destrezas manuales que harán capaz de trabajar alegremente y con éxito dentro de su campo elegido de esfuerzo. Los niños serán enseñados dentro de una nueva aura de interés y amor y se les mostrará cómo contribuir a tal interés y a al afecto en el aula. Se les animará a trabajar con alegría y contento. Si esto no llega fácilmente, al niño infeliz se le mostrará como la alegría y la felicidad pueden ser alcanzados y será retribuido cuando tenga éxito.

Se valorará a la gente, según su compromiso en la búsqueda de los niveles más elevados de pensamiento espiritual y de su dedicación en servir a los intereses de los desfavorecidos y de las comunidades en general.

Es un asunto de extrema urgencia que la gente de todo el mundo reconozca que la VERDAD es que habéis nacido para individualizar y expresar lo UNIVERSAL – la FUENTE de tu SER – de una manera evolucionada, que finalmente alcanzará la cúspide de la manifestación INDIVIDUALIZADA de tu FUENTE de SER:–




Continuación:
http://trabajadoresdelaluz.com.ar/nota.php?1401

11464 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo