Los cuerpos de la mente. Los Cuerpos Temporales.

Annie Besant


A.- EL CUERPO MENTAL
B.- EL CUERPO CAUSAL
C.- EL CUERPO ESPIRITUAL
* D.- CUERPOS TEMPORALES
E.- EL AURA HUMANA


D.- CUERPOS TEMPORALES

No debemos dejar fuera de nuestra revista de los cuerpos del hombre, otros vehículos temporales, a los que pueden darse el nombre de artificiales. Cuando un hombre principia a emanciparse del cuerpo físico, puede usar del astral; pero mientras se halla funcionando en él, se encuentra limitado al mundo astral; sin embargo, le es posible usar del cuerpo mental, el del Manas Inferior, para pasar a la región devachánica, y en él puede abarcar los planos astral y físico, sin obstáculo ni impedimento alguno. El cuerpo de que hace uso en este se llama el Mayavi Rupa o cuerpo de ilusión, que es el cuerpo mental, arreglado de cierto modo, por decirlo así, para una actividad especial. El hombre modela el cuerpo mental a semejanza suya, y se halla entonces temporalmente en este cuerpo artificial en aptitud de atravesar a voluntad los tres planos, elevándose por encima de las limitaciones ordinarias que le son propias.

Este es el cuerpo artificial que tan a menudo se menciona en los libros teosóficos, en el cual una persona puede trasladarse de un país a otro, pasar asimismo al mundo de la mente para aprender allí nuevas verdades y obtener nuevas experiencias, trayendo luego a la conciencia del estado de vigilia los tesoros así reunidos. La ventaja de usar de este cuerpo superior, consiste en que éste no está sujeto al engaño e ilusión del plano astral, como sucede al cuerpo astral.

Los sentidos astrales no ejercitados se extravían con frecuencia, y se necesita mucha práctica antes de poder confiar en lo que muestran; pero este cuerpo mental, temporalmente formado, no está sujeto a semejantes decepciones; ve y oye en verdad, y no hay ofuscación que se le imponga, ni ilusión astral que pueda engañarle; por tanto, es el que preferentemente usan los que están familiarizados con tales excursiones, formándolo cuando necesitan de él y dejándolo cuando no les hace falta; de este modo aprende el estudiante muchas veces lecciones que de otra manera no hubiera podido saber, y recibe instrucciones que no hubieran podido llegar hasta él.

Se ha dado también a otros cuerpos temporales el nombre de Mayavi Rupa, pero es mejor aplicar sólo este término al que acabamos de describir; pues un hombre puede aparecerse a distancia en un cuerpo que en realidad es más bien una forma mental que un vehículo de conciencia, aunque esté revestido de la esencia elemental del plano astral. Estos cuerpos son, por regla general, meros vehículos de algún pensamiento particular o de un deseo vehemente, y fuera de esto no se muestran conscientes, por lo que sólo los mencionamos de pasada.



Extracto de EL HOMBRE Y SUS CUERPOS
ANNIE BESANT

110 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo